Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Níjar, entre el oro y la naturaleza

Pedro Mena Enciso
Profesor de Historia

Rodalquilar ofrece los elementos propios de la explotación de un yacimiento de oro: poblado de trabajadores, con iglesia y viviendas de sabor colonial, escuela, cuartel, almacenes, edificio de lavado, molido y pulverización, bancadas para la cianuración, cubas cilíndricas de precipitación, grandes estructuras de hormigón armado teñido en tonos rojizos por efecto del óxido y un paisaje de roca lavada en forma de pequeños cañones. Es un ejemplar de arqueología industrial de insólita y sugerente belleza”. (“Historia y Cultura de la Comarca de Níjar”).

Efectivamente, nuestro Valle del Oro (aquel donde vivió la ilustre almeriense Carmen de Burgos, periodista, escritora, traductora y activista de los derechos de la mujer) forma parte del más extenso municipio almeriense: Níjar, una comarca privilegiada por la Naturaleza que encierra un tesoro de valor incalculable: el Parque Natural, cuyos espléndidos paisajes dan una identidad única a este mundo mágico que es Almería, una de las provincias con mayor porcentaje de espacios naturales de Europa. Nuestro Parque Natural marítimo-terrestre de Cabo de Gata- Níjar, declarado como tal el 23 de Diciembre de 1987 por el Gobierno Andaluz, cuenta con 29.000 Has. protegidas y pertenecientes a los términos municipales de Níjar, Almería y Carboneras.

Se localiza en el extremo Suroriental de la provincia y constituye un grandioso edificio volcánico, de fuerte personalidad,  que se formó por fases durante la era Terciaria. Un clima excepcionalmente seco impone duras condiciones a este excepcional macizo natural. La aridez es el rasgo más significativo y, a la vez, su elevada insolación media que llega casi a las 3.000 horas, junto con las elevada humedad ( con abundantes rocíos, nieblas y calimas) y la regularidad de los vientos ( alternan los temporales de Poniente, Levante y Terral). El índice de precipitaciones más bajo de la península (Faro de Cabo de Gata: 169 mm) junto a las suaves temperaturas( que no suelen descender de los 12º y oscilan entre los 15º y 22º de media) completan las características climáticas.

Queremos destacar la calidad y variedad de la flora y fauna  tanto terrestre como marina del Parque que sumada al mundo marino protegido sobresale por sí mismo y la Historia nos dice que ya en la Edad del Bronce (Cultura del Argar ) se localizan yacimientos que confirman la presencia humana. Además de estas referencias prehistóricas, sabemos que fue importante la presencia colonial : Fenicios y Romanos, entre otros pueblos, vendrían atraídos por sus recursos naturales: pesca, sal, oro.. Los ocho siglos de presencia musulmana dejaron una huella imborrable y, en el siglo XVI, tras la expulsión de los moriscos, la inseguridad se apoderó de la costa y eran frecuentes los ataques de los piratas y corsarios. Aquí se mezclan historia y leyenda para hablar de tesoros escondidos, raptos por mar, apariciones, canto de Sirenas, etc... El caso es que se produjo una huída de la población y se llegó a hablar de “costa de los piratas” que, desde las pequeñas calas, hacían incursiones hacia el interior sembrando el pánico. Tras un siglo XVII de despoblamiento y catástrofes naturales, en el XVIII se observa una recuperación demográfica gracias a la vuelta de la seguridad. Efectivamente, se organiza la defensa de la costa apareciendo numerosos torreones y castillos. En el siglo XIX tiene lugar el aprovechamiento industrial del esparto y, sobre todo, se produce un auge de la minería (plomo y oro) destacando Rodalquilar. Esta “fiebre minera” supone la llegada de abundante mano de obra que volverá a emigrar, ya en el siglo XX, con el cierre de las minas y la consiguiente crisis. Actualmente, el Parque ha recobrado su vigor gracias a la valoración  de una riqueza ecológica y estética que atrae a numerosos turistas todo el año.

Disfrutar de la calidad  que atesoran las tierras y playas de la comarca de Níjar es posible si cada uno de nosotros adquiere un compromiso de conservación. Todos debemos estar vigilantes para que no se cometan más agresiones contra la Naturaleza y para que nuestro excepcional Parque sea un ejemplo de limpieza y calidad ambiental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario