Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

Tamara Falcó se explica en "El Hormiguero"

Nuria Torrente
@opinionalmeria

La ruptura y el reencuentro de Tamara Fálcó y su novio Íñigo Onieva han sido uno de los temas más comentados por la prensa del corazón en las últimas semanas. La hija de Isabel Preisler ha ido a "El Hormiguero" a explicar cómo se ha producido el reencuentro con el otra vez su novio. Esta es la esperpéntica explicación:

Tamara Falcó explica cómo fue su reencuentro con Íñigo Onieva / A-3

Tamara Falcó: Yo muy digna y genial, yo quiero empezar el año bien, esto tal, todo rarísimo, y entonces me pasé, bueno, dije, vale, lo dejamos todo aquí, todo muy bien, pasamos página. Y pasé toda la tarde fatal, toda la tarde fatal, en plan… escribiendo una lista que nos había dicho el padre Cruz sobre las mil formas de hablar, en fin, pasándolo fatal.

Pablo Motos: ¿Llorando incluso?

Tamara Falcó: Llorando un poco.  Y entonces, entonces, nada, ¡ah!, llegó la hora de las uvas… ¡ah!, y el… el 28, eh, pasó todo lo de mami y Mario, que tal, que sale en la prensa, tal, y llama mi hermana desde Estados Unidos y entonces mi madre hace un comentario, ¿sabes? Sobre, sobre tío Julio, tal, y tío Julio hizo un comentario a mi madre, y en ese momento yo pensé: “Si nunca se han dado una oportunidad…, ¿sabes?, y fíjate que ahora, ¿sabes?, tienen vidas distintas y todo eso”. Y entonces me dio que pensar. Y entonces, eh…

Pablo Motos: Te quiero entender.

Tamara Falcó: Me quieres entender, pero es complicado.

Pablo Motos: No, no, te quiero entender, o sea, tú ves que es complicado. Tú ves que Julio Iglesias y tu madre han seguido teniendo, pues, como algo especial, a lo mejor…

Tamara Falcó: No, bueno, es que hay veces que se da una cosa, en un momento determinado, eh, Chari dijo “porque el amor no se qué” en un momento determinado… Y dijo mi madre: “No, Chari, enamorado era lo que estaba yo de tu padre, que me rompió el corazón, o sea, y tal, y por eso y por eso no lo he podido perdonar”. Y entonces algo me hizo clic, y entonces dije “¡adiós…!, y esto era el 28 0 el 29, y yo, ¡uy!, y entonces dije “claro, es que, uy, eh, para los que no hayáis vivido nunca un corazón roto, te duele el corazón, o sea, no es mentira, te duele el corazón. Entonces, lo sientes y los sientes ¡tal! Entonces me dio qué pensar, y pensé, y entonces tenía, igual…

Pablo Motos: Te dio qué pensar si tenía…

Tamara Falcó: Me dio qué pensar y entonces me dije: “Yo paso”. Me dije “estamos en año nuevo y tal”. Y esto me dio mucha pena. Entonces, eh, le escribí un mensaje. Me dijo: “Tamara, son las uvas”. Le dije: “No, son los cuartos”. Ja, ja, ja… (aplausos). Yo le dije: “¿Vas a venir a verme luego?”. No, tal.

Pablo Motos: ¿Le dices esto a las doce menos un minuto?

Tamara Falcó: Si, claro.

Pablo Motos: ¿Y le escribes un mensaje y le dices “¿Vas a venir a verme luego?”.

Tamara Falcó: Sí, claro, he dicho antes si vas a venir a verme luego, yo no sabía si sí, si no…

Pablo Motos: ¿Y su corazón lo ha superado? Quiero decir, no le dio un infarto…

Tamara Falcó: No, ya, la dife…, ya, ha dicho que no, se ha dado cuenta que la diferencia, y que ya no se va a interponer ante nada. Y entonces, también estaba el “¡Hola!” sacándonos una foto… y pasa una moto.

Pablo Motos: ¿Pero cómo va a estar el “¡Hola!”. Estás diciendo que el día 31 de diciembre…

Tamara Falcó: El día 31, a las 12 y cuarto y tal había un paparazzi en casa que… que, que es fuerte, eh, porque coge a Íñigo en moto, que no te creas que es tan sencillo, o sea, ¿sabes, porque va a toda mecha, le cogió una foto, y entonces, como se reconoció la moto, pues ya salió foto, se confirmó otra vez, no era un rumor. Total, que hicimos las paces y ya tal, y entonces, como nos queríamos quitar de todo este ruido de tal porque ya enseguida iba a salir en prensa, eh, nos subimos al Polo Norte. 

Trancas y Barrancas: Muy bien, la verdad es que es la mejor solución. Para romper el hielo.

Tamara Falcó: ¿Dónde te puedes ir lo más lejos posibles, pues al Polo Norte, no? Pero allí también nos pilló la prensa.

Pablo Motos: ¡Perdona! ¿Había paparazzis en el Polo Norte?

Tamara Falcó: Sí. Ja, ja, ja. (aplausos) Bueno, llegaron más tarde, pero yo creía que era imposible, porque, además, se congelan esperando fuera, entonces, hace menos doce grados. La verdad es que han sido unos días muy sencillos, pero muy bonitos, y, bueno, eh, y ahí estamos con el fuego, tal, chimenea.

Pablo Motos: Entonces, has decidido tomar… ¿Cuándo se enteró tu madre, qué te dijo tu madre?

Tamara Falcó: Mi madre lo que me quiere es evitar el dolor, y me dijo: “Tamara, la gente no cambia”. Y yo pensé…, eh, ¡yo he cambiado!, durante mi vida yo he cambiado, yo sí creo que la gente cambia. Aparte de eso, yo pensé: aquí tengo dos opciones, o ver qué pasa o quedarme con la duda y vivir una vida segura y tal , y entonces pensé: “Bueno, voy a intentarlo”.

Pablo Motos: Muy bien.

Tamara Falcó: Voy a intentarlo, ¿sabes? Voy a intentarlo. Y ahí que estoy, ¿sabes?, ahí que estoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario