Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Las sombras del Partido Popular

Adriana Valverde
Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería

Las sentencias, denuncias y visitas de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional están siendo las protagonistas en el Ayuntamiento de Almería en los últimos años. La entrada de la UDEF el pasado 25 de noviembre, por segunda vez en casi tres años, pone de manifiesto lo que desde el PSOE venimos denunciando: que la gestión del Partido Popular al frente del Ayuntamiento tiene sombras que ningún dirigente de esta formación ha explicado. No han dado explicaciones sobre qué está pasando en el Ayuntamiento, pero sí se percibe una falta de transparencia en la gestión municipal y una nueva maniobra de escapismo por parte del alcalde.

Y es que, desde que el PP llegó a la Alcaldía, los escándalos y las sentencias judiciales por su mala gestión han pesado como una losa en el desarrollo y en el futuro de la ciudad. Es importante que los almerienses sepan cómo se gestionan sus impuestos y qué cuesta la mala praxis de los dirigentes populares. Si hacemos memoria, desde 2005, las sentencias condenatorias a los diferentes equipos de gobierno de Partido Popular suman 64 millones de euros. También es importante que los almerienses sepan a qué se deben esas sentencias millonarias. Entre 2005 y 2007,  las sentencias por la Ciudad Digital y el Edificio Polivalente de El Toyo nos costaron 9 millones de euros. En 2014, el Ayuntamiento sumó 22,5 millones por las sentencias del campo de golf, del cementerio, de la Zona Azul y del contrato de la limpieza. En 2016, la sentencia del Mercado Central supuso 2.2 millones. En 2018, el Partido Popular batió el récord de sentencias condenatorias, con la friolera de casi 30 millones de euros por las expropiaciones del Paseo Marítimo. A esto se suman otras sentencias de importe menor a 200.000 euros de las que no podría dar cuenta aquí por falta de espacio. Y, como colofón a estos méritos, la UDEF vuelve a entrar en las dependencias municipales buscando información y desde el el equipo de gobierno del PP se guarda silencio.

Las sospechas sobre la gestión popular empiezan a ser alarmantes. ¿Cuántas sentencias condenatorias más tenemos que pagar los almerienses para que el alcalde dé explicaciones públicas? El PP se esconde detrás de grandes anuncios publicitarios y vende un optimismo que no alcanza a tapar su incapacidad a la hora de gestionar el dinero de todos los almerienses. ¿Se acuerdan de aquella campaña bajo el eslogan de “confianza”? Pero este no es el único muro con el que nos encontramos los almerienses en el Ayuntamiento. Hace unos días hemos denunciado que el equipo de gobierno del Partido Popular está ocultando información al Tribunal de Cuentas, órgano fiscalizador de la contratación pública de Andalucía, sobre los contratos públicos que realizó el Ayuntamiento. Un ejemplo claro: el Partido Popular traslada que la Empresa Municipal de Turismo, en el año 2019, no hizo ningún contrato, cuando sabemos que la Capitalidad Gastronómica costó casi un millón de euros. 

Los almerienses esperan una mayor transparencia por parte del alcalde y del partido que gestiona el dinero que pagan al Ayuntamiento en tasas e impuestos, pero, en cambio,  nos encontramos con unos dirigentes del PP instalados en el ordeno y mando, y en el oscurantismo. Por eso, como muchos almerienses, desde el PSOE nos preguntamos qué tienen que ocultar en la gestión del Ayuntamiento, de los organismos autónomos y empresas públicas municipales. Nuestra ciudad no merece que la sombra de la duda sobrevuele constantemente la Plaza Vieja

No hay comentarios:

Publicar un comentario