Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Congreso PSOE: Nuevas caras

Miguel Cárceles
Ideal
 
En un encuentro informal con periodistas, José Antonio Griñán daba el sábado a mediodía por amortizado cualquier tipo de consenso. Sentenció que haría su ejecutiva, al margen de convergencias de difícil encaje y de integraciones críticas con nombres y apellidos. Y como preveía hacer una ejecutiva suya y de nadie más, fue tajante y rotundo: «A las diez de la noche estaré tomándome una cerveza con mi ejecutiva». No pudo ser así. Al menos al completo. Porque, como suele ocurrir en estos casos, el cierre de las listas no fue ni a las seis, ni a las siete, ni a las ocho... Y tampoco durante la cena.
 
No fue hasta bien entrada la madrugada, a eso de las tres y media, cuando la lista se encarriló con casi todos los nombres y los cargos manuscritos en un papel doblado, el que llevaba en el bolsillo Mario Jiménez, ahora vicesecretario general del PSOE de Andalucía. Fue él el que se encargó de cerrar las negociaciones con las agrupaciones provinciales después del primer contacto del propio Griñán.
 
Y tal y como avanzó este diario en su edición de ayer, dos de las principales secretarías ejecutivas del nuevo equipo de Griñán en el PSOE andaluz serán ocupadas por almerienses. Caras nuevas en la política orgánica, con origen en el municipalismo, cumpliendo el guión previsto por parte de la dirección almeriense del partido que, durante los días del Congreso, había insistido en trasladar cambio a la dirección regional.
 
La primera es la de Agricultura, una materia íntimamente ligada a la economía y a la sociedad de la provincia de Almería. Caridad Herrerías, diputada de Cultura durante la anterior Corporación -y actualmente concejal en el Ayuntamiento de Abla- ocupará esa delegación ejecutiva que desde la dirección almeriense del partido ligan con su experiencia en el marco de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo (Faecta) y su conocimiento del cooperativismo agrario. La segunda, la de Participación, Redes e Innovación, caerá en manos de Inés Plaza, concejal del Ayuntamiento de Almería, grupo al que llegó de la mano del ex portavoz municipal José Antonio Amate, será una de las caras de renovación que se lleven hasta la sede hispalense de la Calle de San Vicente.
 
Y junto a ambas, la Agrupación provincial del PSOE de Almería se quedará con dos vocalías ejecutivas asignadas a Vanessa Lidueña, concejal socialista en el Ayuntamiento de Vícar -y una de las apuestas jóvenes del partido- y José García Navarro, alcalde de Albox y que, el día anterior, había negado estar entre sus pretensiones el entrar en la nueva dirección regional socialista. Cuatro nombres, ninguno del ámbito crítico, cumpliendo el guión previsto por el secretario general del PSOE andaluz, Griñán, y de su nuevo subalterno, Jiménez, en quien ha delegado prácticamente toda la responsabilidad de gestionar la formación política.
 
Quien se queda fuera, de este modo, de la ejecutiva es Martirio Tesoro. Su nombre no había sonado en ninguna quiniela hasta que, al borde de la medianoche, Griñán sorprendía y confirmaba a este periódico que la histórica socialista almeriense estaría en la nueva dirección por petición propia. De hecho, horas antes Griñán había adelantado a la prensa que era su pretensión rescatar a algunos de los históricos como guía moral de la organización. Esta máxima la cumple la nueva presidenta, Amparo Rubiales. Y de haber entrado en lista, también habría sido igual de ejemplificador el caso de Tesoro. La propia exigencia de Griñán a Sánchez Teruel de que incluyera a la exsenadora en la Ejecutiva sorprendió a la directiva almeriense, que durante todo el congreso defendió a capa y espada aportar a Sevilla caras nuevas, renovación en la 'delegación' almeriense. Renovación que no se correspondería con Tesoro -concejal en Almería entre 1983 y 1991 y senadora entre 1989 y 1996-. De hecho, de haber entrado Tesoro en la dirección regional del partido, habría roto el mensaje reiterado por la dirección almeriense.
 
Pese a la rotundidad con la que José Antonio Griñán anunció a la prensa, más allá de la medianoche, que Martirio Tesoro estaría en su equipo, el paso de las horas diluyó esta posibilidad y su nombre se cayó de la terna hacia las tres y media de la madrugada en favor de las caras nuevas reclamadas por la Ejecutiva provincial almeriense. A esas horas, Sánchez Teruel permanecía aún en el Palacio de Congresos de El Toyo. Era, de hecho, el único secretario provincial que lo hacía.
 
La propia Martirio Tesoro afirmó ayer, a posteriori, haber solicitado a Griñán que reconsiderara su oferta para entrar en la Comisión Ejecutiva. «El partido necesita juventud y renovación», indicaba la histórica socialista a este diario. Y se refería a la capacidad de atracción de otras formaciones respecto de los ámbitos sociales más jóvenes y la posible lejanía de los socialistas. «Hay que rejuvenecer el partido», insistía Tesoro, que ayer asistió a la proclamación de la nueva Ejecutiva socialista regional, informó José María Granados.
 
Soler entra en lista
La Ejecutiva es un trabajo que asume de forma directa, automática, y sin interferencias, el secretario general. No existe posibilidad de presentar candidaturas alternativas. Sin embargo, al resto de órganos regionales cabe la posibilidad de presentar listas alternativas. Desde que la jornada del sábado Griñán fuera proclamado secretario general con poco más del 70% del apoyo de los delegados -sólo en una ocasión un líder del PSOE andaluz fue aupado al liderazgo con menos apoyos, Manuel Chaves en 1994- la rumorología de los pasillos avanzaba la posibilidad de que el núcleo de críticos, cercano al 30%, presentara listas alternativas.
 
Finalmente así fue. El sector crítico, ligado a la inmensa mayoría del bloque de delegados de Jaén y de gran parte de Cádiz, Málaga, Córdoba y Sevilla, presentó sus propias listas. Y en ellas sólo había un nombre almeriense, el del exconsejero de Agricultura y posteriormente de Innovación Martín Soler. Ocupaba el puesto número 30 para el Comité Director en la candidatura alternativa, no oficialista. Y por un exiguo margen -la lista crítica obtuvo el 33,33% de los votos emitidos y 33 representantes en el órgano regional- Soler entró.
 
Al que fuera secretario general provincial y, posteriormente, presidente del partido durante el liderazgo de Diego Asensio, se le liga con el sector crítico hacia el liderazgo griñanista del PSOE andaluz, en el entorno de Luis Pizarro, también exconsejero autonómico.
 
El resultado del Congreso, que pese a mostrar disensiones internas en el ámbito de la gestión orgánica del partido, se ha resuelto de un modo positivo para la Ejecutiva provincial de José Luis Sánchez Teruel y Juan Carlos Pérez Navas (secretario general y de Organización respectivamente) podría tener un impacto directo en la próxima cita política. No hay que olvidarse de que este sábado el PSOE almeriense encara su congreso ordinario. Un cónclave en el que Teruel tendrá que enfrentarse a la reválida y en el que, pese a contar con una visible mayoría, se alumbrarán las disensiones con las corrientes críticas. Cabe recordar que si bien en el Congreso Regional no alcanzaron la posibilidad de visibilizarse por no alcanzar el 20% de los votos, sí que contarán con presencia en la cita provincial que tendrá lugar en el teatro auditorio de Vícar.
 
De momento, al margen del propio Sánchez Teruel, nadie ha hecho pública su intención de presentar una candidatura alternativa a la de la actual dirección. Sin embargo, los resultados de Congreso Regional podrían alentar a los críticos situados en el entorno de Martín Soler, o a los del grupo de Juan Antonio Segura Vizcaíno a lanzarse a una carrera que, inicialmente, tendría pocas perspectivas de alcanzar la Secretaría General de la formación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario