Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Que Cespa cumpla con sus obligaciones


Miguel Cazorla
Portavoz y concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Almería

➤ Ciudadanos Almería ha presentado una iniciativa en la que se insta a la empresa gestora de la Planta de Clasificación y Compostaje de Residuos Sólidos Urbanos de Almería, Cespa, al cumplimiento íntegro y urgente de los pliegos de condiciones de la concesión, así como su posterior addenda. Desde Ciudadanos nunca nos ha gustado inmiscuirnos en los asuntos internos de las empresas, pero la situación que están soportando los trabajadores de la planta de reciclaje nos ha llevado a solicitar acciones urgentes. Consideramos que deben ejecutar el pliego cuanto antes. Nosotros estamos junto a los 64 empleados de Cespa, porque merecen todo el respeto, y queremos que mejoren su situación laboral.

Foto de archivo de una protesta ante la empresa (Foto: CNT)

En esta moción se reclama a la concesionaria que cumpla con sus obligaciones con las condiciones de limpieza, salubridad e higiene de la planta. Además, se ha solicitado que acate los horarios establecidos y se respete la categoría profesional, ya que, según denuncia la mayoría del comité de empresa de Cespa, asumen turnos extra de nocturnidad sin aviso con suficiente antelación y se obliga a los trabajadores a desempeñar labores que no se corresponden con su categoría. El actual convenio colectivo se encuentra vencido desde 2015, lo que ha provocado una congelación de los salarios desde 2012, pese a que patronal y sindicatos han negociado unos incrementos salariales superiores al dos por ciento. Es necesaria una nueva negociación colectiva.
Los incumplimientos de esta empresa son continuos, un hecho que ha llevado al Ayuntamiento a tramitar un expediente sancionador por no acatar de forma grave las obligaciones incluidas en los pliegos de condiciones
Los incumplimientos de esta empresa gestora de la planta de reciclaje son continuos, un hecho que ha llevado incluso al propio Ayuntamiento a tramitar un expediente sancionador a Cespa por no acatar de forma grave las obligaciones incluidas en los pliegos de condiciones. Tal y como acordaron en una Junta de Gobierno local, esta sanción de 6.000 euros se impuso por una infracción grave en el cumplimiento del pliego, como renovar la flota de vehículos y la maquinaria, realizar las mejoras previstas en las instalaciones y construir una planta para la extrusión de plásticos y realizar en su totalidad la ampliación y automatización de la planta de clasificación de Residuos Sólidos Urbanos.

No obstante, nos parece una medida insuficiente por parte del equipo de Gobierno. Nos resulta curioso cómo están llevando todo este asunto.  Esta concesión se aprobó el 7 de octubre de 2003, donde se fijó un canon anual que superaba los dos millones de euros. Sin embargo, luego hubo una modificación del contrato el 18 de febrero de 2010, en la que se acordó básicamente que el Ayuntamiento autorizaba a Cespa a poner en marcha una planta de tratamiento de plásticos, con la compensación de una reducción anual del canon y la realización de una serie de inversiones de mejora en la planta.
De los casi 15 millones de euros previstos en el plan de inversiones, sólo se han realizado inversiones por 5,5 millones
Sin embargo, de los casi 15 millones de euros previstos en el plan de inversiones, sólo se han realizado inversiones por un valor que se aproxima a los cinco millones y medio de euros, es decir, un porcentaje de cumplimento del 36,64 por ciento. Queda una cantidad pendiente de inversión de 9,487.772,01 euros.

Junto a ello, son reiteradas las quejas de los trabajadores de esta planta por las condiciones insalubres en las que realizan su labor, debido a que no se llevan a cabo las actividades establecidas de volteo, criba y afino de la materia orgánica depositada en la era de fermentación, con lo que se genera una plaga de insectos y roedores incontrolable. A esto se añade la insuficiente limpieza y la falta de personal, que no permiten mantener el centro de trabajo en las condiciones óptimas que son necesarias para garantizar la seguridad e higiene de los empleados.

Y no podemos olvidar tampoco que hace cinco años la Junta de Andalucía, en una inspección, obligó a cerrar la planta de afino, precisamente por las condiciones en las que se la encontró. Aquí hay varios hechos objetivos que son los únicos que nos importan, Cespa no cumple y los trabajadores soportan condiciones infrahumanas, por lo que el equipo de Gobierno, responsable de controlar la labor de las empresas concesionarias, debe actuar ya.