Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Sadar rinde homenaje a Nino


Tania Artajo
@opinionalmeria

➤El veratense Juan Francisco Martínez Modesto, futbolísticamente Nino, visita esta semana con su equipo, el Elche, uno de los campos de fútbol que más satisfacciones le ha dado en su carrera: El Sadar, del Osasuna. Y será una visita llena de emoción porque el equipo local ha decidido en los prolegómenos del encuentro homenajear al jugador que tantas tardes de gloria dio al equipo. El presidente de la entidad, Luis Sabalza, hará entrega de un obsequio al delantero almeriense sobre el terreno de juego de El Sadar justo antes de iniciarse el encuentro, el cual comenzará a las 19:30 horas. Nino disputó 147 partidos oficiales con la camiseta de Osasuna, en los cuales marcó 27 goles.

Nino

Nino nació en Vera (Almería) el 10 de Junio de 1980. Sus primeros pasos como futbolista los dio  en el equipo local, de donde pasó al Elche, la que podría considerarse futbolísticamente su casa. Con 17 años debutó con el primer equipo. En la temporada 2004-2005 anotó 20 goles y  en 2009, ya en el Tenerife, anotó 29 goles, haciéndole valedor del trofeo Pichichi, Zarra, mejor jugador y delantero de segunda división. Los registros del jugador al finalizar sus 5 temporadas en Osasuna fueron 147 partidos jugados y 27 goles anotados.

El Levante le ofreció la oportunidad de jugar por primera vez en Primera División, pero no hizo una buena temporada y fue cedido al Tenerife, donde anotó 17 goles en 40 partidos. A raíz de esta magnífica temporada el club chicharrero adquirió al delantero, firmando en otra magnífica temporada con 29 goles. En la tercera campaña con el conjunto de las islas logró otros 14 tantos y la última temporada firmó 17 goles.

El siguiente paso en la carrera futbolística del jugador sería Osasuna. En la temporada de su debut con la camiseta rojilla anotó 6 goles. La temporada 2012-2013 fue una de las más duras para el jugador, no sólo por anotar pocos goles sino por la rotura del ligamento cruzado anterior que no le permitió volver a los terrenos de juego hasta febrero de la siguiente temporada y firmando Osasuna su descenso a la categoría de plata.

El primer año en Segunda División resultó especialmente duro, las tensiones internas a nivel institucional de un club en pleitos, unido a la no consecución de resultados deportivos, estuvo a punto de abocar al club a Segunda B. En su último año, un Osasuna que pocos meses antes había superado un matchball importante logró el retorno a Primera División; de rozar el infierno a subir al cielo en apenas una temporada. En estas dos campañas, el almeriense anotó 18 goles. De Osasuna Nino volvió al Elche Club de Fútbol, donde milita actualmente.