Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Recortes para todos menos para ellos

Pablo Requena
Periodista

Recortes sociales. Seguro que hace tiempo que perdieron la cuenta de las ocasiones en las que habrán escuchado esta expresión que a nadie gusta, pero a la que muchos parecen resignarse. Que si los recortes de Mariano Rajoy, que si los de la Comunidad Valenciana, Cataluña, etc. Sin embargo, ¿cuántos hablan de los recortes de la Junta de Andalucía?

Precisamente ahora que tenemos elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina es cuando se deberían sacar a la palestra todos estos asuntos concernientes al Gobierno andaluz, para que los ciudadanos puedan -podamos- decidir el próximo 25 de marzo con más conocimiento de causa. Porque es obvio que el partido que gobierna Andalucía desde el año de nacimiento de Matusalem está centrando su campaña (nada de precampaña, tal cosa no existe) en los recortes del PP de Rajoy y de lo que se nos avecina si gana Arenas.

A priori nada parece quitar legitimidad a tal actitud de los socialistas andaluces… o sí. Porque (y pueden conocer la historia completa en mi blog) una asociación almeriense de discapacitados, El Timón, está amenazada de embargo por una deuda de la Junta de 20 mil miserables euros. Lo que se gasta la administración en pipas y doritos en una tarde de verano. Eso sí, de momento no hay noticias de impagos a sindicatos, patronal o partidos políticos, por poner ejemplos. Obviamente, lo de El Timón no es un caso aislado, conociéndose ya multitud de ellos por toda la geografía andaluza ¿Se puede interpretar esto como recortes sociales? No sé ustedes, pero yo lo tengo claro.

Otro de los eslóganes socialistas de cara a los próximos comicios andaluces hacen referencia también a recortes, pero en otras esferas, como cultura, sanidad y educación, las “vacas sagradas” del PSOE. O eso nos venden. Porque también se pueden certificar recortes en sanidad, o ¿no forman parte de nuestro sistema sanitario los farmacéuticos a los que la Junta adeuda cantidades colosales? ¿Y los médicos del SAS que echan más horas que un tonto para cobrar tres duros?

Vamos con más ejemplos; ¿son recortes en cultura las alarmantes revisiones a la baja de los presupuestos dedicados, por ejemplo, a la Alcazaba de Almería? ¿Y el cierre del centro de interpretación Puerta de Almería? Y voy más lejos. ¿Por qué hablar de recortes en patrimonio histórico pudiendo hablar de inutilidad a la hora de proteger el Cortijo del Fraile?

La educación. La famosa “mala educación” de Almodóvar asumida por los dirigentes valencianos, que tienen a sus alumnos estudiando a menos cuatro. Menudos sinvergüenzas. Dicho lo cual, y como a mí me queda lejillos Valencia, vuelvo a Almería y me encuentro con que somos la provincia andaluza con la ratio de aulas prefabricadas –obviamente, sin calefacción ni santo que les vista- o que estamos a la cabeza en fracaso escolar. Por eso quizá los almerienses hace tiempo que hemos perdido cierto temor a los recortes… porque aquí venimos padeciéndolos desde que el que escribe tiene uso de razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario