Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La izquierda se resiente y no espera más

Luis Caparrós Mirón
Secretario General del PSOE de Purchena

La izquierda se resiente y sufre su falta de adaptación a este mundo globalizado. Un mundo que desde esa cercanía inmediata  y entrelazada, sus decisiones hacen afectar directamente a nuestro país, mermando nuestra capacidad autónoma a la hora de tomar y ejecutar medidas coherentes con los principios básicos de la socialdemocracia.

Una izquierda que pierde, a pasos agigantados, nuestras señas de identidad, agravada por una crisis financiera que nos está arrastrando al abismo y donde unos pocos son capaces de decidir por todos nosotros. Una política neoliberal y ultraconservadora, generalizada en el mundo y en Europa en especial, que en nombre de una crisis de los ladrones de “guante blanco (creada por la especulación y el enriquecimiento fácil de los poderosos,  subidos  a los altares, en parte, por los poderes públicos y la clase política) nos obligan a tomar medidas insolidarias de austeridad y recortes que afectan directamente, con virulencia, a la clase trabajadora.

Una clase trabajadora, incluida la clase media, que en su gran mayoría comparte los valores y principios de la socialdemocracia. Hombres y mujeres “indignados”: Los que  un día la ilusión les desbordaba. Cargados de esperanza que con la palabra secaban su garganta defendiendo los nobles valores de la izquierda comprometida. Gente buena y honesta que derrama lágrimas saladas de tristeza y rabia al ver, por la indiferencia de los poderosos de la Tierra,  la mirada inocente del que tiene hambre, doblegado y abandonado a su propio destino.

Los que siempre fueron nobleza y nos entregaron su confianza. Los que siempre fueron los últimos y siguen esperándonos a que hagamos algo, en estos momentos difíciles, con mucha fuerza creadora de ilusión y esperanza. A esa  gente a los que les vaciaron sus bolsillos y les robaron “la llave”,  adquirida con  sacrificio y sudor, de su techo y felicidad. A los que tantas veces se les dijo que sí a un trabajo. Los que siempre creyeron en nuestra palabra… ¿qué podemos hacer y decirles desde la socialdemocracia?

En primer lugar tenemos que hablarles desde el corazón con sinceridad y nobleza. Decirles que hemos cometido errores, que si bien es verdad que hemos sido capaces de construir un país más próspero y moderno, donde hemos redistribuido la riqueza y creado el Estado del Bienestar, no es menos cierto que ahora es tiempo de reconducir las políticas de izquierdas, de escuchar y hacer. A modo de ejemplo:

-Que la democracia se puede y se debe perfeccionar .Que los Partidos Políticos deben mejorar en calidad su democracia interna. Que nuestra Constitución no puede esperar más en su necesaria reforma y adecuación a nuestra sociedad avanzada y moderna del siglo XXI.

-Que es hora de tomar nuevas decisiones y articular medidas capaces de reforzar y fortalecer en cantidad y calidad los valores que dignifican al ser humano. La libertad en todas sus vertientes, la Igualdad real por abajo, una Justicia más eficaz y ágil. El fomentar y educar en más Solidaridad comprometida con el más vulnerable y débil. La consolidación, con nuevas medidas, de la plena igualdad de oportunidades. Una Educación de más calidad apoyando  y orientando a la familia como célula primaria responsable de la educación de sus hijos .Una Formación Profesional de reconocimiento y prestigio, permanente renovada y adaptada al tejido productivo y al territorio.

-La necesidad de cambios profundos en materia fiscal. Un sistema contributivo más solidario, más justo y eficaz. Más operativo y resolutivo en la lucha contra el fraude fiscal. Leyes más duras contra la corrupción y el fraude.

-Que la ética y la honestidad se desarrolla plenamente con la coherencia, la austeridad y la optimización de los recursos. Que nuestros gobernantes y la clase política estarán obligados al sometimiento de ser espejos transparentes y nítidos donde los ciudadanos puedan mirarse e identificarse con los que los representan.

-La aprobación de medidas que regulen con mayor eficacia nuestro sistema financiero garantizando un servicio de interés general  prestador de recursos financieros a la empresa y a la ciudadanía. Un sistema financiero que tenga prohibido otras actividades que  no sean la compra y venta de dinero. Medidas  más severas de control y solvencia financiera que cierren las puertas a movimientos de especulación y negocios que no les son propios.

-El sometimiento de los grandes monopolios del sector privado como puede ser el energético o el de la comunicación al interés general de la comunidad y de lo público. Nueva leyes  y controles más rigurosos de los beneficios y el buen uso de los mismos (no se puede consentir una regulación de empleo con cinco mil despidos y seguidamente repartirse 400 millones de euros entre los consejeros de la empresa).

-Que nuestras señas de identidad en pluralidad y diversidad cultural se potenciarán desde el respeto y custodia de lo diferente.

-Que la protección de nuestro Medio Ambiente es compatible con el crecimiento. La obligatoriedad de la sostenibilidad en el desarrollo económico y la premisa del que contamina paga.

-Que la defensa de los derechos individuales y colectivos es nuestro camino. Un camino que ha de estar permanentemente limpio para el buen tránsito  y que sólo se consigue mediante la inflexibilidad en la disciplina exigente del cumplimiento de nuestros deberes individuales y colectivos.

-Que actualizaremos nuestro papel y capacidad de incidencia en el avance de la Europa de los Pueblos.  Trabajar en una Europa rearmada y fuerte frente a los gigantes del poder financiero y de los especuladores. Que la Europa Social del Bienestar ha de converger en un sistema fiscal-económico único y común que garanticen la protección de los derechos universales consolidados. Así como el derecho al trabajo y al pleno empleo. La Europa de las oportunidades reales de los jóvenes. La construcción de un Gobierno Europeo Ejecutivo.

El PSOE, en la Conferencia Política de este otoño, debatirá y tomará decisiones de qué  hacer y decirles a la mayoría de izquierdas de este país. Una gran oportunidad de rectificar,  en introducir cambios profundos en la forma y en el fondo de hacer política. De hablar del presente y del futuro del socialismo, de un socialismo que sea capaz de dar respuestas nuevas cargadas de ilusión y esperanza, a los que en la calle nos están esperando y quieren volver a creer en nosotros. Rubalcaba  puede escuchar  y hacer construyendo una nueva ilusión y esperanza en un gran futuro desde la izquierda,  recogiendo la voz de la calle y dando respuestas. Si todos queremos, podemos. Otro mundo es posible.

2 comentarios:

  1. Anónimo1/9/11 19:47

    Ya Luis veo que eres un tío de partido y hablas de la necesaria reforma de la Constitución; y a la vez hablas de igualdad por abajo y estado del bienestar. ¿Esto casa? ¿No es contradictorio? Me gustaría me contestarás...soy un tío de izquierdas, no soy afiliado al psoe pero he seguido el proceso congresual del psoe de almería y es una pena que no hayas salido como secretario general, precisamente por cosas como esta no se le conoce opinión al sr. Schz Teruel de este tema, del tema de las diputaciones de lo que tu también has escrito, etc etc...un saludo

    ResponderEliminar
  2. Luis Caparros2/9/11 18:27

    No.Todo lo contario,no es contradictorio la reforma constitucional es una respuesta para fortalefer el Estado Social y de Derecho de España.Ahora bien,la austeridad y el límite en el déficit han de ser valores de optimización de los recursos y su buen uso para garantizar el Estado del Bienestar.Los recursos y la potenciación de los mismo con un sistema fiscal y contributivo que haga que las grandes fortunas aporten más.Aunque parezca una contradicción que sean los ricos los que dicen que quieren pagar más es porque ellos saben que ya no es posible una marcha a trás en el Estado del Bienestar y no quieren poner en peligro su " status " con medidas más drásticas por parte de los poderes públicos arrastrados por la presión de los colectivos sociales.La izquierda, ahora, la avala la mayoría de la ciudadanía siempre y cuando las políticas sea enfocadas a la izquierda con fuerza y decisión.Medidas que sean para fortalecer,resguardar y mimar el Estado Social basado en la Solidaridad y la igualdad por abajo.

    ResponderEliminar