Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Toyo se come cada día un poco más a Aguadulce

Juan Torrijos
Periodista

Se han dado a conocer los datos del Centro de Congresos de El Toyo y no pueden ser mejores, dicen los responsables municipales de la capital. Según éstos han sido once eventos los que se han llevado a cabo en el centro este año que ahora acaba y por sus dependencias han pasado casi cincuenta mil visitantes. Les ha faltado darnos los datos económicos, dinero que le cuesta el Palacio al Ayuntamiento y el que se ha recogido o cobrado por el alquiler. Otra cuestión es el que haya generado para los organizadores, pero entendemos que ante esos beneficios no exista una clara transparencia.

Palacio de Congresos Cabo de Gata

Llegó tarde, pero le está mojando claramente la oreja a su rival de Aguadulce, por los datos aportados. Gabriel Amat intenta con todas sus fuerzas y apoyos que el de Aguadulce levante la cabeza, para ello “escuela de cocinicas” en marcha o el nuevo proyecto lanzado de unos estudios de cine.

Lo de la escuela de hostelería no es mala idea, pero a esperar que no se quede solamente en “escuela de cocinicas”, que es lo que ocurre en estos momentos. Y no veo a las autoridades académicas de la comunidad apoyando una nueva escuela de hostelería del Ayuntamiento roquetero y de la Cámara de Comercio de Almería. Alguien les puede decir que ya funciona una en la capital y que no es necesaria otra a diez kilómetros de distancia. Doctores tiene la Iglesia.

Con todo, entiendo y comprendo los esfuerzos de don Gabriel por ayudar a la Cámara en el mantenimiento del Palacio. Lo que no entiendo, quizás porque no se ha explicado suficiente, es el proyecto del estudio cinematográfico. No creo que exista almeriense que no apoye que el cine se vincule aún más a nuestra provincia, y un estudio, qué duda cabe, lo conseguiría. Apoyo la moción.

Lo que nos tendría que explicar es en qué condiciones se crea, quiénes son los inversores y quiénes van a responder ante las pérdidas. No creo que nos esté proponiendo don Gabriel crear estudios públicos pagados por las Administraciones, que somos todos, ¿o sí?

Si el centro donde se quiere ubicar el estudio es de la Cámara, debería ser ésta la que busque inversores. Claro que si lo hace como con la ExpoAgro, dura el cine en Almería lo que un pastel en la puerta de un colegio. Y ojo, me parece justo que se apoye, incluso con subvención, la creación.