Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Quién antepone las ideas al dinero

Paco Campos
Doctor en Filosofía y Profesor de la UAL

Gabriel Amat, Presidente de la Diputación
de Almería y Alcalde de Roquetas de Mar
No precisamente Amat, que dicen que era un pobre de la costa granadina, y ahora es virrey de Almería, un verdadero factotum al que inclinarán la cabeza antes de pedirle un favor (como sucedía en la Edad Media entre los siervos y los señores del feudo). Qué doctrina defiende, qué ideas abrigan en su cabeza, que no sean las del negociante impertérrito, el ventajista o recocido que nunca se pone nervioso y encima va de poco ilustrado, a lo que saca partido con ingenuidades y chascarrillos para que le rían las gracias los señores de la corte.

Es más, utiliza a sus propias nietas para dar ternura a su poder omnímodo, para que no se aprecie la crueldad y la ventaja que van implícitas en algo tan nimio como una modificación de un plan de urbanismo, donde los perjudicados lo son no por el bien común, sino a sabiendas e imperando siempre la ganancia del poderoso, de amigos poderosos. Qué ideas sustenta Amat y su querido amigo de farras Arenas. Qué sentido tiene soportar a estas alturas a individuos como estos que nada bueno reportan y son modelos a los que la racionalidad nunca seguiría.
(www.almeria24horas.com)

13 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya con el director del IEA! ¡Cómo salta raudo en defensa de quien le ha regalado ese cargo que tanto le pidió!

    ResponderEliminar
  3. Los que conocemos un poco del funcionamiento de todo lo que toca Gabriel, sabemos que Paco Campos e quedó corto.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Sr Nazareno del Silencio (ese debe ser su nombre ya que alardea de no esconderse en el anonimato):
    El anonimato es defensa del débil frente al poderoso; y usted es íntimo de alguien muy poderoso. Yo no puedo adoptar represalias contra usted y usted contra mí, sí. Por lo demás, no hay insulto ni menosprecio (sí en ese "`paquito" que usted utiliza) en recordar de quien recibió el cargo que ahora ostenta. Fdo.: Fray Leopoldo Mosqueone (tan seudónimo como nazareno del silencio).

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/9/11 17:09

    COBARDICA, COBARDICA, COBARDICA, COBARDICA.
    COBARDE, COBARDE, COBARDE, COBARDE.
    TEN COJONES Y CONTESTALE AL NAZARENO DEL SILENCIO CON NOMBRES Y APELLIDOS, Y SINO CALLATÉ CAPULLO ANONIMO.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2/9/11 09:45

    El anónimo tan valeroso me dice que soy un cobardica por firmar también como anónimo. Je, je. Qué nivel tienen los amigos del Sr. nazareno del Silencio (que se ve que también firma con nombre y apellidos).

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2/9/11 10:05

    Todos los comentarios son anónimos o esconden sus apellidos: el nazareno del silencio, su amigo (¿o él mismo) que agrede con sus MAYÚSCULAS y manifiesta una edad mental de unos 4 años (cobardica, cobardica...), y otros dos anónimos que están de acuerdo con el texto de Paco Campos. Nadie puede dar lecciones de valentía y el único que expone sus puntos de vista a pecho descubierto es el autor. O sea: CÁLLATE CAPULLO ANÓNIMO.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. En relación con el anonimato de los comentarios, La Opinión de Almería considera adecuado realizar las siguientes apreciaciones:

    1.- El debate sobre la conveniencia o no de publicar comentarios anónimos está presente en toda la prensa digital, que valora si su aportación es más positiva que negativa o viceversa. Hasta el día de hoy de hoy hemos considerado que es positiva. Nadie duda de que ciertas aportaciones interesantes al debate no podrían realizarse si pidiéramos la identificación del autor.
    2.- Esta decisión nuestra nos obliga a ser muy rígidos en el seguimiento de los comentarios, e inmediatamente borramos los quie consideramos que sobrepasan cierto nivel.
    3.- Para información de nuestros comentaristas, volvemos a insistir en que en internet el anonimato total no existe, pues quedan registradas las IP de los ordenadores desde donde se escriben. En un caso de manifiesto delito, en definitiva, no es difícil identificar al autor.
    4.- En los comentarios sobre el artículo concreto que nos ocupa, consideramos que los mismos entran dentro de los límites tolerables para su aceptación.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo4/9/11 09:25

    Se me ha olvidado, aunque ahora lo borres, es que no tengo otra forma de comunicártelo,tengo de entradas de usuarios en la página Nazarenos del Silencio, una media diaria entre 250 y 300 entradas. Un buen número de entradas, y cuando el tema es algo más árido o complejo desde la perspectiva que sea, aumenta la visualización de forma considerable. Un abrazo affto.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo6/9/11 09:43

    Es muy razonable el dictamen de La Opinión de Almería respecto de los comentarios de los anónimos. Por otoro lado, el espectáculo del emboscado nazareno (ahora escribo, ahora borro) y de "su" amigo se califica por sí solo.

    ResponderEliminar
  13. jilipollas.....y capuyos, a marmala

    ResponderEliminar