Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

¿Qué es la derecha?

Anyes Segura
Concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Almería
 
Una de las pocas ideas que han encontrado consenso común en el entorno europeo es aquella que hace referencia al poco nivel de confianza de los ciudadanos de los países democráticos -independientemente de que apoyen esta forma de gobierno por encima de cualquier otra- con respecto a las instituciones de la democracia representativa, desde los partidos políticos y los parlamentos, hasta los propios gobiernos.

Y entre las causas de esta desafección de los ciudadanos cabe buscar muchas respuestas, que pueden oscilar desde el supuesto fin de la política de bloques hasta la consiguiente pérdida de peso de las diferencias ideológicas. Pero más allá de este enfoque teórico, ¿qué hay detrás de todo este ingente amasado de justificaciones? ¿Alguien se cree que realmente se ha acabado la política de bloques y que las diferencias ideológicas no existen? Echemos un vistazo.

En España al gobierno socialista -de izquierdas- se le ha crucificado públicamente por una serie de recortes en el gasto, subida del IVA, y reducción del déficit gracias a un plan de austeridad; En Italia, el gobierno de Silvio Berlusconi congelará tres años los salarios de los funcionarios, el mismo tiempo que estará sin contratar nuevo personal, y además reducirá de una a cuatro las ventanas que dan acceso a las pensiones, algo que obligará a miles de ciudadanos a aplazar al menos seis meses su retiro (cabe mencionar que se han eliminado las ayudas a los discapacitados).

En la locomotora de Europa, el gobierno de Merkel ha recortado las ayudas a las familias y ha eliminado diversas subvenciones para los parados crónicos, además de aprobar una supuesta reforma de las Fuerzas Armadas, que perderán hasta 40.000 de sus 250.000 soldados, y que provocará la perdida en la Administración de 15.000 empleos (al tiempo que los funcionarios se quedan sin el incremento de un 2,5% en la paga extra de Navidad, es decir, sin mantecaos y sin turrón). Por último, el ejecutivo de James Cameron en Inglaterra ha anunciado la supresión de 490.00 puestos de funcionarios y otros 49.000 empleos en el Ejército, al tiempo que recorta los llamados Child Trust Funds (unas cartillas de ahorro con dinero público para los recién nacidos) por valor de 370 millones de euros. Pensemos: si a Zapatero se le ocurriera suprimir la ayuda a parados de 420 euros (como se ha hecho en Alemania), o bien, si a Zapatero se le ocurriera dejar en la calle a casi medio millón de funcionarios (como se ha hecho en Inglaterra), ya nos habrían colgado de la picota a más de uno. Mirar a Europa y ver en qué nos diferenciamos a veces puede ser algo más que un ejercicio de conciencia.

4 comentarios:

  1. He leido dos veces el artículo de esta chica y aun no entiendo que tiene que ver el título con lo que expone en el mismo.
    ¿Nos quieres transmitir que la derecha recorta gastos sociales en Europa? ¿Nos quieres transmitir la idea de que la izquierda lo hace porque no tiene más remedio?
    Y en lo que comentas de que nos diferenciamos de Europa, pues es fácil. Mientras países como Alemania y Francia ya CREAN EMPLEO, nosotros seguimos a la cabeza de la destrucción de puestos de trabajo.
    Curioso esto último, pues la idea socialista de que la crisis la traen las políticas neoliberales de la derecha, se queda en "agua de borrajas". Estos países son gobernados por la derecha y España por la ¿izquierda?. Lo pongo entre signos de interrogación, pues el gobierno del Sr. Rodriguez Zapatero no ha gobernado por si solo en estas dos legislaturas. Han gobernado los partidos de extrema izquierda NACIONALISTAS, puesto que tanto en Cataluña como en el gobierno central han necesitado de sus apoyos para sacar a delante las leyes y los presupuestos.
    Claro que, una vez que la situación fue insostenible, no tuvo más remedio este gobierno que recular y AFRONTAR la realidad. Una realidad que han negado rotúndamente (aun hoy algunos lo niegan) y han tenido que hacer grandes recortes sociales, como por ejemplo, bajar los sueldos a los funcionarios y "congelar" las pensiones.
    Estas últimas medidas, han propiciado un alejamiento de la extrema izquierda, la cual deja al gobierno del PSOE sin apoyos. Víendose solo, el gobierno, lejos de combocar elecciones, pacta con los NACIONALISTAS otra vez, pero esta vez con los de una ideología más hacia la derecha. Estos pactos ,por supuesto, no son gratuitos. Ahora esta factura nos va a salir muy cara al resto de los españoles, porque el pacto con el PNV nos va a costar (entre otras cosas), la rotura de la Caja Única de la Seguridad Social.
    ESto, querida Anyes, es la izquierda.

    Miguel Ángel Montero

    ResponderEliminar
  2. Anyes Segura comulga con unas ideas que sabe defender de de modo brillante. Esas ideas no tienen por qué compartirse, pero nadie puede dudar de la claridad de sus planteamientos. A mí me gusta leerla. Y mucho.

    ResponderEliminar
  3. Todo esto que cuenta la Sra. Segura estaría muy bien si lo estuviese haciendo con su dinero. El problema es que, para mantener todo ese bienestar del que se enorgullece, ahora mismo está yendo a los foros financieros mundiales a pedir dinero prestado...

    Es indudable que el socialismo significa vivir mejor. Lamentablemente siempre hace falta otro que pague la factura.

    ResponderEliminar
  4. Pero ¿de qué derecha habla? ¿De los que gobiernan en Grecia y en España y que nos han hundido en el fango?

    Los discursitos de tus Griñanes y de tus Zapateros, déjatelos para vuestros congresitos, y no nos vengas con la propaganda del régimen a los que os padecemos que nos hacemos una idea de lo que consideráis lo "social".

    ResponderEliminar