Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Carlos Herrera abandona la tele por la puerta de atrás: un 4 % de audiencia

Emilio Ruiz

El sábado pasado, nada más terminar su programa ‘Cómo lo ves? Carlos Herrera escribió este tuit: “Solo tengo palabras de gratitud para @rtve por su confianza. Si los resultados no acompañan, el trabajo se acumula en radio y el día supone un hándicap personal, lo mejor es acordar un amable cese de esfuerzos. Es un honor haber trabajado con compañeros a los que admiro. Gracias". En el momento de escribir este tuit de despedida, a Herrera le faltaba por recibir aún la peor de las noticias. La recibió el lunes: el programa se despidió inmerso en la miseria de las audiencias, un 4 % y solo medio millón de espectadores. En prime time y en La 1 eso no es un simple fracaso, es el más estrepitoso de los fracasos televisivos.
Este sábado los audímetros solo he han dado un 4 % de audiencia y medio millón de telespectadores. Esa audiencia, en La 1 y en una noche del sábado, se consigue hasta con la Teletienda.
Carlos Herrera es un tipo muy inteligente. Y un excelente comunicador. Cada mañana dos millones de oyentes le son fieles desde las ondas de la Cope. Su reencuentro con la televisión fue acogido por los telespectadores con mucha expectación. 1,7 millones de personas le siguieron el primer día. No fue un éxito de audiencia, pero tampoco un fracaso. La medida de la cadena ronda el 11 % y se llegó al 10,2 %. “Iremos subiendo en sucesivos programas, cuando la gente se familiarice con el formato”, dijo. Fue todo lo contrario. Visto lo que se vio el día del estreno, la gente, en vez de volver a la semana siguiente a sintonizar el programa, se alejó de él. Este sábado los audímetros solo he han dado ese 4 % de audiencia. Esa audiencia, en La 1 y en una noche del sábado, se consigue hasta con la Teletienda.
En esta vida el dinero no lo hace todo. Trescientos mil euros es mucho dinero para un programa de televisión, pero nunca la imaginación puede ser suplida a base de billetes. Y el programa de Carlos Herrera, de imaginación, andaba escaso. 
¿Cómo lo ves? era un pobre programa. Pretendidamente modernista, por la interacción de los espectadores, pero rancio en los temas de debate y en la presencia de algunos de sus protagonistas. En esta vida el dinero no lo hace todo. Trescientos mil euros es mucho dinero para un programa de televisión, pero nunca la imaginación puede ser suplida a base de billetes. Y el programa de Carlos Herrera, de imaginación, andaba escaso. ¿O es que piensa nuestro paisano de Cuevas que preguntar quién miente mejor, si los hombres o las mujeres, es un golpe de imaginación? Más bien es un golpe de rancio sexismo, sobre todo si quien tiene que responder a esa pregunta es nada más y nada menos que Salvador Sostres.