Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Falta de memoria y de seriedad del senador Hernando

Martín Gerez
Secretario General del PSOE de Vera 

Puestos a recordar la importancia que el hoy senador Rafael Hernando ha tenido en la política del PP habría que poner en valor que fue su portavoz en el Congreso de Diputados, y, por tanto, formaba parte del equipo más cercano al presidente del Gobierno de la Nación, Mariano Rajoy, que ejerció su responsabilidad desde 2011 a mediados de 2018.

Quizás, si se hubiese preocupado entonces por las cosas de la tierra que lo había elegido representante, podría haber acelerado las obras de laminación del río Antas, las que su anterior jefe Aznar programó para 2021. Más aún cuando en 2012, con José Carmelo Jorge de alcalde en Vera, como lo es en la actualidad, se habían producido las enormes y trágicas avenidas e inundaciones que afectaron a la zona costera y provocaron también la destrucción de la desaladora de Villaricos. Tampoco consta que influyera para su rápido arreglo durante tantos años de poder.

Qué curioso que tampoco se acordó de que se terminase la segunda fase de las obras de regeneración de las playas de Vera, afectadas por una grave regresión desde hace varios años. Como tampoco se acordó nunca de pedir al Gobierno del señor Rajoy que terminase la delimitación del dominio público marítimo terrestre del municipio, un trámite administrativo que posiblemente impida la prolongación del paseo marítimo de Vera por la playa de Puerto Rey.

En todos esos años de gobierno del PP, Rafael Hernando era diputado por Almería y se dedicaba a echar por su boca los más duros exabruptos contra todos los demás grupos políticos, por supuesto desde la prepotencia del poder y la amplificación de los medios amigos. Hubiera debido encontrar algún minuto de su valioso tiempo para haberse acordado de pedir a alguno de los ministros de Fomento de su partido que hubieran construido el Paseo Marítimo del que ahora hablan sin rubor.

Pero tanto Rafael Hernando como Luis Rogelio Rodríguez-Comendador tienen que justificar sus sueldos y no se le ocurre otra cosa que venir a exigir a los demás lo que ellos no han hecho cuando podían.

Y encima vienen a pedir agilidad para las obras del AVE cuando media provincia está obras, y lo hacen en Vera, donde termina uno de los trayectos en construcción. Son los mismos que miraron para otro sitio cuando el gobierno Rajoy tapió los túneles de Sorbas.

Y ya en el colmo, piden apoyo a sus enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado que ya recogen más de 600 millones de euros asignados por el actual Gobierno para esas obras. Qué pena no haber evitado este ridículo. Qué pena que no hayan revisado los presupuestos del señor Montoro aprobados en 2018 y que han estado vigentes hasta ahora.

Habrían visto que no había ni un céntimo previsto ni para ese AVE que ahora piden, cuando ya está, ni para la desaladora de Villaricos, ni para el Río de Antas, ni para el Paseo Marítimo, ni para nada de nada de nuestro municipio ni de la comarca, a la que ahora tanto quieren.

Uno se lo esperaba menos de José Carmelo Jorge porque lo cierto y verdad es que ya fue alcalde entre 2011 y 2015, coincidió con el Gobierno Rajoy, y no parece que todo lo que hoy con tanto coraje se reivindica se moviese ni un ápice: ni el AVE, ni el Río Antas, ni el Paseo Marítimo, ni la desaladora o la carretera AL-7107 de la Costa, por cierto responsabilidad de la Diputación Provincial, gobernada por el PP y a la que no ha destinado ni un céntimo en su Plan Cuatrienal. Nada de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario