Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los dineros del Plan E

Andrés García Ibáñez
Director de Casa Museño Ibáñez


Crear empleo, favorecer la reorientación de la economía española hacia un modelo de crecimiento económico más sostenible". Dicho así suena muy bien y parece una iniciativa de calado, enfocada a un gasto responsable de los recursos públicos en tiempos de profunda crisis y desempleo galopante. Pero la realidad, a toro pasado, evidencia algo totalmente distinto. El "fondo estatal para el empleo y la sostenibilidad local", destinado a los ayuntamientos, ha servido -principalmente- para intervenciones de maquillaje urbano y mejora de calles o plazas.

Colocar farolas nuevas, asfaltar o empedrar ciertas vías, soterramiento de tendidos y creación de otros nuevos, intervención de plazas cambiando pavimentos o mobiliario, rotondas y aceras de mármol, césped de plástico...etc. Actuaciones que han tenido una incidencia puntual y casi anecdótica en la creación de empleo y que, por lo general, no han servido para generar recursos con visión de futuro. Todo lo contrario; en muchos casos han generado un paisaje urbano de mamotretos horripilantes, resultado lógico cuando un alcalde de pueblo escoge, según su gusto personal, proyectos para el "embellecimiento" de su localidad. Las aberraciones en piedra natural, que tan de cerca nos tocan, me hacen siempre recordar las palabras de José Acosta Montoro -tristemente fallecido- cuando, espantado ante los engendros pétreos, decía de ciertos alcaldes que "deberían ponerse los cojones de mármol". Yo, personalmente, creo que algunos ya nacieron con ellos.

Ironías aparte, queda claro que los dineros del Plan E se han desperdiciado en esta coyuntura; la materialización de recursos para crear nuevas formas de riqueza y empleo sostenible a medio y largo plazo han brillado por su ausencia. Pero hay casos aislados de cierta lucidez. Uno de ellos, a mi juicio, ha sido la decisión del Ayuntamiento de Coslada de instalar la escultura, bellísima y monumental, del gran Antonio López. "La mujer de Coslada" ha sido íntegramente sufragada con fondos del Plan E; tan sólo 300.000 euros, curiosamente, tratándose del artista español vivo más cotizado y popular. Además, se trata de la obra de mayor tamaño que ha realizado en su vida. Con esta ocurrencia, no exenta de críticas por parte de algún grupo político, Coslada no ha creado puestos de trabajo ocasionales; el dinero ha ido a parar al artista y a la empresa que ha fundido la pieza en bronce. Sin embargo, desde hoy cuenta con un referente cultural mítico y un recurso turístico capaz de atraer a miles de personas; amantes de la obra del manchego y del gran arte en general. Y cuando dirijan sus pasos hacia la escultura, a buen seguro que, como los turistas que visitan museos, harán gasto en su entorno inmediato y generarán riqueza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario