Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Almería, suma y sigue, esta vez en Oviedo (1-2)

Carlos Miralles
La Voz

Un Almería histórico. Nunca había conseguido seis victorias en la LFP el conjunto rojiblanco y tuvo que ser José Gomes, que se vio contra las cuerdas después de un mal inicio, quien superara a los míticos Unai Emery y Javi Gracia. Para muchos solo un dato, y para otros la confirmación de que el proyecto deportivo se va asentando y acercándose a sus altísimos objetivos. 

Para ganar en el Carlos Tartiere había que administrar los diferentes tiempos del partido. Empezó mandando el Oviedo, con un Almería que despertó gracias a un jugador que maneja con maestría la sala de máquinas, Manu Morlanes. Fruto de un pase al espacio llegó el penalti de Carlos Hernández a Umar Sadiq. Esta vez no hubo polémica ni discusiones por la pelota. José Corpas se puso frente a Joan Femenías y colocó el esférico en la escuadra. Imposible de parar. Un jugador que vive la tercera campaña como profesional no duda en echarse el equipo a sus espaldas. Era un aviso para lo que vendría.

Pudo hacer más daño en la primera mitad el Almería, pero dejó vivo el encuentro y al final lo pudo pagar. El Real Oviedo utilizó sus armas para dar una velocidad más al choque y aprovechar a Blanco Leschuk para rematar los centros laterales. Justo cuando no pasaba nada en el duelo, llegó la igualada. Un balón al área despejado por los centrales golpeó a Samú Costa y el ‘9’ local lo aprovechó para batir a Giorgi Makaridze.

Sin embargo, este Almería es diferente y ahora mejora con los cambios. José Gomes metió a José Carlos Lazo y otra vez cambió el guión. Samú Costa, Umar Sadiq, el propio Lazo, y José Corpas, se fabricaron un gol de videoconsola. El balón volaba y el derechazo del capitán puso de nuevo en ventaja al equipo.

Dieciocho puntos a domicilio hablan de un grupo que nunca se rinde y que tiene esa calidad extra que le permite dar el zarpazo para ganar. Séptima diana de un Corpas que es el Pichichi destacado del grupo. Tan grande fue el mazazo para el Oviedo que no pudo levantarse. Le rompió los esquemas el Almería con el 1-2 de Corpas y a partir de ahí el único peligro para Makaridze llegó con balones directos al área. Ahí no había nada que hacer con las torres Cuenca y Maras.

Con Manu Morlanes dirigiendo la orquesta y José Corpas agigantándose en cada partido, el Almería ya está tercero a solo un punto del ascenso directo, y con un partido menos que sus rivales. De una plantilla que tocó fondo en septiembre a un equipo que ha despegado. En Segunda División hay que sufrir para ganar, pero con los rojiblancos siempre hay que esperar al final, como en las buenas películas, para ver lo mejor. El jueves llega el Real Mallorca, el líder (32), y el Almería va lanzado para darle caza.

El Almería se sitúa tercero, a solo un punto del Espanyol y a tres del Mallorca. Otra buena noticia es que abre margen de seis puntos con el séptimo clasificado y aún tiene un partido menos.

REAL OVIEDO: Femenías, Mossa, Carlos Hernández (Arribas, 45), Bolaño, Juanjo Nieto, Sergio Tejera (Javi Mier 79’), Édgar González, Viti (Sangalli, 50’), Borja Sánchez (Obeng, 88), Nahuel (Rodri, 79’), y Blanco Leschuk.

UD ALMERÍA: Makaridze, Akieme, Cuenca, Maras, Balliu, Morlanes, Samú Costa, Aketxe (Lazo, 68’), Fran Villalba (Carvalho, 68’), José Corpas (Mendes, 88’) y Umar Sadiq (Petrovic, 82’). GOLES 0-1, min 27: Corpas, de penalti. 1-1, min 65: Blanco Leschuk. 1-2, min 78’: Corpas.

ÁRBITRO: Gálvez Rascón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario