Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Laborioso triunfo del Almería ante el Málaga (3-1)

Carlos Miralles
La Voz

La UD Almería no cambia de guion y como en las buenas películas lo mejor siempre queda para el final. Victoria importantísima para mantenerse firme en la lucha por el ascenso directo junto a Mallorca y Espanyol, y es que los rojiblancos dieron los primeros toques al balón sabiendo que sus rivales directos hicieron los deberes con solvencia.


No fue un duelo brillante, con el equipo atascado en la creación del juego, aunque mostrando variantes, otras vías para llegar a la portería del Málaga. El convencimiento y la calidad aparecieron en el momento justo para finiquitar un partido que tuvo un color oscuro.

El Almería salió dispuesto a mandar, con presión alta y Sadiq moviéndose entre líneas para despistar al enemigo. El Málaga tuvo que cambiar a Calero por Benkhemassa y lo pagó caro. El centrocampista entró frío y un pase prohibido en horizontal lo ganó Fran Villalba. El valenciano esperó el momento para asistir a Umar Sadiq y el nigeriano batió por bajo a Dani Barrio. Era el minuto 11, aunque el Málaga no bajaría los brazos ni se vendría abajo. Ahí despertó la fiera blanquiazul.

El exceso de seguridad del 1-0 se fue convirtiendo en problemas de circulación y pérdidas impropias de este equipo. Con lesión incluida de Makaridze a la media hora -entró Fernando-, la tarde se puso fea incluso con el marcador favorable. Se acercaba el descanso y el tesoro estaba en la nave rojiblanca, con tres puntos de oro. Sin embargo, Fran Villalba perdió un balón en el centro y las balas del Málaga pusieron la directa a la portería. Caye Quintana hace la pared con Joaquín Muñoz y éste no duda frente a Fernando Martínez; cruza el balón para firmar el 1-1. Golpe en el luminoso pero no a la moral rojiblanca. 

Lazo entró en el descanso y pese a ello el Almería no se sentía cómodo, no fabricaba jugadas de peligro. Samú y Morlanes, desactivados por el contrario, querían aparecer más. Y entonces ‘San Fernando Martínez’ se puso a trabajar. Tres intervenciones de mucho mérito, sobre todo tras disparos de Joaquín, en tan solo dos minutos. Fue el portero quien mantuvo viva la llama de la esperanza. La flecha estaba hacia arriba y si perdonas ante el Almería siempre se suele pagar.

Caía la tarde, pero la luz se encendió. Centro de Joao Carvalho desde la derecha que remata a gol Nikola Maras. El serbio mandó un balón a la red y otro de oxígeno al equipo, que de nuevo se adelantaba. A partir de ahí, todos a defender un resultado tan importante como luchado. No volvió a disparar más a puerta el Málaga, aunque sí generó peligro.

Gomes no quería colgarse del larguero y en un contragolpe se acabó el duelo. Carvalho ve a Morlanes solo y el centrocampista, que no tuvo una tarde tan brillante como venía siendo habitual, pone una pelota magistral a Ramazani, que bate a Dani Barrio para asegurar el triunfo.

No fue fácil para el Almería sacar adelante el compromiso con el Málaga, máxime cuando la obligación de sumar de tres era clave por las victorias de Mallorca y Espanyol. No quería bajarse del vagón del ascenso el conjunto local y va a Cornellá-El Prat con la moral por las nubes y convencido de sus opciones.

UD ALMERÍA: Makaridze (Fernando, 32’), Iván Balliu, Nikola Maras, Jorge Cuenca, Sergio Akieme, Manu Morlanes, Samú Costa, Aketxe (Carvalho, 60’), Corpas (Ramazani, 60’), Villalba (Lazo, 45’) y Sadiq (Petrovic, 83’).

MÁLAGA: Dani Barrio, Cristo (Hicham, 81’), David Lombán, Mejías, Ismael, Luis Muñoz, Ramón Enríquez, Joaquín Muñoz, Iván Calero (Benkhemassa, 8’), Cristian y Caye (Chavarría, 64’).

GOLES: 1-0, min 11: Umar Sadiq. 1-1, min 48: Joaquín Muñoz. 2-1, min 78: Nikola Maras. 3-1, min 92’: Largie Ramazani.

ÁRBITRO: Trujillo Suárez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario