Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El "Rey Mago" Arias Cañete

José Esteban Ruiz
Ideal Almería
 
Las organizaciones agrarias ya han escrito la carta a su particular portador de 'ilusiones' en la presente Navidad. El destinatario es el flamante ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias, del que esperan que su experiencia y profundo conocimiento del sector agrario nacional sea una ventaja de cara a defender los intereses de los profesionales que dedican todo su esfuerzo a generar riqueza para este país. En Almería, con especial atención al sector hortofrutícola, pero sin olvidar cualquier otra especialidad del sector primario, coinciden todas las organizaciones en la necesidad de abrir una vía de comunicación fluida entre Gobierno y sector con el fin de establecer medidas adecuadas para que aumente la rentabilidad agraria que, según Coag ha disminuido un 30% en los últimos nueve años.
 
Además de la convocatoria de una reunión con urgencia para establecer dicha comunicación, el sector en su conjunto mantiene que debe priorizar en algunas líneas de actuación que requieren una especial atención en un momento de dificultad como el que atraviesa el sector agrícola y ganadero. Así, comparten estas organizaciones que «como prioridad y por este orden, Miguel Arias debería trabajar para que el Parlamento Europeo no apruebe el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Marruecos, además de configurar un nuevo marco normativo que permita a los agricultores vender a un precio digno, por encima de lo que le cuesta producir y llevar a cabo una defensa férrea de los intereses del sector nacional en la próxima Reforma de la Política Agraria Común. El presidente de Asaja-Almería, Francisco Vargas afirma que, como persona que en su día ya estuvo al frente del Ministerio de Agricultura en anteriores legislaturas, «es un hombre con el que el sector consiguió las primeras rebajas fiscales para las frutas y hortalizas y se reunió con los responsables provinciales de las organizaciones agrarias, algo que no hemos logrado con las ministras de las legislaturas del PSOE». No obstante, «las cosas han cambiado y por eso desde Asaja-Almería queremos ser prudentes y no creer que todo va a mejorar porque en su día hiciera una buena labor», concluye Vargas. Por su parte, para Andrés Góngora, secretario provincial de Coag, -también comparte esas prioridades demandadas a Miguel Arias- reconoce que «fue un ministro, en su momento, que demostró su disponibilidad al diálogo y por su trayectoria, puede ser una buena oportunidad para trabajar en una línea conjunta. Por eso es importante que se establezcan pactos, tanto con el sector como con las distintas comunidades autónomas para proponer criterios comunes en cuanto a medidas para salir de esta crisis y defender los intereses de los profesionales agrarios, tanto en el territorio nacional con en la Unión Europea». Para Góngora, es importante el cambio de nombre en el Ministerio, sobre todo, porque vuelve a relucir 'Alimentación', «un concepto muy ligado a la agricultura y que había perdido fuerza en los últimos años», apuntó el secretario provincial de la Coordinadora agraria en Almería.
 
Para Coag, al igual que para el resto de agrupaciones, es positivo, por tanto, la creación de un Ministerio específico para este sector. Sin embargo, ello no aclara que sus políticas vayan a ser las idóneas para mejorar la situación. Por ello, desde Coag insisten en la obligación del Ministerio de Agricultura de llevar a cabo acciones que posibiliten un futuro digno para los hombres y mujeres del campo. Al respecto, su secretario general, Miguel López, señala que «no sólo deberá ser el Ministerio de Agricultura, deberá ser el Ministerio para los agricultores y ganaderos. Es imprescindible que el campo entre de nuevo en las prioridades de la agenda política por su carácter estratégico como base de la alimentación, generador de empleo en el medio rural y yacimiento de emprendedores en nuestros pueblos. Tras el turismo, el sector agroalimentario es el que más contribuye a nuestro Producto Interior Bruto y el único que aporta superávit a la balanza comercial».
 
En Coag entienden que es importante que se apruebe una Ley de Calidad Agroalimentaria que aborde asuntos como el de las «prácticas comerciales abusivas prohibidas, la negociación colectiva de los contratos agrarios en el seno de las organizaciones interprofesionales agroalimentarias y la incorporación de cláusulas de aplicación de la normativa de competencia al sector agrario, permitiendo una interpretación de esta similar a la que se hace en otros Estados Miembros, como Francia, con los que debemos competir, con el objetivo de reequilibrar el poder negociador de los agentes de la cadena y garantizar la competencia leal entre ellos, la máxima eficiencia de las operaciones y la libertad de elección del consumidor a la hora de adquirir sus productos».
 
Finalmente, estas organizaciones entienden que es momentos de hablar de medidas que reduzcan también los costes de producción y en mejorar las garantías, por ejemplo, en seguros agrarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario