Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Guirao, ¿paracaidista?


Juan Torrijos
Periodista

➤ No se puede alegar que Pepe Guirao, ministro de Cultura en funciones en estos momentos, sea un político “cunero”en Almería. Su cuna de nacimiento en esta provincia la tiene. ¿Y candidato paracaidista? Se podría decir que al cabo de un tiempo sin saber nada de él, Sánchez lo sube al Falcon, le pone un paracaídas en la mochila y le hace descender junto al ya eterno paseante almeriense.

José Guirao, ministro de Cultura (Youtube)

Nació en estas tierras (cierto), dio sus primeros pasos políticos en su Pulpí nativo (concejal fue), siguió camino por la Diputación Provincial (donde dejó una inmejorable impronta cultural como responsable de esta área) y acabó su carrera política profesional entre sus paisanos almerienses en el Ayuntamiento de la capital (donde vivió los peores momentos de un joven y prometedor político, con enfrentamientos entre sus propios compañeros en y por culpa del área de Urbanismo) con Santiago Martínez Cabrejas de alcalde. ¿Qué tendrá urbanismo, señor, qué tendrá? Se marchó a Sevilla, ¿o se le buscó una salida en Sevilla?, siguió camino por los madriles de la nobleza, el arte y la cultura, y no creo que ni él mismo pensara remotamente en volver a tener que entrar en la pelea activa y callejera de la política almeriense.

Pero ahí lo tienen. Impuesto en el número uno de la lista por la provincia tras la llamada de Ferraz y dispuesto con su enjuto cuerpo a recibir puñaladas traperas. Dejemos el tema de las listas del PSOE y sus estrategias para otro momento. Desde que Pepe Guirao se fue a la tierra del oso y del madroño no ha prodigado demasiado sus visitas a Almería. A Pulpí a ver a la familia y poco más. Algún acto oficial en la capital, pero siempre alejado de la política y de su partido. No le debe hacer ninguna gracia al señor Guirao tener que entrar de nuevo en las escaramuzas de los compañeros del PSOE almeriense, que tan malos recuerdos le traen de lejanos tiempos en el Ayuntamiento de la capital, pero las circunstancias mandan, señor Guirao, y en estos momentos no le puede negar a Pedro Sánchez el acompañarle en la candidatura después de haberle nombrado ministro de su gobierno.

Cuando se quiso buscar un refugio donde disfrutar de asuetos y fines de semana el paisano no ha mirado para este sur, el suyo. ¿Está muy lejos física o emocionalmente para él? El tiempo nos dirá si Almería recupera un político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario