Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Cabo de Gata, un barrio en declive

Cristóbal García
Actor
 
No, no es el titulo de la última pelicula de James Cameron, es lo que está sucediendo en los ultimos años en Cabo de Gata. Hace años este barrio, el más turistico de la capital almeriense, era la panacea del turismo, lo tenía todo: una playa increiblemente grande y virgen donde poder disfrutar las mañanas y tardes de sol, y sobre todo, unas actividades nocturnas atractivas para los turistas, veraneantes y visitantes. Yo mismo he disfrutado durante años de conciertos que han ido desde una maravillosa noche con la luna acompañando a Carlos Cano, pasando por poperos como Presuntos Implicados o Los Secretos, hasta conciertos exclusivos de La Vaca Azul que llenaban las noches cabogateras de actividad y gentes contentas.
 
Pero los tiempos cambian y mientras otros municipios de la provincia como Roquetas, Nijar, Vera, etc., se han apuntado al cambio de oferta turistica de calidad, nuestra capital se ha empeñado en ir contracorriente y apostar por un modelo cutre y en decadencia. El resultado es obvio. Toda la provincia aprovecha su gran filón turistico, excepto Almería. El Ayuntamiento capitalino sigue empeñado en que sus grandes atractivos están en el centro de Almería, la Alcazaba, los Refugios, los Museos, y bueno, ¿alguien se acuerda de la Faluca y el dineral que costó?
 
Leo, y me indigno al leer, que estos primeros seis meses del año todos los puntos, que según nuestro Ayuntamiento son los turisticos, han alcanzado casi las 15.000 visitas. ¿Saben lo que son 15.000 visitas? Pues más o menos la cuarta parte de los visitantes de Cabo de Gata cualquier día de verano. Nuestro faro, el de Cabo de Gata, recibe una media de -¡alucinen!- un millón de visitas anuales. Pero claro, ¿para que nos ibamos a molestar en rentabilizar esas visitas? Lo mejor es intentar por todos los medios de acabar con ellas, y en eso el Ayuntamiento se las pinta solo. Prohibiendo conciertos, obligando a cerrar locales cuando todo el mundo está en la calle, mandando municipales a multar a los pocos locales que intentan traer alguna actividad, y por supuesto, dejando de fomentar ellos mismos cualquier muestra cultural que avive nuestra parte de costa.

Espero, y casi me entran ganas de animar, que los cabogateros un dia de estos pierdan la paciencia y se cansen de dejarse ningunear. Ese dia, el dia que las playas de Cabo de Gata cierren sus puertas por hartazgo, 80.000 bañistas van a tener que tomar el fresco en la cubierta de la Faluca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario