Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Mohamed El Assy, director general del Almería, a página completa en 'El País'


Juan Folío
@opinionalmeria

⏩ El diario español de mayor tirada y difusión, El País, ha ofrecido hoy a la Unión Deportiva Almería un despliegue tipográfico sin precedentes. Ha dedicado una página completa a la entrevista concedida por el director general del Almería, Mohamed El Assy (nacido en El Cairo hace 36 años). Reproducimos a continuación los pasajes más interesante de la entrevista realizada por Diego Torres:

Entrevista de Diego Torres a El Assy

Sobre si Turki Al-Sheikh se puede consiuderar un jeque:
Sí. El término tiene tres connotaciones: religiosa, política y social. Se le llama jeque al líder religioso, al hombre con responsabilidad de gobierno, o al aristócrata. Turki al-Sheikh es jeque por las tres razones.

Sobre si el propietario del Almería es el jeque o el Gobierno saudí:
Si Arabia Saudita quisiera comprar un club para proyectar su imagen al mundo compran el Valencia no el Almería. Este es un proyecto individual. Es el proyecto de Turki al-Sheikh. Si Arabia Saudita quisiera comprar un club es para ganar la Champions no para ascender a Primera. Se lo dije a Javier Gómez [director general corporativo de LaLiga]: “Si tú imaginas que este proyecto está respaldado por el Gobierno saudí, y esto es como el City o el PSG, entonces es el chiste del año". Se lo dije a él: “¡Si me avalara el Gobierno Saudí voy y compro el Manchester United, amigo, y no pierdo mi tiempo en la Segunda División española con la esperanza de un ascenso! ¡Compro un club de 1.000 millones, no de 21!

Sobre por qué ha permitido LaLiga el techo de gasto de 18 millones:
LaLiga dice que cuando tienes un patrocinador puedes aumentar el tope salarial con el 100% de los ingresos de ese espónsor. A nosotros nos dieron un pequeño porcentaje porque dicen que nuestros patrocinadores del Oriente Medio pagan más del valor de mercado de la Segunda española. ¡No consideran que nuestra audiencia en todo el mundo árabe es mucho mayor que la audiencia de cualquier club de Segunda! Nosotros no tenemos acciones en ninguna de las empresas que nos patrocinan. Ni una acción. Y son compañías famosas en todo el mundo árabe. En las redes sociales verán que uno de nuestros seguidores es el príncipe Alwaleed bin Talal, propietario del City Bank, EuroDisney, el 30 % de la Fox con Murdoch… ¡Es más rico que mi jefe y es seguidor del Almería! Nuestra prioridad es la gente de Almería, después, nuestro mercado es Arabia Saudita y Egipto.

Sobre el festival de música que organizará el Almería con entrada libre:
En 2019 los clubes pueden tener un papel mucho más impactante en el aspecto social que futbolístico. Son industrias que dan exposición a los países, márketing, turismo, atraen inversión. Nuestro proyecto es mucho más pequeño que el del Madrid o el Barcelona pero tenemos grandes ambiciones. No solo queremos tener éxito en el campo de juego sino que el Almería se convierta en el elemento central que haga que todo en la ciudad gire alrededor. Es importante hacer feliz a la gente con un ascenso pero también nos interesa tener un papel social, por ejemplo con una fundación para ayudar a personas sin recursos. También generar actividades populares alrededor del club. No es nuestro club, es el club de la ciudad. Es una idea de comunidad.

Sobre el sorteo de dos Audi en los partidos de casa:
Desde un punto de vista financiero puede que al cierre del ejercicio pierda dinero. Pero por el momento creo que estoy obteniendo muchos beneficios. Y algo más importante: estamos ayudando al equipo a ganar partidos. Tener 11.000 personas apoyando no es lo mismo que tener 2.000. Ganas en todos los frentes. Ganas partidos, entretienes a la gente, y haces algo bueno socialmente. Cuando una persona sin recursos se gana un Audi Q3 gratis, solo porque se ha sacado un abono de temporada, es fenomenal. Si al cabo del año tienes 30 personas con coche nuevo creo que es algo muy bueno para la ciudad.

Sobre las razones por las que eligieron Almería:
No estaba planeado así. Nuestro primer plan fue tener un club. Ya tuvimos un club en Egipto. Allí vimos una oportunidad como esta y compramos un club solo por un año: el Pyramids FC. Fuimos propietarios la temporada pasada. Construimos la plantilla en 30 días y casi ganamos la Liga: perdimos en las últimas cuatro semanas y quedamos terceros. Le ganamos partidos al Al-Ahly y al Zamalek, los clubes más grandes de África, y llegamos a la final de Copa. Nos convertimos en el primer club en impacto en redes sociales y con más patrocinios en África y los países árabes. De la nada: porque el Pyramids era un club privado sin tradición, sin hinchas, sin ciudad, que subió a Primera en 2017. Después de esto nos hicieron una gran oferta de los Emiratos. Lo vendimos en dos horas. Casi duplicamos lo que invertimos. Nos quedamos sin proyecto pero con un equipo ya completo: Pedro Emanuel, el entrenador, el ojeador Darío Drudi, el jefe de operaciones Joao Gonçalves... Ahora estamos aquí. En nuestro organigrama yo ejerzo funciones de director general y director deportivo.

Sobre los objetivos del Almería:
Ahora tengo dos sueños. Queremos ascender a LaLiga. Esto es evidente. De otro lado, no nos tomará mucho trabajo convertirnos en los número uno en redes sociales: y sin seguidores fake. Solo con seguidores reales. Para atraer gente tenemos nuevas ideas que no se han puesto en práctica en España. Sabemos lo que hacemos. El equipo que está tras esto es una mezcla de egipcios y españoles. Estamos mezclando culturas. Asimilamos las buenas cosas de ambos lados y nos deshacemos de las malas. Es una de las cosas que me gustan de estar aquí. Esto es como las Naciones Unidas: tenemos un entrenador portugués, un director técnico portugués, un director general egipcio, un médico y un fisioterapeuta brasileño, un marroquí, un saudí, un japonés en redes sociales, y por supuesto muchos españoles… Cuando juntas culturas surgen las mejores ideas. Así soy yo y así es el propietario. Si a él le preocuparan las nacionalidades, las religiones y todo esto, no habría puesto su confianza en un egipcio para estar a la cabeza de su empresa. A él le da igual. Si cree que tú puedes darle lo que quiere, trabajará contigo aunque seas de Plutón.

Sobre la inversión:
La idea es convertirnos en un club respetado. No pretendemos ganar LaLiga. Solo ocupar un buen lugar como han hecho el Betis o el Villarreal en las últimas temporadas. Y desde el punto de vista financiero queremos obtener beneficios. Esto no es una ONG. En el papel ya hemos generado beneficios. Compramos por 20 y hasta ahora no hemos invertido ni un euro de nuestro bolsillo: cero.

Sobre una ampliación de capital de 30 millones:
Lo hicimos para que LaLiga nos permitiera incrementar el límite salarial y los ingresos por patrocinio. Pero esa ampliación todavía no la gastamos. Está depositada en un banco y esperamos recuperarla. 

Sobre los cuantiosos fichajes:
Cuando compro no calculo si compro para Primera o Segunda. Calculo lo que compro. Por ejemplo, si hoy quisiera vender a Darwin lo vendería por 12 o 15. Y todavía no ha jugado ni un partido. No ha debutado aquí pero ya fue a su primera convocatoria con la selección absoluta de Uruguay, que tiene a Stuani, Suarez, Cavani… ¿Comprende? Entrenó con ellos y pudo participar. Solo con eso duplicas su precio.

Sobre el rendimiento del equipo:
Los jugadores juegan como si estuvieran en la final de la Copa del Mundo. Con pasión. Por dos razones. Son muy profesionales y se han unido muy rápido. A veces trabajas muy duro y no tienes suerte. La suerte completa el último eslabón de la misión imposible. No somos la razón de todo. Nadie es la razón de todo. A veces hace falta suerte y la hemos tenido con la plantilla. Los jugadores comparten esa expectación con los aficionados y de la ciudad. Todos están viviendo este sueño. Si el jeque y yo tenemos éxito será porque logramos convencerlos de que este sueño es el sueño común: de la gente de Almería, de los aficionados, de los jugadores... ¿Por qué regalamos coches? Para que apoyen a su equipo, no a mí. Aquí nosotros solo somos los propietarios de la licencia. Todo lo demás es de la gente. Si la gente no está con nosotros nos quedamos sin nada. El capitán, René, me lo dijo: los jugadores jamás han visto a la gente como ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario