Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La culpa es de Lorca


Juan Torrijos
Periodista

➤¿Nos quieren enfrentar con los vecinos de Murcia? ¿Es la nueva jugada desde la capital de Andalucía? Ya tenemos un litigio con una playa con los vecinos, que si tuya que si mía. Yo la vengo limpiando históricamente, dicen desde el lado almeriense, pero los papeles dicen que es compartida. Al lío. Y ahora nos llega el ministro socialista de Fomento, el señor Ábalos, y dice en tierras sevillanas que la culpa de que no se puedan licitar las obras del AVE de Almería es por culpa de Lorca y de su soterramiento.

Obras del AVE en Sorbas

Lo mismo es cierto, pero hasta ayer nadie nos había dicho nada sobre esta cuestión. ¿Serían tontos los del PP o se lo hacían? Nos hubiera gustado oír la voz del señor ministro en tierras más cercanas, no digo que en la propia Almería, no tiene en la agenda visita prevista por ahora, pero lo podría haber manifestado en Lorca, por ejemplo. Habría sido más gratificante para nosotros el que le dijera a los vecinos y amigos murcianos, en su cara y en su propia casa, que ellos son los culpables del retraso que van a sufrir las obras del AVE con Almería.
Ahora sabemos que la culpa de que no se hagan las obras del AVE a Almería es de Lorca. Pues vale
¿Declaración de guerra abierta por nuestra parte a Murcia? Y con efecto inmediato. Decía la sultana andaluza en la reunión mantenida en Sevilla con el señor ministro, que este tiene “sensibilidad”. Es evidente, no podía decir en Almería, Murcia o Lorca que se retrasaban las obras por culpa del soterramiento. No era “sensible” decirlo en estas localidades, era más “sensible”, más “tierno”, más “maternal” hacerlo a cientos de kilómetros. Así no se pelean, debió decir el “sensible” ministro de Fomento. Y Susana Díaz, nuestra presidenta andaluza, le agradeció el gesto al ministro diciendo aquello de: ¡Esto es un ministro con “sensibilidad” y no el guaperas que tenía el PP en Fomento!

Nos veníamos oliendo que el ministro de Fomento no quería dar fechas sobre las licitaciones de obras (y los doscientos millones licitados ya lo estaban con el Gobierno anterior), lo dijeron los empresarios, los partidos en la actual oposición y hasta los medios de información se hicieron eco de ello. Se esperaban como agua de agosto las palabras del ministro tras la confianza de Susana y el efecto Sánchez del señor Teruel, y habló, lo hizo en Sevilla, y ahora sabemos que la culpa de que no se hagan las obras es de Lorca. Pues vale.