Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La glorieta de La Simona en Garrucha


Adolfo Pérez López
Exalcalde de Garrucha

➤ Cuando un gobierno, sea nacional, autonómico o local, toma posesión de su función gubernativa, existe la cortesía política de dejarlo hacer sin ninguna crítica en los primeros cien días, tanto por parte de la oposición como de los medios de comunicación. Y es lo que voy a hacer respecto a Garrucha, aunque no se trate de un nuevo gobierno municipal ya que los siete miembros que lo componen son los mismos de los cuatro últimos años, pues no ha existido ninguna renovación entre ellos, cosa que llama la atención y da lugar a que uno se pregunte si los siete son igual de buenos para haber repetido. Al parecer ha sido así dado el resultado electoral obtenido. La cuestión es que los siete siguen cobrando su buen sueldo gracias a los votos recibidos. Y todos tan felices tras el alborozo de la noche electoral.

La futura glorieta de La Simona, en Garrucha

Acogerme la cortesía política de los cien días no significa que me impida escribir sobre el eterno problema de la rotonda del cruce de La Simona que viene de lejos, ya que la alcaldesa María López lo ha puesto sobre el tapete en su discurso de toma de posesión del 15 de junio último. También he de referirme a dos temas del mandato anterior. Siendo este el momento de hablar de ellos para que todo quede bien claro, en su justo lugar. Se trata de asuntos sobre los que la gente debe estar informada para ir conformando su opinión sobre como funciona la gestión municipal, pues me parece que si yo no les cuento lo que pasa en el Ayuntamiento nadie lo va a hacer.

Según la nota publicada por el gabinete de prensa del Ayuntamiento la alcaldesa María López, en su discurso de investidura del pasado día 15, dio cuenta de un plan de acción para el “despegue definitivo de Garrucha”, y entre las acciones que enumeró se refirió a:“La mejora de los accesos al pueblo con la construcción de dos nuevas rotondas.” Una de ellas, claro está, es la del cruce de La Simona. Es evidente que si en tan solemne acto la alcaldesa le ofrece al pueblo la obra de la rotonda es porque la considera un proyecto estrella del nuevo mandato del equipo de gobierno.

Ahora veamos la realidad del asunto. El 20 de marzo de 2016 (hace más de tres años), el Ayuntamiento publicó una nota de prensa en la que afirmaba que se haría la rotonda en el peligroso cruce de La Simona, y añadía que el PP, en sus ocho años de gobierno municipal, no fue capaz de solucionar, pero que gracias a que el gobierno socialista del Ayuntamiento de Garrucha había reactivado el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) la obra se llevaría a cabo como objetivo prioritario a finales de 2016 o inicio de 2017. Y como refuerzo de la veracidad de lo anterior, copio las dos frases textuales que al respecto dijo la alcaldesa María López entonces:

“Lo que no podemos permitirnos es tener en los cajones las infraestructuras que nos van a permitir crecer, dar servicios a la altura de lo que hoy es Garrucha y de lo que queremos que sea mañana. Nuestros accesos son nuestra imagen y esa rotonda tendría que estar ya hecha, pero claro, si se pierde el tiempo y el dinero de los ciudadanos en comprar miles de toallitas de manos que no gastaremos ni en tres generaciones, te encuentras una ciudad que no ha avanzado en ocho años para el bien común, sólo en beneficio de unos pocos.”

Y añadió: “Así también enseñaremos la diferencia entre para qué quiere el PGOU un gobierno del PSOE y para qué lo quieren otros partidos que viven soñando en el pelotazo urbanístico.”

Pues bien, después del énfasis de la alcaldesa y del desprecio a la oposición, han transcurrido más de tres años de esas palabras y la rotonda sigue durmiendo el sueño de los justos, lo mismo que el PGOU, pero ahora María López nos quiere ‘vender’ la primicia de una obra nueva para su gestión municipal del mandato que ahora comienza. 

Los lectores que siguen lo que se dice en los medios de comunicación sobre los asuntos municipales de Garrucha se acordarán de que el 9 de noviembre de 2017 (hace 32 meses) el Ayuntamiento daba cuenta de que la alcaldesa y el concejal Gallardo en su viaje a Madrid habían obtenido la promesa de la Dirección General de Costas del rescate del proyecto de prolongación del paseo marítimo (desde el castillo a la gasolinera) para actualizarlo y ejecutar la obra. Según dijeron esperaban que el proyecto saldría enseguida a información pública y que la obra se realizaría a finales del año 2018. Desde entonces nada se ha dicho, ha desaparecido del programa electoral socialista y la alcaldesa ni lo ha mencionado en la toma de posesión.

Como tampoco ha dicho nada de la playa del castillo, de la que nunca ha querido saber nada como es bien sabido. Sin embargo, después de que gracias a mi gestión se consiguiera que el Ministerio requiriera a la Agencia Pública de Puertos de Andalucía para que construya dicha playa, sería el momento de que la alcaldesa se preocupara de que la obra se lleve a cabo cuanto antes.

Así es que la alcaldesa María López no puede ufanarse del despegue definitivo de Garrucha si en su programa electoral no aparecen esas obras, que serían fundamentales para ese despegue del que presume, y de las que ha prescindido en su discurso. Pienso, pues, que lo bueno para Garrucha sería un poquito de más eficacia en la gestión municipal y un poquito menos de folklore. Respecto al grado de cumplimiento de su programa el tiempo lo dirá; les tendré informados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario