Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Carrera de despropósitos

Carlos Sánchez
Presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Almería
    
Los deseos de entrar en las listas electorales son tan comprensibles como imperdonable resulta que se quiera hacer méritos para ello mintiendo y falseando realidades. En los últimos días hemos tenido la oportunidad de ver la actuación de dos aspirantes a cargo público haciendo algo de ruido mediático en una bochornosa competencia por ver quién dice el disparate más llamativo. Tanto doña Angeles María Segura como doña Soledad Martínez se han disputado en los medios el dudoso privilegio de ver cuál de las dos era capaz de introducir más majaderías en menos líneas de texto. Y la verdad, me cuesta mucho trabajo decidir quién ha estado más poco brillante.

Empezaré por doña Angeles María, que parece que no se ha bajado del triciclo que le debieron regalar de pequeña. La denostada, destituida y posteriormente admitida concejal, sigue empeñada en hacer del pedaleo su banderín de enganche político y no duda en correr por las redacciones buscando su hueco, buscando allí el cariño que me malicio que no tiene entre su propio grupo. No quisiera contribuir a engrandecer su fama de enredadora profesional, pero me temo que con sus mimbres llegará a tocar el peso relevante dentro de su partido a velocidad bicicletera, pero con las ruedas pinchadas. En lugar de plantearse las razones por las que los proyectos de promoción de la bicicleta en la Universidad y en la Diputación han fracasado totalmente, se dedica a echarle la culpa de todo al Ayuntamiento. Probablemente un día nos despertemos con un artículo de Angeles María acusando al alcalde de la muerte de Chanquete. En todo caso, quiero animar desde aquí a la joven edil a que siga por el mismo camino. Estoy seguro de que nos va a proporcionar grandes y divertidos momentos en su carrera.

Por otro lado, como suele decirse que tras un menguado o menguada siempre sale alguien en su apoyo, la secretaria local de las Juventudes Socialistas (con lo que ha sido esa organización y miren ahora qué dirigentes tienen) opta también al puesto de meritoria en las listas, con su no menos vibrante interpretación del tema “sólo los socialistas apuestan por la juventud”. Qué triste es ver a personas tan jóvenes con la memoria tan severamente afectada. Y es que antes de hablar de políticas de juventud, hay políticas o aspirantes a concejal que deberían pensar lo que dicen, porque no es de recibo que mientras que en Almería el 52% de los jóvenes son parados, u oferentes de empleo, como dice su jefe, venga esta señorita a dar lecciones de políticas de juventud. En lugar de eso, debería estar preguntando a Zapatero dónde está el Ministerio de Juventud que prometió durante la campaña. Suponemos que en el mismo sitio que el pleno empleo. También podría preguntarle al señor Griñán dónde demonios está para él la juventud, pues en su discurso de investidura, largo y plúmbeo, no pronuncio una sola vez la palabra “jóvenes” o “juventud”. ¿Qué lecciones de políticas de juventud va a dar alguien con esos mimbres?

En mi opinión, la mejor política de juventud tiene estos tres ejes: educación, empleo y vivienda, factores en los que el PSOE suspende sin lugar a dudas. Mientras tanto, el Ayuntamiento de Almería lleva construidas ya más de 900 casas para jóvenes, más de las que ha hecho para toda Andalucía la Junta ésa que tanto defiende a los jóvenes. El Ayuntamiento de Almería promociona los microcréditos para que los jóvenes creen su propia empresa, tal como hemos visto esta misma semana. ¿Dónde está el dinero que ZP inyectó a la banca y que se supone que iba a ir a las pymes?

Si los jóvenes de Almería tienen que esperar a que Zapatero, Griñán, o alguna de estas dos candidatas se ocupen de su futuro, que pierdan toda esperanza: podrán llegar a mayores igual que están. Mientras tanto, seguiremos esperando que ambas nos muestren el camino de la verdad y el progreso. Así que les animo a que se monten y que pedaleen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario