Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Comparecen sus recibos de IBI


Juan Carlos Usero
Presidente de la Diputación de Almería y candidato a la Alcaldía de Almería
 
Insólito. El recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles, IBI, o contribución, como se denominaba antiguamente, sube año tras año, mientras que el Ayuntamiento de Almería se empecina en anunciar, también año tras año, que va a bajar este impuesto. Una desafachatez. Y como muestra un botón: compare su recibo de 2009 con el que acaba de pagar de 2010 y verá cómo el importe se ha incrementado, a pesar de que también el año pasado el concejal de Hacienda hizo un nuevo anuncio de bajada del tipo. No son palabras, sino hechos. Miren y comparen.

Le podemos dar todas las vueltas que se desee a la tortilla pero, al final, lo que quedan, como siempre, son los datos. Y el hecho es que los almerienses, año tras año, tenemos que rascarnos más el bolsillo para hacer frente a este impuesto que el equipo de gobierno de la derecha ha dejado incrementar entre un 40 y un 50 por ciento durante los últimos tres años.

Si es cierto que con la revisión el valor catastral que se realizó en 2007, como marca la normativa cada 10 años -la anterior fue en 1997-, se incrementó el valor catastral de las viviendas, y por tanto, el IBI, existe un concepto que gestionan los ayuntamientos, que es el tipo de gravamen, que se tenía que haber bajado en 2007 para que los almerienses experimentasen la subida de forma gradual y no de golpe. Este tipo es el margen que tiene el Ayuntamiento para habernos hecho a todos esta subida más suave pero, sin embargo, optaron por mantenerlo, a pesar de que sabían que el recibo de 2008, tras la revisión, iba a ser enormemente más costoso que el del año anterior. Entonces el tipo del 0,755 -el que dice ahora el concejal de Hacienda, Pablo Venzal, que va a bajar- se mantuvo para 2008, a pesar del enorme sobreesfuerzo económico que iba a suponer para los contribuyentes.

Desde aquel momento, a través de mociones, de intervenciones en los plenos, en las reuniones de portavoces, en ruegos y preguntas, los concejales del Grupo Municipal Socialista, del que formo parte, nos hemos hartado de hacer propuestas al equipo de gobierno para reducir el tipo en el momento de inflexión y hacer más asequible ese incremento. Ya en 2007 les propusimos bajar el tipo al máximo que permite la ley, al 0,400, y se mantuviera de forma constante durante los 10 años siguientes a la próxima revisión catastral, pero no lo aceptaron. Han preferido mantener el gravamen, y no sólo eso, además tienen la desfachatez de decirle a los almerienses que les van a bajar este impuesto. ¿Qué pretenden? ¿Tomarnos el pelo? Los números demuestran que con el nuevo anuncio de establecer este coeficiente en el 0,575, que Venzal se atreve a calificar de bajada, el próximo año, el recibo del IBI de 2011 volverá a ser más caro que el de 2010. No son palabras, son hechos. Busquen sus recibos, miren y comparen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario