Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Fernando Pérez Monguió: hay tópicos por pereza

Antonio Torres
Director RTVA-Almería

El presentador de La Ventana Andalucía, de la Cadena SER en Andalucía, Fernando Pérez Monguió (Cádiz, 1972), ha hablado alto y claro sobre los tópicos que se le ponen a los andaluces, sobre todo en las series de ficción españolas. Pérez es de los que piensan que el talento y la imaginación están para salvar todos los escollos que acechan a la profesión. Desprende veracidad, energía y tono positivo para afrontar las cuestiones, sin complejos. Para llegar a la radio no le exigieron vocalizar o cambiar el acento de su tierra por uno de Valladolid, como les ocurrió al principio a grandes comunicadores como al mítico Matías Prats, con los ejercicios practicados con lápiz. "A mí no me exigieron eso, todo lo contrario. Hablo con naturalidad, pero al ponerme ante un micrófono procuro vocalizar pero sin exageraciones. No hay nada más ridículo que el andaluz que renuncia a su acento en Madrid".

Ángels Barceló y Pérez Monguió
Pérez Monguió trabaja por evitar los localismos y los enfrentamientos entre provincias. Señala que existe una doble distorsión entre lo que somos los andaluces y lo que ven en nosotros. A ese aspecto el periodista le denomina tópico desde el desconocimiento o pereza intelectual. "Lo fácil es decir que todo es culpa del tópico. El tópico hace daño, no ya solo porque proceda del desconocimiento o el perjuicio, sino porque se emplea a menudo como elemento peyorativo de desprecio. Andalucía es únicamente folklore barato, cañí, toros, flamenco, ferias, pasos, Rocío y pandereta". Para Fernando Pérez se dan ataques premeditados para atacar a un poder establecido cuando se dice que los niños andaluces estudian en el suelo o que Blas Infante era un cretino.

¿Cómo hay que reaccionar siendo autocríticos? Existe la corriente que piensa que nadie debe explicar o demostrar lo que es. No se trata de hacer de andaluz, como diría Castilla del Pino, sino sencillamente ser andaluz. Distorsiones de un arquetipo tremendamente injusto, que identifica al andaluz como un tipo permanentemente gracioso, casi bufón, inculto, que sestea. Un traje que nos tejieron los viajeros románticos desde la frivolidad y el desconocimiento, y que alimentaron los Álvarez Quintero.

En su espacio Ser Andaluces reitera que existen andaluces que por encima de todo consideran la capacidad de reaccionar: "Clavero Arévalo clama contra la gran calumnia que supone identificar al andaluz con la indolencia. En una sintonía simbiótica con Emilio Lledó, a quien no hay cosa que le enerve más después de haber sido testigo de las oleadas de emigrantes andaluces que ayudaron con sus manos a levantar la economía alemana". (Hermanos, vecinos y amigos dan testimonio). Según sus aseveraciones, se puede responder con sarcasmos: "El poeta Manuel Alcántara recurre al sarcasmo y la ironía para desmontar los tópicos. En fin, quizás una mezcla de todo lo dicho y mucha autoestima. No nos debemos avergonzar de nada por mucha imagen distorsionada que nos impongan desde el exterior o de la que nos disfracemos en un enorme error. Nos tenemos que querer más y sentirnos orgullosos de ser andaluces, como impulsó en su día Iñaki Gabilondo desde las emisoras andaluzas, durante el inicio del camino democrático andaluz".

Pérez Monguió estima su sentimiento andaluz por encima del lugar de nacimiento. Sin embargo, está marcado por un sentimiento de pertenencia a Cádiz, ciudad que imprime carácter. Con Hernández Rodicio y Antonio Yélamo, dos referentes actuales del periodismo radiofónico, le imprimieron el carácter profesional en Radio Cádiz, emisora en la que alcanzó el puesto de Jefe de Informativos. Compatibilizó su trabajo con el de colaborador de Abc y de corresponsal de El País (2001-2005)
 
 
Carrera por delanteEl presentador de La Ventana de Andalucía, desde 2008, posee el Premio Andalucía de Periodismo. En 2006 fue trasladado a los servicios informativos centrales de la Cadena SER Andalucía, donde se dedica en exclusiva desde entonces a la información regional, parlamentaria y la coordinación de tertulias, donde el alma de Andalucía viva es su seña de identidad. Ha sido enviado especial en diversos viajes oficiales, como a China, y en caravanas políticas de diferentes partidos. Es autor de varios libros. En su intervención en la Universidad de Almería mostró su admiración por Iñaki Gabilondo.

Contra el estigma centralista Los ciudadanos que no sean de la capital andaluza piensan que los informativos regionales siempre tienen una componenda centralista. Pérez Monguió y el exdirector de RNE y subdirector de Informativos de Canal Sur Televisión, Rafael Rodríguez, representan dos modelos de información regional desde el ámbito privado y el público. Coinciden en señalar que un Pleno Municipal de Almería o de Málaga sale en los distintos medios regionales frente al de la capital sevillana que no aparece.

Esa vocación me recuerda a Tom Martín Benítez cuando en los años ochenta se convirtió en responsable de TVE en Andalucía y lo primero que afirmó fue romper con el estigma centralista, aspecto que se rompió con la aparición de las desconexiones provinciales en la tele andaluza, Canal Sur Televisión, desde 1997. Y con las ferias ocurre igual. Se otorga, el mismo tiempo a las de Sevilla que a las de Jaén o Almería. A muchas personas les cuesta creer eso. Me viene a la memoria un jefe de Deportes de TVE. Rememoraba que cuando el Cádiz estaba en Primera le daban más segundos que al Betis o al Sevilla, pero luego en el campo los aficionados les llamaban de todo. Los editores regionales siguen teniendo eso en cuenta. Las señas de identidad de los medios públicos siguen siendo los informativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario