Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Ortega Cano anuncia demanda contra Ana María Aldón

Tania Artajo
@opinionalmeria

Si es cierto, aunque parece que no, que José Ortega Cano lleva a cabo todas las denuncias que pregona en televisión, el gabinete jurídico que le presta servicios debe ser uno de los más atareados del país. En los últimos meses ha anunciado demandas judiciales contra Rocío Carrasco, la hija mayor de su exmujer, Rocío Jurado; contra Kiko Jiménez, el que fue novio de su hija Gloria Camila, y, ahora, contra Ana María Aldón, la que ha sido su esposa hasta hace unos días.

Telecinco, ayer / Telecinco

Ana María Aldón no tuvo ayer uno de los días más gratos de su carrera televisiva. El programa Fiesta, que produce Ana Rosa Quintana, en el que colabora, se ha convertido en uno de sus mayores pesadillas. Emma García, la presentadora, no muestra ante ella el más mínimo ápice de empatía que suele mostrar ante los malos momentos de otros colaboradores. Y después están Beatriz Cortázar y Aurelio Manzano, que, con tan de defender a José Ortega Cano, no tienen miramientos en dirigir a la modista las más hirientes palabras. Por si fuera poco, la siempre desmedida Amor Romeira también se subió al carro del ataque dirigiendo a Ana María las palabras que debe pronunciar independientemente de que sean ciertas o falsas.

José Ortega Cano vio conveniente no intervenir ayer en directo en el programa. Pero sí tenía mucho interés en lanzarle una amenaza a Ana María Aldón. Para ello utilizó, cómo no, el conducto de Aurelio Manzano, que se ha convertido en su portavoz informal. El periodista mostró a Ana María los mensajes que se había cruzado con el torero. "¿Es hoy el Día de los Inocentes?", susurró la andaluza no dando crédito a lo que sentía desde el teléfono de Manzano.

“Estoy jodido. Como siempre, jodido... No ha hecho más que hablar de mí y de mi familia... Yo he sido buena persona con ella... Voy a llevar esto por la vía judicial”, eran algunas de las expresiones que decía Ortega. En un momento determinado Ortega Cano se refiere a la madre de su hijo como "esa mujer".

“Me duele que diga eso, porque yo he sido buena con él, pero si él tiene ese concepto…”, respondió Ana María Aldón, que momentos después abandonó el plató visiblemente emocionada. Posteriormente, dijo: “Dice que lo único que he hecho es hablar mal de él y de su familia. Me da pena que piense que, en diez años, solo he hecho eso. Me parte el alma... Yo también estoy cansada”.

Ana María le echó en cara a Aurelio Manzano que llamara a Ortega cuando sabe que está enfadado para que le dé esos tremendos titulares y se queja de que el torero diga que no habla cuando, en realidad, constantemente hay declaraciones de él. Durante la publicidad le llegó a decir a Aurelio que es “un cerdo”.



Las redes sociales se mostraron muy críticas con los colaboradores de Fiesta / Twitter

Las redes sociales se han mostrado muy críticas con la actitud de Emma García, Beatriz Cortázar y Aurelio Manzano, que no han regateado esfuerzos para darle a Ana María una de las noches más amargas de despedida de año.

Según Lecturas, pese a lo que pueda parecer, Ana María y José Ortega Cano decidieron emprender rumbos por separado de mutuo acuerdo. De hecho, el matrimonio no tardaba en llegar a un acuerdo de separación en el que se dividían la custodia de su hijo por semanas. La única condición para la diseñadora era que su nueva casa estuviera a una distancia corta del colegio del menor. Además, el torero pagará 1.000 euros al mes como pensión de alimentos. Harán frente a los gastos extraordinarios de manera equitativa, y como suele pasar en la mayoría de padres separados, los veranos estarán divididos por quincenas. Finalmente, Ortega Cano pagará el 100% de los gastos de educación y universidad incluso después de haber fallecido, detalle que ya está dispuesto en su testamento.

Según la legislación española, Ana María Aldón tenía derecho a una fuerte compensación económica en su proceso de divorcio, algo a lo que ella renunció. Recordemos que la diseñadora tuvo que renunciar a cualquier tipo de actividad remunerada mientras su marido estaba en la cárcel por un suceso de triste recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario