Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El 'aspecto económico', tras la rebelión de Vox en El Ejido


Simón Ruiz
Periodista

La dirección nacional de Vox ha frenado en seco la rebelión de sus siete concejales en el Ayuntamiento de El Ejido y ha decidido abrir un expediente de expulsión a dos de ellos: Juan José Bonilla y Rosa María Martín Escobar. En menos de 24 horas, el partido que preside Santiago Abascal ha decidido prescindir de esos dos concejales por no acatar las órdenes que les llegaron desde Madrid, las de apoyar como diputado provincial del Poniente almeriense al concejal Juan José Ibáñez Salmerón como diputado provincial de la Junta Electoral de Berja.

Juan José Bonilla (loa)

Aún no se sabe qué pasará con los otros cinco concejales ejidenses rebeldes, que apoyaron como diputado a Bonilla y como suplente a Martín Escobar. La primera reacción de los siete ediles de Vox en El Ejido es la del silencio, pero podrían pasar todos ellos al grupo de no adscritos, y con la incertidumbre de qué pasará con el pacto de gobierno con el PP a finales de la semana pasada.

A media mañana de ayer, la dirección nacional de Vox se pronunciaba sobre el conflicto desatado el día anterior y tramitaba la expulsión de esos dos concejales por ir “contra la decisión” que se les transmitió desde Madrid.

“La decisión de la dirección del partido fue que el diputado provincial debía ser Juan José Ibáñez, concejal elegido en el municipio de Adra. Contra esa decisión, Bonilla y Martín decidieron apropiarse del cargo. El primero como titular del mismo y la segunda como suplente”, explicaron desde Vox, mientras recordaban que “durante los últimos días, desde el departamento de Organización del partido se ha intentado que Bonilla cumpliera las directrices marcadas, a lo que se ha negado alegando que ese cargo le correspondía a él”.

En el comunicado, Vox también confirmaba el trasfondo económico en esta crisis. “Bonilla llevó a cabo la negociación para la formación del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de El Ejido. En ese municipio Vox fue la segunda fuerza política tras las elecciones municipales, en las que obtuvo 7 concejales de los 25 ediles, por detrás del PP con 9. Durante las negociaciones, Bonilla impuso la necesidad de mantener como liberados, a cargo del consistorio, a seis de sus concejales, contando con que él sería liberado como diputado provincial”.

La dirección nacional explica también que el expediente de expulsión de Bonilla y Martín, que ya ha sido iniciado, “se basa en la negativa del concejal Bonilla a aceptar las decisiones del partido y a su decisión por anteponer la ambición personal al trabajo por la mejora de la situación de los ciudadanos”.

Desde Vox, destacaron en la nota de prensa, “no se va a tolerar que ninguno de sus cargos electos use este partido como plataforma para satisfacer sus intereses personales. Un extremo del que ya se le había advertido durante la campaña de las pasadas municipales desde el equipo de Organización del partido ante actitudes poco claras de Bonilla”.

El partido “ya ha comenzado la reorganización” de Vox en El Ejido, adelantaban desde Madrid, dando a entender que se prepara una nueva dirección política.

En el comunicado no se alude para nada al futuro del pacto de gobierno PP-Vox en el Ayuntamiento de El Ejido.

Tras la negociación con los populares, el partido verde lograba hacerse con la futura gestión municipal de las áreas de Urbanismo, Vivienda, Ordenación del Territorio, Servicios Sociales, Personal, Sanidad y Consumo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario