Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

El juicio de Rocío Carrasco por la pensión de su hijo

Tania Artajo
@opinionalmeria

El día 1 de marzo de 2021, veinte días antes de la emisión de la docuserie "Rocío, contar la verdad para seguir viva", David Flores Carrasco, hijo de Antonio David Flores y Rocío Carrasco, a través de la abogada Beatriz Robles, presentó una denuncia ante la jueza Verónica Carabantes, del juzgado de Instrucción número 3 de Alcobendas, contra su madre, a la que le reclama 7.000 euros por impago de pensión alimentaria, además de un año de prisión y 15.000 euros de indemnización. A esa denuncia se sumó el padre del joven.

Si observamos la fecha de la presentación de la denuncia y el comienzo de la emisión de la docuserie, no se puede afirmar, como se ha dicho, que la denuncia es una forma de "represalia" por la emisión del programa de La Fábrica de la Tele, pues hay una separación de 20 días entre un hecho y otro. Excepto, es obvio, que Antonio David Flores -que por aquellos días trabajaba en Telecinco- tuviera conocimiento de que se iba a emitir el programa que tanto debate ha suscitado en la sociedad española. En la demanda, los abogados piden que se llame a declarar como testigos de la parte denunciante a Olga Moreno y a Rocío Flores.

Hoy es tema de portada en Lecturas

La razón de la denuncia parte del hecho de que Rocío Carrasco no había abonado a su hijo la cantidad de 200 euros mensuales que tres años antes había estipulado la jueza Sonsoles Lloria, del juzgado número 1 de Violencia Sobre la Mujer, de Alcobendas (Madrid), porque era "dependiente económicamente" y, además, padecía una enfermedad genética. El 17 de mayo de 2021, la jueza ordenó "la mejora de embargo sobre la parte proporcional del salario y demás emolumentos que pueda percibir" Rocío Carrasco de la entidad Mediatso, una productora de televisión titular de Tesseo, la productora del programa "Lazos de sangre", que presentaba Boris Izaguirre y donde Rocío Carrasco participaba con regularidad desde el verano de 2020. La finalidad del embargo era "cubrir la suma de 5.800 euros de principal más 900 euros para intereses”.

Por otra parte, la jueza Verónica Carabantes tuvo conocimiento de que Rocío Carrasco había declarado cero euros de ingresos en el año 2018 y 25.164,66 euros en el año 2020, estos últimos correspondientes a un pago de la revista Hola! (20.000 euros), la Asociación de Actores (3.137,08) y la productora Proamagna (2.027,58). Posteriormente, los abogados de Antonio David Flores pidieron el embargo de las cantidades que Rocío Carrasco recibiera por su participación en la docuserie "Rocío, contar la verdad para seguir viva". Como consecuencia de todo ello, a Rocío Carrasco ya se le han retenido todas las cantidades que supuestamente debería haber abonado a su hijo. 

Hace tan solo unos días, el 20 de diciembre, los abogados de Rocío Carrasco han presentado su escrito de defensa. En el mismo explican que "al no apreciarse la existencia de ninguna infracción penal que se pueda imputar a mi defendida, no es posible señalar su participación en ningún delito" por lo que reclaman la absolución para Rocío. En ese escrito, piden que se aporten los siguientes documentos:

- El documento acreditativo de la pensión no contributiva que el joven recibe de la Junta de Andalucía por padecer una enfermedad genética. El importe de esta pensión es de algo más de 400 euros. 

- La referencia de la cuenta donde David recibe esa pensión. Recordemos que, según se supo en su día, de la indicada cuenta era cotitular Olga Moreno, no así el padre del joven, que hubiera sido lo normal. Es posible que Antonio David Flores no figure como cotitular de la cuenta para evitar un embargo. La pensión no contributiva no es embargable, pero sí el saldo de una cuenta. Si se produjera el embargo del saldo de una cuenta que solo ingresa la pensión, el importe del embargo sería repuesto.

- Los movimientos bancarios producidos en esa cuenta en los últimos años y quién ha dispuesto de los mismos. Se quiere descartar que la cuenta del joven ha sido utilizada con otros fines distintos del simple cobro de la pensión.

Esta petición de documentación la hacen los abogados de Rocío Carrasco para poder demostrar que su hijo tiene suficientes recursos económicos para vivir y que, por tanto, no ha cometido ningún delito de abandono.

También piden que los letrados de Rocío Carrasco que se aporte en el juicio la documentación de otro procedimiento abierto contra Antonio David Flores por no pagar la pensión de sus hijos cuando eran menores de edad. En esa investigación, aún pendiente de juicio, Flores está acusado de insolvencia punibleAntonio David Flores no pagó 559,83 euros mensuales de la pensión de sus hijos, que vivían entonces con su madre, por lo que fue condenado a pagar 60.000 euros, algo que no hizo. Rocío Carrasco acusa a Antonio David Flores de ocultar sus ingresos, por lo que podría ser condenado hasta a cuatro años de prisión por un delito de insolvencia punible.

En el juicio contra Rocío Carrasco la Fiscalía indica que los hechos son "constitutivos de un delito de abandono de familia previsto y penado en los artículos 227.1 y 227.3 del Código Penal". Ese delito puede ser castigado con un máximo de un año de cárcel y una multa, que el fiscal cifra en 19.000 euros. Obviamente, si la hija de La Más Grande fuera condenada en los mismos términos que pide la Fiscalía, su ingreso en prisión no se produciría.

Al contrario de lo que se ha indicado en algunos medios, a día de hoy Rocío Carrasco no ha pedido la comparecencia de su hija como testigo. Quien lo ha pedido ha sido el padre. No se descarta que la madre también pida la presencia de su hija, así como las de Olga Moreno y Fidel Albiac. No hay aún fecha de juicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario