Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Velasco, primera víctima de la guerra entre socialistas

Eugenio Narbaiza
Periodista

Ha saltado la chispa. Se ha iniciado la guerra entre los socialistas andaluces y ya hay dos afectados importantes en esta primera batalla que han comenzado a librar el hasta ahora diputado y secretario de organización de los socialistas andaluces, Rafael Velasco, hombre fuerte del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñan, y uno de los principales prepulsores del inicio del cambio de estilo en la comunidad autónoma y el propio presidente del ente autónomo, por lo que supone una baja de este calibre en sus filas.

Aunque desde un primer vistazo del asunto, todo parece indicar que la dimisión del hasta ahora secretario de organización de los socialistas se ha producido por un tema relacionado con unas ayudas a una empresa de su esposa, la realidad indica que la verdadera razón puede ser el inicio de una guerra interna entre los socialistas andaluces partidarios de Chaves y los partidarios del presidente de la Junta, quienes estarían monstrando cuéles son sus poderes y su situación estratégica en el partido, de cara a marcar quién manda en el partido, a pesar de lo que digan los resultados que traigan los comicios que en los próximos meses se van a celebrar tanto en las diputaciones como en los ayuntamientos, asi como los autonómicos y nacionales.

Este golpe que de alguna manera parece que viene de la oposición política en el parlamento, que también, en realidad podría estar pertrechado desde los círculos cercanos al expresidente de la Junta, Manuel Chaves, quien con sus colaboradores madrileños podría estar marcando cuáles son sus capacidades y fuerzas en todo el territorio andaluz.

Centrándonos en Almería, sin duda el triumbirato que conforma la dirección provincial respirará aliviado ante esta importante baja que ha sufrido Griñan con la dimisión de Velasco, puesto que este último les ha venido desautorizando constantemente en los últimos tiempos muchas de sus actuaciones y ha dado lugar a que tanto Martín Soler como Diego Asensio y Segura Vizcaino se vieran relegados de las intenciones que tiene el secretario general de los socialistas andaluces para Almería, intenciones sin duda de cambio de rumbo, pero que viene condicionado por las fuerzas que ambos sectores tienen en la provincia, asi como por los resultados que se pueden obtener en un supuesto congreso provincial, que indudablemente se produciria a posteriori de un congreso regional socialista, lo que condicionaria a Griñan para ser un hombre fuerte en el partido en Andalucía.

Sabemos que esta dimisión ha pillado de sorpresa a muchos socialistas que no están de acuerdo con la manera de actuar de la dirección provincial, y que en la actualidad se están empezando a preocupar si esta situación influirá en ese proceso de cambio y regeneración que esperaban en el partido para la provincia de Almería, aunque siguiendo las consignas dictadas desde la regional, dirimirán sus discrepancias de manera interna, teniendo en cuenta que les es necesario dar una imagen de unidad de criterios y unidad de acción, a fin de intentar paliar la sangría de votos que pueden tener en las principales localidades como El Ejido, Roquetas, Almería capital y en la propia diputación provincial.

Esta crisis abierta con la dimisión de Rafael Velasco afectará en sobremanera al candidato a la alcaldía, Juan Carlos Usero, porque al ser sin duda el hombre de confianza de Griñan en la provincia de Almeria, tendrá que hacer verdaderos equilibrios para que la crisis que ha estallado ya a nivel andaluz no se le agrave en Almería y que los componentes tanto del sector crítico como los pertenecientes al sector denominado oficial o martinista no le condicionen tanto la disginación de los candidatos a concejal como el largo y dificil camino de aspirar a la alcaldía de la ciudad.

La verdad es que esta dimisión de Rafael Velasco no es más que la primera batalla que podremos observar desde aqui hasta que pasen las elecciones autonómicas en la región, y lo que es evidente es que en el PSOE andaluz existen dos sectores, uno con aires e ilusiones de cambio, que pretende regenerar el partido y darle nuevos aires de cara al futuro, y un segundo sector, cuyos líderes estan instalados en Madrid en supuesta retirada de la política andaluza, pero que en realidad quieren enseñar los dientes al actual secretario general, a fin de seguir mandando en una región, en la que después de 30 años de gobierno tienen sus piezas perfectamente colocadas para que la pretensión de cambios que en su día propició Zapatero no se pueda producir del todo.

Por último, será también bastante interesante el observar cómo gestiona esta crisis interna de los socialistas el primer partido de la oposición en Andalucía, que aunque se ve ganador en las encuestas, deberá esforzarse de manera importante para lograr el gobierno de la Junta, situación que aunque pueda parecer que la tienen al alcance de la mano, está muy alejada, teniendo en cuenta que las huestes de Javier Arenas unicamente le vale la mayoría absoluta para obtener la presidencia y todavía falta bastante tiempo para su consecución y no sin realizar esfuerzos importantes para conseguirla.
(noticiasdealmeria.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario