Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Chelo Araque presenta “Soñando Sueños”, una historia llena de emociones y valores

Francisco Miguel
Salinas Barroso

La autora Chelo Araque presenta el cuento infantil Soñando Sueños, una historia llena de emociones y valores desde la representación del niño Uriel. En este pasaje, Uriel se convierte en un cuento, pero antes fue el deseo que su madre se atrevió a soñar. Soñando Sueños narra cómo el niño Uriel descubre que el mundo está formado por colores y que él es uno de ellos, el que menos color tiene, pero pertenece a esa paleta de colores.

Una preciosa historia cuyo mensaje revela a niños y niñas, que, en ocasiones te digan que “tú no puedes”, puede convertirse en el mejor regalo, puede ser el motor para alcanzar tus sueños e impulsarte a ellos. Testimonio que nos invita a que algún día recobremos los abrazos, que Uriel descubre que son el lenguaje universal de los colores, algo que cuando se escribió este cuento no éramos conscientes de que estaba en peligro de extinción.

Publicado en un formato único, se despliega como se despliega un sueño cuando se lleva a cabo, muy atrayente tanto para niños como adultos.

Soñando Sueños ha sido ilustrado por El Niño de las Pinturas, el artista urbano más internacional de Granada. Su pintura forma parte de la historia del barrio del Realejo, siendo un importante reclamo para el turismo que visita sus obras cuyo discurso reivindica justicia social y sensibilidad hacia la tercera edad. Hay obras suyas en Londres, Argentina, Portugal, Francia, Venezuela, Holanda, México, Italia, Hungría y Bélgica. Para ilustrar este cuento ensayó en las calles. Podemos encontrar por Granada ilustraciones que forman parte de Soñando Sueños, incluyendo la portada.

Se suma al proyecto igualmente como ilustrador Lucas Carrillo, reputado diseñador gráfico e ilustrador que realiza trabajos tan variados como la animación 2d o la pintura mural y más recientemente codirección artística en un documental musical. Durante este año publicaba el cómic experimental Duplex (Ediciones Marmotilla), donde participa con una de las historias que lo componen

La primera página del cuento contiene un código QR que permite escuchar la narración de Soñando Sueños con las voces de Chelo Araque y Jose Antonio Meca, un precioso trabajo producido por José Antonio Meca, actor de doblaje (voz de Meñique de Juegos de Tronos entre otros), profesor de doblaje y locución.

La obra de la artista valenciana Chelo Araque, criada en Jaén y afincada en Granada, engloba de manera brillante valores como la inteligencia emocional, la autonomía, la valentía, la ilusión, el concepto de Familia, la tolerancia, la confianza en los demás y en uno mismo, y sobre todo, desprende alegría y gratitud. Soñando Sueños resume el poder que encierra soñar con ímpetu, pensando en la globalidad e igualdad.

Valenciana de nacimiento, criada en Jaén y granadina desde que un día visitó la ciudad. Desde entonces se quedó para siempre, al menos uno de sus “Siempres”. Mente inquieta desde pequeña, creadora y creativa, portadora de una intensidad difícil de doblegar, y a la que continuamente tiene que darle salida, le da lo mismo un escenario, un micrófono o una página en blanco… el caso es crear, porque le da vida y puntos.

Chelo Araque está convencida de que el arte nos une, que es sanador para quien lo practica y sobre todo para quien lo recibe, en el arte encuentra los caminos, la guía y la dirección, cree que soñar es de obligado cumplimiento y la Paz una decisión, y que juntos todos, porque somos uno, podemos llegar si queremos a una felicidad sostenible.

Madre del sueño que inspiró este cuento, Uriel, su maestro, actriz en las compañías La Bohemia, Teatreves Teatro, Teátrame Mucho, amiga a tiempo completo, adicta al micrófono, guionista de Ficciones Sonoras, Socióloga de formación, y Funcionaria de la Universidad de Granada, y ahora escritora en esta preciosa Editorial, es una cómica integral, puede pasar más tiempo sin respirar… que sin reír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario