Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

‘El Correo de Andalucía’, hacia el precipicio


Emilio Ruiz

➤El Correo de Andalucía, el periódico fundado en 1899 por el arzobispo Marcelo Espínola, fenece lentamente. La agonía es visible desde hace varios meses: pobre contenido, oscurantismo en la difusión (hace muchos meses que no ofrece datos a la OJD), información visible de su dirección (es el único periódico español de papel que esconde su staff, incluido el nombre de su director), ofrecimiento gratuito en internet de la edición de papel por la que hay que pagar en los kioscos, huida o cese de periodistas relevantes, pintoresca elección de algún director… La irrelevancia del periódico en los últimos tiempos es patente. El gran despliegue tipográfico contrasta con un contenido de escaso valor. Una situación creada por la escasez de medios humanos.

Contra los despidos

La vigésima crisis del periódico llegó con su adquisición en 2007 por el industrial extremeño Alfonso Gallardo, que situó al frente del consejo editorial al expresidente de la Junta de Andalucía José Rodríguez de la Borbolla. Dentro del mundillo de la comunicación sevillana nadie dudó de que la pretensión de Gallardo no era diversificar su próspero negocio, sino hacerse con un altavoz para defender sus intereses industriales, entonces muy ‘sensibles’, en Andalucía. Cuando Gallardo se dio cuenta de que el periódico no le servía para sus pretensiones y se hartó de perder dinero lo puso a la venta. Más que venderlo, lo regalaba. Tras una primera venta cómica, finalmente el periódico cayó en manos de Morera & Vallejo, un grupo industrial creado por Antonio Morera Vallejo, especialista en reflotar empresas en crisis. En algunos casos, esta iniciativa industrial de Morera ha dado sus frutos. En Almería, las industrias de plásticos del Poniente (Plastimer y Macresur) que se adjudicó en quiebra parece que funcionan bien o, por lo menos, no hay constancia de incidencias salariales o económicas. Pero a El Correo nunca ha conseguido sacarlo del pozo. Cada decisión empresarial tomada era rectificada por otra peor.

Tira censurada por el editor

El pasado día 5 Antonio Morera, dueño y señor del periódico, anunció la presentación de un ERE –y van...- para desprenderse de varios trabajadores. No se sabe cuántos, porque hasta en esto reina el oscurantismo, pero se teme lo peor. La plantilla del periódico está ahora bajo mínimos, con solo 28 periodistas para las ediciones de papel y digital. El asunto apunta a la desaparición de la edición de papel dejando a El Correo como un medio digital (elcorreoweb). Mañana, día 12, empieza a negociarse ese ERE.

En paralelo a la negociación del ERE, el Comité de Huelga ha convocado sus primeras acciones. Mañana se producirá la primera concentración a las puertas del grupo Morera & Vallejo. El jueves 13 el Comité será recibido en el Parlamento andaluz por los portavoces de los grupos parlamentarios. El viernes 14 está convocado un paro de 24 horas. Será el primero de los cinco días de huelga convocados. ¿Servirán para algo estas movilizaciones y preocupaciones? Me gustaría equivocarme, pero creo que 120 años de historia periodística de Sevilla y de Andalucía apuntan a un final de trayecto. Antonio Morera debe buscar una tabla de salvación para su periódico antes de empujarle al naufragio.