Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El precio del silencio en el Ayuntamiento de Almería

Javier Salvador 
Periodista / Teleprensa
 
A los sindicatos del Ayuntamiento de Almería, a los funcionarios de ese Consistorio, en general, hay que preguntales cuánto vale su silencio, porque está claro que en estos tiempos que corren cada cual mira por lo suyo, pero pueden provocar un terrible rechazo por parte de toda la sociedad si no aclaran qué saben y cuánto están dispuestos a pagarles por callar.

Hace unos días, cuando el concejal que ya no lo es filtraba los privilegios de los empleados municipales, decidieron contraatacar contándonos a los almerienses lo que nos cuestan los desplazamientos y protección del concejal almeriense Pablo Venzal. Anunciaron que la siguiente en la lista sería la concejala María Muñiz, quien ya tiene costra en esto de los escándalos porque hace años le sacaron alguno y relacionado con el urbanismo, pero ahí está, así que tampoco creo que tengan ahora artillería como para tocar siquiera su línea de flotación.

Y en plena espera de lo que esos funcionarios tienen que contar, resulta que el equipo de Gobierno, supuestamente acojonado por la información que tienen los funcionarios sobre ellos, les llama para negociar. Todos se sentarán el próximo día 13 y, si hay acuerdo, se acabó saber de qué va eso de los privilegios ocultos de los concejales de Almería.

Los mismos sindicatos reconocen en una nota de prensa del pasado tres de diciembre que las pagas de convenio ya las mejoró el actual alcalde (PP) en un 5 % entre otras cosas, afirman "para callarnos la boca por una subida escandalosa de sueldos del Equipo de Gobierno en el año 2003 (de 49.000 a 66.000 euros para el alcalde)". Bien y esto lo dicen ellos mismos en su nota de prensa.

Que esto de la política es una gran mierda que nos ha llevado a la ruina entre corruptelas y nuevos ricos es algo que teníamos medianamente asumido, aunque los hay que aún creemos que hay polícos honrados y que los partidos tienen utilidad. Ahora bien que los sindicatos anuncien en nota de prensa que tienen un precio es para salir a las calles, pero pidiendo su disolución y la anulación de todos sus privilegios, que también los tienen.

Verán, si tienen información sobre desmanes que se están cometiendo en el Ayuntamiento de Almería tienen que contarlo. Si además pueden demostrar que la oposición, ya sea PSOE o IU, también están pringados, tienen que contarlo, y la oposición, por su parte, antes de que esto les estalle, tiene que dar la cara y adelantarse, porque sería de muy inocentes creer que esta caja de pandora la van a poder cerrar tan fácilmente.

A los funcionarios del Ayuntamiento de Almería sólo hay que dejarles clara una cosa. Si no ponen todo encima de la mesa ahora, nunca podrán pedir la ayuda de los ciudadanos en ninguna de sus reivindicaciones. Y sólo les recuerdo una cosa. Hay gente que pasa hambre, que acude a comedores de beneficiencia a escondidas, los hay que hasta se han quitado la vida porque las poíticas corruptas de aquellos que ya compraron el silencio de otros les llevaron a punto de no retorno.

No. No callen, no sean cómplices de gente así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario