Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Elsur: queremos saber la verdad

Francisco Fernández Fernández
Unión, Progreso y Democracia (UPyD)

Desde antes de nacer, la empresa mixta constituida a finales de 1995 por el ayuntamiento de El Ejido y la multinacional andaluza Abengoa viene siendo objeto de polémica. Fue objeto de un intenso debate en la campaña electoral para las elecciones municipales de ese año, donde los que estábamos entonces en el Partido Socialista nos pronunciemos en contra. Pensábamos que no era una verdadera opción de gestión, en la medida que los servicios municipales podían ser eficientemente gestionados por los técnicos y los trabajadores municipales, si había unos responsables políticos verdaderamente entregados en la tarea. Decíamos que lo que había detrás era realmente una intención financiera.

Con el paso del tiempo, se ha demostrado que esto ultimo era cierto. Elsur ha venido soportando, con el concurso de los bancos que la han venido financiando, una deuda creciente del ayuntamiento desde el primer año hasta llegar a los más de 90 millones de euros al día de hoy. Luego Elsur ha venido financiando al ayuntamiento de El Ejido, lo que ha permitido mantener oculta la desastrosa gestión económica del equipo de gobierno.

En cuanto a lo primero, a la gestión de los servicios municipales, hay que reconocer que el municipio dio un enorme paso hacia delante, en cuanto a la imagen como ciudad y pueblos en sus zonas verdes, en sus servicios públicos y en cuanto al mantenimiento en general, como no podía ser menos, con más de 700 trabajadores entre la empresa matriz y las subcontratas y, en mi criterio, con un coste seguramente excesivo pero, que nos se nos olvide, ha tenido los informes favorables, tanto en el canon de mantenimiento, como en las obras fuera de canon, primero de los técnicos funcionarios municipales, como de las comisiones informativas municipales y de los órganos de gobierno del ayuntamiento, incluido el pleno.

En esto, ha estallado la llamada "Operación Poniente" y la empresa Elsur aparece como "el centro de la trama" o también una trama de corrupción empresarial en torno a Elsur.

Pues bien, lo primero que hay que preguntarse es el por qué ningún directivo de la parte privada de Elsur, ahora la empresa Agua y Gestión, una empresa participada por Abengoa, Cajasol y Cajasur, han sido detenidos, sólo llamados a declarar sin ninguna consecuencia posterior. Sólo han sido detenidas personas que o no tienen relación con Elsur o han tenido la relación de subcontratistas y dos miembros del consejo por parte municipal. Sería muy importante también que los directivos de la parte privada de Elsur aclaren si no han tenido nada que ver en el entramado, o bien han sido objeto de estafa o extorsión por parte de alguien. Deben poner los medios y depurar las responsabilidades pertinentes.

Pero lo que interesa a los ciudadanos es la situación creada tras la hecatombe financiera del ayuntamiento, destapada a raíz de la intervención judicial, y la actitud de los diferentes partidos políticos en lo que estamos analizando, la situación en la que se encuentra los servicios municipales gestionados por Elsur.

Elsur, según la información de la que dispongo, conocida por todos los grupos políticos del ayuntamiento, ha tenido que integrar en su plantilla a los trabajadores de las subcontratas propiedad de los empresarios encarcelados (Amate y Galan) y hacer frente a las nóminas de un periodo que va de octubre a abril, sin cobrar ni un euro del ayuntamiento. Porque el alcalde en funciones, Ignacio Berenguel, realizó un encomiable trabajo y con responsabilidad presentó las verdaderas cuentas. Le salía que había que rebajar el precio del mantenimiento de este municipio a 15 millones de euros y que no podía comenzar a pagar hasta el mes de abril. Plan de saneamiento, ahorro y trabajo duro. Con ese compromiso, Elsur habló con los bancos y le prestaron 9 millones de euros. Estas previsiones, aunque a trancas y barrancas, se estaban cumpliendo hasta la excarcelación de Enciso.

Lamento tener que decir que al parecer la reincorporación de Juan Enciso a la alcaldía ha supuesto la interrupción de este buen trabajo de Ignacio y el inicio de una estrategia que, esperamos que no se confirme, algunos rumores apuntan más a puros intereses personales y electoralistas que a la defensa del interés común.

El Partido Socialista ha tenido una actitud responsable y de afán de colaboración, sin renunciar a su parte de crítica, a la gestión que ha llevado a esta situación. Sin que sirva de precedente estoy en general de acuerdo con su actitud en este tema, aunque he echado de menos más gestión ante la administración de la Junta de Andalucía en la búsqueda de soluciones financieras a corto y medio plazo, para el ayuntamiento que es lo que importa, para cumplir los compromisos con Elsur, con los servicios municipales, con otros cientos de proveedores que llevan años sin cobrar lo que les debe el ayuntamiento.

Capítulo aparte merece la actuación del Partido Popular. Revanchismo es la única palabra que se me ocurre para describir su actitud. Si hubiese alguna irregularidad en la relación económica entre el ayuntamiento de El Ejido y Elsur, que los tribunales determinaran en su momento, ellos serían cómplices, pues han estado en todos los sitios que había que estar para enterarse cuando gobernaban con Juan Enciso, en el Partido Popular y el tiempo que se mantuvieron en el PAL. Ahora lo que toca es echar una mano a salir de esta crisis económica e institucional, no agravarla. Contribuir a salvar los servicios y los más de 800 puestos de trabajo entre directos e indirectos que genera. Y decir si tienen un modelo alternativo y el coste que tendría para los ciudadanos de El Ejido.

Por mi parte, en nombre de mi partido, UPyD , mi deseo compartido con miles de ejidenses es que se sepa cuanto antes la verdad, toda la verdad y nada mas que la verdad, sobre lo que esta sucediendo. Y mientras tanto, lanzar un mensaje de optimismo a los ciudadanos de El Ejido. La situación económica es superable con un buen plan de austeridad, un cambio en las prioridades y la colaboración de los ciudadanos. La crisis institucional la solventarán los ciudadanos dentro de muy pocos meses, con su voto, poniendo al frente de nuestro ayuntamiento a gente capaz y honrada que trabajará duramente para volver a poner al gobierno municipal a la altura de un pueblo inteligente y emprendedor como el nuestro

No hay comentarios:

Publicar un comentario