Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La vida de Federico García Lorca en Almería, tras el ensayo de Gabriel Núñez


Antonio Torres
@AtorresAntonio

El catedrático Gabriel Núñez acaba de culminar un ensayo sobre la estancia de Federico García Lorca en Almería. Su trabajo responde a todas las preguntas sobre la estancia del poeta universal. El ensayo se presentará en un congreso internacional que se celebrará próximamente en Granada.

Gabriel Núñez (Loa)

A Gabriel Núñez Ruiz, Gabi (Almería, 1956), le hemos resumido su amplio y detallado trabajo que se presentará próximamente en Granada y su relato responde de manera científica al paso del autor de Bodas de sangre por Almería. “En este ensayo nos hemos formulado varias preguntas relacionadas con los cursos en los que Lorca estudia su primera enseñanza en Almería con el fin de aclarar algunas inexactitudes que hemos dado por buenas a propósito de estos años. De entre dicha serie de preguntas, adelantamos las siguientes: ¿Por qué estudia Federico en esta ciudad sus primeros años? ¿Quién era su maestro Rodríguez Espinosa y a qué movimiento pedagógico deberíamos adscribirlo hoy? ¿Cuántos años y en qué colegio cursa dichos estudios? ¿Cuáles son sus primeros escritos en nuestra ciudad? ¿Cómo perviven los recuerdos de estos años y la propia Almería en su obra? Las respuestas a estos interrogantes no solo nos permiten hoy elaborar un “fechario” exacto sobre la estancia de Federico en Almería, sino también aclarar las circunstancias que lo rodean y rastrear la impronta o los recuerdos de estos cursos que aparecen en las obras posteriores del poeta”. Todas esas respuestas las tiene Núñez en su ensayo. En definitiva, ver la vida y la muerte en Lorca.

¿Qué impronta o qué rasgos de estos primeros cursos escolares y de la Almería que vivió perviven posteriormente en su obra?  Empezaremos por comentar dos de los primeros textos que Federico escribe en Almería. El primero fue precisamente su examen de ingreso, escrito al dictado en septiembre de 1908. El segundo, de 1909, no lo conservamos, pero él habla de un flemón que le causa la hinchazón del rostro y que le recuerda al gordo sultán de Marruecos, Muley Hafid, proclamado sultán en 1907 y omnipresente en la prensa almeriense de la época. La figura que le devuelve el espejo de su cara hinchada le lleva a pensar en la muerte y a viajar a Fuente Vaqueros para curarse.

Debemos recordar que la muerte estará presente en toda la obra de Lorca. Como escribió Juan Carlos Rodríguez, la muerte joven (y la Vida Breve de Falla) será el hilo romántico de su obra (Cita Núñez a García Montero).  Este símbolo literario de la muerte joven atraviesa toda la obra de Lorca. En su texto sobre Machado de 1918, Lorca escribe esta estrofa fundamental al respecto: Ver la vida y la muerte/la síntesis del mundo/que en espacio profundo/se miran y se abrazan”.

Junto a estos primeros textos escritos habría que hablar de la música, de la formación musical de Federico en estos años que aparece de forma detallada por la investigación de Gabriel Núñez. “Los sucesos de Nijar de 1928 que dan lugar a Puñal de claveles (1931) y a Bodas de Sangre (1932), aunque son muy posteriores a estos años, demuestran que el poeta estuvo atento a los hechos acaecidos en el Cortijo del Fraile -descritos recientemente por Ángel M. Roldán y este autor en un volumen cuyo título, articulado por la novia la noche de marras, anuncia la huida de Francisca Cañadas con su primo, Francisco Montes: “¡Llévame contigo, ahora o nunca!”-, acontecimiento, reiteramos, que está en el origen de Bodas de Sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario