Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los Gallardos estrena almazara

Antonio Torres 
Director de RTVA-Almería 

Los vecinos de Los Gallardos disfrutan desde la tarde del lunes pasado de una almazara, levantada con tecnología alemana para la producción de aceite de exquisita calidad. Los primeros usuarios son parroquianos de la zona que traen las cosechas de aceituna para convertirlo en aceite. Los agricultores lo venden o lo utilizan para el consumo familiar. La almazara tiene un valor sentimental para el propietario por encima de los dos millones de euros invertidos. Las nuevas instalaciones se han levantado en la zona conocida por Las Norias-Huerta Nueva, lugar donde nacieron los abuelos y padres de un empresario que ha desarrollado su vida profesional en Cataluña, Argentina y Sevilla. Hijo de agricultores, ha querido homenajear a su tierra.

Fernando Ortega, en ru recién estrenada almazara
La apertura ha sido todo un acontecimiento. La localidad ya tiene su propia marca de aceite denominada "Almazara Los Gallardos Virgen de Lourdes". El emprendedor y artífice de este negocio es Fernando Ortega Castro (Sevilla, 1944), dueño de una marca consolidada, el Complejo Turístico Molino de Saydo, en Mollina (Málaga). Sus hijos mantienen el negocio. A Fernando le gusta delegar y de la Almazara de Los Gallardos se hace cargo un profesional de toda confianza, procedente de Mollina, Miguel Ángel Aguilar.

Tecnología alemana
La tecnología es alemana, con una gran centrifugadora, y tiene un carácter medio ambiental dado que los huesos de la aceituna se trituran y se utilizan como combustible. Todo se aprovecha y esa técnica permite un plus ecológico y económico que beneficia a los bolsillos en estos tiempos en el que se debe aprovechar todo. Ese reciclaje tiene una turbina que produce energía limpia.

El emprendedor de origen local se ha instalado en Los Gallardos con la intención de diversificar el negocio. En el futuro se creará una escuela para que los jóvenes que regresan de la ciudad a los pueblos sepan cómo se hace el aceite y puedan abrir un negocio que cada vez tiene mayor aceptación en otros continentes. Ya hemos probado el aceite, procedente de olivos de Los Gallardos, Bédar y Turre, y la verdad es que tiene un sabor natural del aceite de hace medio siglo. "Este aceite es el viagra natural y una fruta que da salud y muy recomendable en la dieta mediterránea", dice Ortega, quien reitera: "El agricultor puede disfrutar en Almería de una amplia oferta pero debe tener capacidad para elegir a los que procuramos la calidad y la garantía por encima de cualquier circunstancia".

Cien mil litros para la exportación
La provincia de Almería exporta anualmente más de cien mil litros de aceite de oliva, según la Junta de Andalucía, siendo Italia y Suiza los principales compradores con el 70 y el 18 por ciento de las ventas. Japón es un mercado que paulatinamente demanda el aceite andaluz. El consumidor gana siempre con la variedad y la competencia que busca la consolidación de la marca "Virgen Extra". Desde las instancias oficiales se reclama al sector unidad para llevar una marca consolidada.

Durante estas semanas se goza de plena actividad en todas y cada una de las prestigiosas almazaras de la provincia, dado que la campaña de recogida comprende el periodo noviembre-febrero. La industria se está consolidando en una provincia que paulatinamente se consolida en el mercado exterior. Un reto: el mercado de Estados Unidos. En ese sentido marca un hito el Aceite de Oliva Virgen Extra Castillo de Tabernas y especialmente el extra gourmet, con éxito internacional. Y la apuesta por la comercialización que se viene consolidando desde Canjáyar.

Molinos de aceite
Hubo un tiempo que a las almazaras se les denominó molinos de aceite. La nonagenaria Dolores Flores Simón apunta desde Los Gallardos que la primera almazara en ese pueblo se inauguró en la barriada de Los Martos, gracias a la iniciativa de José Agüero, abuelo de los vecinos Diego y Juana Agüero, miembros de una familia muy conocida. "Eran tiempos en los que la caballería era un ir y venir hasta de madrugada con las aguaderas, soporte de esparto, de los burros a tope de garrafas de aceite", apunta Dolores Flores, que recuerda que el único vehículo de la población era del hermano del cura, don Bienvenido.

Posteriormente, la tía María de la Almazara, la madre de Juan Haro, a mediados de siglo pasado, abrió su almazara en la calle Mayor, negocio que compró posteriormente el exalcalde Martín Ruiz. Este negocio se cerró en 1972. De ahí que la apertura de la fábrica de aceite para el consumo llevado a cabo por Fernando Ortega sea una noticia recogida en el pueblo como un acontecimiento. Desde hace años, la crisis ha dejado sin trabajo a demasiados vecinos que trabajaban en la construcción y en el sector servicios o en las localidades turísticas del Levante almeriense.

Apoyo familiar
Fernando Ortega es un hombre afable. Su esposa, María Castro, natural de Bédar, es un apoyo incondicional para sus proyectos en la comarca. Ortega es nieto del agricultor Antonio Ortega, todo un personaje luchador por las libertades. Recuerdo su gran aparato de radio, cuando este autor comenzaba a escuchar la radio, y su enorme amabilidad explicar algunas cosas, desde su óptica, que ocurrían y cómo utilizaba las emisoras de Radio París. Aquí estaba muy secuestrada por una feroz censura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario