Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Aforamientos en Andalucía: La casa por el tejado


Miguel Ángel Vázquez
Periodista y senador socialista

➤ El aforamiento es una figura que permite a determinadas personas por el cargo o la función que desempeñan gozar de un fuero distinto y no son juzgadas por instancias ordinarias. Esta situación especial afecta a unas 250.000 personas, la mayoría, unas 232.000, forman parte de las fuerzas de seguridad del Estado. El resto son jueces y fiscales (unos 10.000), integrantes de instituciones del Estado, cargos públicos y la familia real. Eso no significa que no tengan que pasar por el Supremo o tribunales superiores de Justicia de cada autonomía a rendir cuentas. Sin embargo, en los últimos tiempos este fuero particular se ha calificado como privilegio de quienes los disfrutan y se ha hecho mucha demagogia con su eliminación. Pues si hay que quitarlos, hágase para todos sin excepción, a escala nacional y no usar este debate cínicamente para desacreditar a la política y los políticos. Quien no tiene nada que temer ni que ocultar le da igual el tribunal que lo juzgue.


Hago esta reflexión previa porque el nuevo Gobierno de Andalucía, el trifachito de las derechas y la extrema derecha, ha anunciado el inicio del trámite para eliminar esta situación jurídica sólo para los cargos políticos en Andalucía. Es una medida que Ciudadanos insiste en sacar adelante en esta comunidad pero no impulsa en España ni en aquellas autonomías donde gobierna con o apoya al Partido Popular. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, lo incluyeron en el pacto de investidura con el PP y se les agota la legislatura, queda menos de un mes para la disolución del Parlamento autonómico, y no se han rasgado las vestiduras por el supuesto incumplimiento. Como sí hicieron en Andalucía rompiendo la colaboración con el PSOE, negándose siquiera a negociar los presupuestos de 2019 y provocando la convocatoria anticipada de elecciones.
El anuncio del Ejecutivo andaluz de PP, Cs y Vox se quedará aquí también en fuegos de artificio, un movimiento de cara a la galería sin visos de prosperar
El anuncio del Ejecutivo andaluz de PP, Cs y Vox se quedará aquí también en fuegos de artificio, un movimiento de cara a la galería sin visos de prosperar. Y es que hasta el propio presidente, Juan Manuel Moreno Bonilla, lo ve complicado. Su puesta en marcha necesita en Andalucía la reforma del Estatuto de Autonomía, con una mayoría cualificada de dos tercios del Parlamento, la remisión a las Cortes para su validación y su aprobación posterior por referéndum. Un camino largo y que exige un amplio consenso. Lo que pretenden es comenzar la casa por el tejado. Una medida de estas características requiere un gran acuerdo nacional y una aplicación en todo el territorio, no parches autonómicos que romperían la igualdad que hipotécticamente quieren conseguir con esta iniciativa.
¿Llevará el Partido Popular la eliminación de los aforamientos, todos los aforamientos, en su programa para las próximas elecciones?
¿Llevará el Partido Popular la eliminación de los aforamientos, todos los aforamientos, en su programa para las próximas elecciones? ¿Exigirá Ciudadanos su aplicación en todo el territorio nacional y no sólo en aquellas comunidades donde le interese un titular en los medios de comunicación, muy al estilo del “perturbador” Rivera? Menos demagogia y más rigor para afrontar este asunto de manera global. Insisto, si hay que eliminar esta figura, hágase en toda España y para todos. Solo así sería justo y oportuno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario