Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Pintan bastos


José Luis Sánchez Teruel
Secretario General del PSOE de Almería

Si alguien dudaba de que tuviéramos al frente del Gobierno a un presidente que no está dispuesto a cumplir ni una sola de sus promesas, el pasado miércoles pudo confirmar en todos sus extremos esa aseveración con el nuevo paquete de recortes y medidas que anunció en el Congreso de los Diputados. Mariano Rajoy, en una comparecencia inaudita en la que hizo una enmienda a la totalidad de su programa electoral, sacó a pasear la segadora para aniquilar cualquier esperanza que suponga incentivar el crecimiento, que es tanto como decir que el panorama que tenemos por delante es el de más recesión y más desempleo. Para empezar, la subida del IVA, el impuesto que se carga a todo lo que consumimos, es socialmente injusta porque se suma al incremento del IRPF o el copago sanitario que ya todos los ciudadanos aguantan sobre sus espaldas, con lo cual esta nueva medida va a agravar aún más la situación económica de los más débiles, de los pensionistas y de las clases medias trabajadoras.

Dato demoledor para Almería
El dato que presenta la provincia de Almería en cuanto a la recaudación por concepto de IVA en estos meses de Gobierno de Rajoy es demoledor. Si lo comparamos con lo recaudado en el mismo periodo de 2011, comprobamos que los ingresos provenientes  del Impuesto del Valor Añadido ha caído un 56,5%, lo que quiere decir que las medidas que ha tomado el Gobierno de Rajoy en estos primeros seis meses han castigado especialmente a nuestra provincia, ya que el descenso en la recaudación ha caído muy por encima de la media nacional  que se sitúa en el 10,1%. Estamos por lo tanto ante un escenario sumamente negativo para Almería y que va a ir a peor puesto que todo hace indicar que se retraerá aún más el consumo, justamente lo contrario de lo que necesitamos. Pero es que, además, se vuelve a cargar el esfuerzo a los mismos de siempre mientras que no se arbitra ninguna medida para las rentas más altas. 

Pensionistas y clases medias trabajadoras llevan ya varias bajadas de sueldo en la era Rajoy con subidas de impuestos como el IRPF, IBI, luz, gas, butano y ahora el IVA; copago sanitario y en Dependencia; bajada de sueldos vía reforma laboral y más recortes a los funcionarios. Pero, curiosamente, a las sociedades de capital, a los grandes patrimonios, a los que tienen inmovilizados grandes cantidades de euros, esperando el negocio del siglo, a esos no se les pide ningún esfuerzo, ni se les aplica ningún recorte, ni se les obliga a mover el dinero. 

Como si los 80.000 parados de Almería no quisieran trabajar
La disminución de la protección por desempleo, una medida tremendamente insolidaria, la argumenta Rajoy con la grotesca idea de que es para incentivarles a buscar trabajo. Como si los 80.000 parados que hay en Almería no tuvieran empleo  porque no quieren trabajar. Sinceramente, creo que Rajoy se podría haber evitado las explicaciones y el bochorno que ha producido. 

Y una última reflexión. Mientras Rajoy dibujaba una situación dramática y anunciaba recortes también dramáticos, la bancada del Partido Popular aplaudía a rabiar, incluidos los diputados populares almerienses. ¿Pero qué aplaudían? ¿Aplaudían que los desempleados cobren menos, que se suban los impuestos, que se recorte en Dependencia? ¿Aplaudían al panorama de miseria general al que nos abocan estas medidas? Espero que los diputados se disculpen ante los ciudadanos por tan lamentable espectáculo.

La conclusión que podemos sacar de las medidas anunciadas por Rajoy el pasado miércoles es que estos recortes abundan en la depresión,  en más desempleo y más desconfianza. Hoy somos más pobres que ayer pero menos que mañana. Hoy tenemos menos protección social que ayer, pero, por desgracia, más que mañana. Pintan bastos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario