Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Carmen Martín, la cuota de Almería en los Juegos Olímpicos

Juan Folío
La Opinión de Almería 

La cuota del deporte almeriense en estos Juegos Olímpicos se llama Carmen Martín. La joven deportista almeriense nació en Roquetas de Mar el 29 de mayo de 1988. Debutó en Division de Honor de Balonmano (Liga ABF) con el C. B. Mar Alicante. Es internacional con la selección femenina de balonmano de España, con la que fue convocada por primera vez por Miguel Ángel Florido, debutando el 14 de octubre de 2005 en Kostrena (Croacia). Ha jugado en el campeonato mundial de 2009 en China, el campeonato de Brasil 2011, donde consiguió la primera medalla de bronce mundial para la selección, y fue elegida como mejor extremo derecha del mundial, y los campeonatos de Europa de 2008 en Macedonia, consiguiendo por primera vez la medalla de plata, y Dinamarca y Noruega de 2010. También participó en los Juegos del Mediterrano de 2009 en Pescara.


Carmen Martín
Mide 1,69 m y pesa 62 Kg. En 2010 firmó por la S. D. Itxako, donde jugó hasta el final de la temporada 2011-12, ganando en su primera temporada la Supercopa de España, la Copa de la Reina y el título de liga. Este año ha firmado por el club esloveno del RK Krim Mercator.

"Me da igual que la equipación sea bonita o fea, lo importante es el orgullo de llevarla"

Rogelio López, en La Voz de Almería del pasado día 23, escribe este artículo sobre nuestra olímpica deportista:

La almeriense Carmen Martín, elegida como mejor lateral derecho de balonmano del mundo, parte hoy hacia Londres para disputar los Juegos Olímpicos que se celebrarán en la capital del Reino Unido. Tras tres semanas entrenando al máximo nivel en Andorra para llegar en las mejores condiciones competitivas, Martín ve al equipo muy mentalizado y “con ganas de ir a por todo”. Pese a haber estado en otras ocasiones en la ciudad anglosajona, para ella esta vez será “un tanto diferente” ya que anteriormente fue “de pasada y no lo disfruté tanto, así que va a ser algo nuevo”.

Mucha ilusión
La jugadora viaja cargada de ilusión y muy preparada tanto física como mentalmente. “Me hacen más ilusión las Olimpiadas que el Mundial. Al final es una competición que solo surge cada 4 años. Los mundiales y europeos los llevo disputando desde que tengo 13 ó 14 años en competiciones de juvenil, junior... y son muchos en los que he competido. Siempre suele ser la misma clase de campeonato. Por eso las Olimpiadas van a ser algo más diferente para mi”. En cuanto a la relación con otros olímpicos, afirma que “no coincidimos mucho en las concentraciones. Ahora en la pretemporada si que hemos coincidido y hemos entablado más relación y los conoces más”.

Orgullo
Ante la pregunta acerca de la equipación española, Martín huye de lo superficial: “La he visto pero no es algo que me importe mucho. Puede ser más o menos bonita pero lo importante es el orgullo de llevar esa equipación. Me da igual que sea bonita o fea. Lo importante es que voy a desfilar ante miles de personas que van a saber que el balonmano español está allí y la ropa no es algo que me preocupe”, responde tajante.

Familia
Respecto a sus planes una vez en Londres, la jugadora explica la importancia de la familia para ella. “Si, me los voy a llevar. Al principio no estaba segura porque era complicado, el idioma, trasladarse en metro... y lo veía difícil pero como se han animado más familias de otras jugadoras, ya lo he compenetrado con el resto para que puedan ir todos juntos”. Asímismo, al preguntarle a quién le dedicará su primer gol, responde: “No he pensado en nadie pero siempre cuando gano algo pienso en mi familia primero y en mi pareja, que al final son los que están ahí apoyándome y dando la cara día a día por mi”.

Buen momento
La roquetera atraviesa un buen momento al fichar por el equipo eslovaco ‘Krim’ y cree que, pese a “que hay otras selecciones con muchos años de experiencia, aspiramos a lo máximo”. Su familia, Roquetas, Almería, y España están con ella. Ahora sólo queda decir: ¡A por ellas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario