Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Almería pesquera

Antonio Felipe Rubio
Periodista

➤ Hace unos años presencié una escena muy desagradable en el stand de Almería en la feria Fruit Logistica de Berlín. Los protagonistas del lance eran el consejero de Agricultura y el delegado provincial del ramo. El consejero espetó airadamente al delegado almeriense que “no iba a permitir más que Almería fuese por libre (…) y que se olvidaran los expositores de las subvenciones de la Junta si no se incluían en el paquete conjunto que organizaba la agencia Extenda”. Además, uno de los “argumentos” que el consejero exhibió con vehemencia se refería a la enorme diferencia que existía entre Almería y Andalucía, ya que el stand de Almería era ostensiblemente más amplio, decoroso y animado que los cuchitriles que Extenda reservaba para las provincias que se tenían que desenvolver en pequeños espacios, decoración exigua y un servicio de restauración que me recordaba el Hogar del Soldado de mi regimiento.

Paisajes con sabor

La decisión del consejero iba por equiparar a la baja en vez de igualar al alza. Si el stand de Almería le impresionó por presencia, lucimiento y eficacia lo lógico sería adoptar ese procedimiento para mayor lustre y gloria del resto de Andalucía. Sin embargo, prefirió ir por la tremenda y con la típica amenaza de la subvención (lo acostumbrado en el escenario de la paguica y el providencialismo).

Gracias a la gestión de profesionales como Pepe Cosano, Salvador García, Simón Carrillo… se alcanzó un envidiable nivel de presencia en la feria berlinesa, desarrollando un magnifico stand que materializó con acierto Renta Todo y que aglutinaba a las empresas almerienses del sector con la eficacia que aconsejaba una diferenciación del modelo productivo y canales de comercialización de los productos hortofrutícolas almerienses que, dicho sea de paso, no tiene nada que ver con el arroz de Sevilla, el espárrago de Granada o la fresa de Huelva.

A pesar de que la empresa que yo representaba decidió renunciar a la subvención y continuar con una mejor y diferenciada presencia de Almería, argumento justificado por nuestro volumen, peculiaridad, necesidad de promoción exterior por las dificultades logísticas que imponían las carencias en infraestructura… a pesar de todo, la Cámara “Oficial” de Comercio transigió, y en las próximas ediciones a Almería la mandaron al carajo; allí, junto al extintor.

Expuesto lo anterior, es lógico deducir el desvelo de la Junta, para y con Almería. Nadie podría pensar que, de existir posibilidad alguna de promocionar paisajes o sabores de Andalucía, Almería quedase al margen, especialmente por el exhibido el berrinche del consejero por incorporar e incluir a Almería en los acogedores brazos institucionales de Andalucía.
Justo el mismo día que Almería vestía de largo su candidatura a Capital Gastronómica 2019 en el Teatro Real de Madrid, Susana Díaz presentaba la campaña “Andalucía, paisajes con sabor”, sin contar con la provincia que pretende el protagonismo nacional en rutas, sabores y aromas
Hace unos días conocí la campaña “Andalucía, paisajes con sabor”. En el desarrollo de la citada campaña se relacionaban 10 rutas, y, sin continuar en la descripción del contenido, ¡oh, pobre e iluso de mí! Pensé que se trataba de las 8 provincias andaluzas y, como gentileza especial hacia las españolas ciudades de Ceuta y Melilla, la Junta iba a otorgar un merecido recuerdo a estas localidades que, por desgracia, muchas veces quedan olvidadas por la preeminencia peninsular. Ya saben: ocho más dos igual a diez; pero no. La Junta (la que puso en el cartel que “junta” voluntades durante los diez años de retraso de la A-92) se olvidó de Almería y Jaén en favor de otras provincias que vieron redoblada su cuenta en rutas y sabores.

La presentación de la campaña se realizó en Isla Mayor (Sevilla), sede de una de las destacadas rutas con sabor. Fue allí, en la cuna andaluza del Oryza sativa, donde la presidente de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, repartió arroz para unos y “leches” para otros.

Justo el mismo día que Almería vestía de largo su candidatura a Capital Gastronómica 2019 en el Teatro Real de Madrid, Susana Díaz presentaba la campaña “Andalucía, paisajes con sabor”, sin contar con la provincia que pretende el protagonismo nacional en rutas, sabores y aromas. En fin, nada mejor para afianzar la “inequívoca convicción e irrenunciable complicidad” de los representantes de la Junta que posaron para plasmar el denodado apoyo a la candidatura almeriense. 

Por otro lado, y como ya viene siendo habitual, la brillantez del secretario provincial socialista justificaba la exclusión de Almería alineándose con los intereses de la Junta de Sevilla: “Ya hay una campaña para la promoción del Levante, y con más dinero”. Es decir, para qué vas a cenar si ya has almorzado. 

Aunque ya se conocen los desvelos de Susana para diferenciarse de Sánchez, existen comportamientos miméticos en las rectificaciones y en el acierto sólo cuando corrigen. Ahora, el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, anuncia que “se van a incorporar a las rutas Almería y Jaén”. En el caso de Almería el slogan que se han currao para nuestra provincia es “Almería pesquera”. Extraordinario claim que sería el adecuado para actividades comerciales de primer orden socioeconómico en toda una provincia, exactamente como ocurre con los puertos de Hakata (Japón), Kodiak (Alaska)… y, por supuesto, Almería (España).