Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Apuestas por el Auditorio de Roquetas

Javier Salvador 
Periodista / Teleprensa

"Gabriel Amat ha permitido que una empresa privada, Hispano Almería, se enriquezca a costa del dinero de los vecinos y vecinas de Roquetas de Mar". Fuerte, ¿verdad? Pues no es más que una denuncia de Izquierda Unida de Roquetas de Mar en el mes de abril de este año, momento en el que empezaba a certificarse el derroche y constantes ampliaciones de presupuesto por parte del TSJA, que ahora da la campanada con la ratificación de dictamen y reapertura de investigaciones.

Auditorio de Roquetas
Lo crean o no, esta situación amenaza con llevarse por delante a más de uno, supuesto intocable incluido. Lo crean o no, los hay que apuestan sobre las consecuencias del escándalo del Auditorio de Roquetas de Mar y sobre si se quedará ahí o la riada pasará también por la Plaza de Toros y tantos otros lugares que costaron el doble o más de lo que aparecía en los papeles de la adjudicación. Y sí, lo hará y sencilla y llanamente porque Amat no tiene por donde coger a la gente de Izquierda Unida en Roquetas de Mar. Son, por llamarlo de alguna manera, su particular grano en el culo y, por el momento, incorrompibles. 

Esa y no otra es la cuestión de este asunto. Lo lamento mucho, pero cada vez que veo al PSOE de Roquetas atacar a Amat en algún frente sospecho que al poco tiempo se producirá un acuerdo bajo cuerda que silenciará todas las polémicas, ya sea por las amenazas de que este mismo escándalo de Hispano Almería puede afectar a Vícar o porque Roquetas es, a fin de cuentas, un pueblo en el que todos se conocen y donde todos han hecho en alguna ocasión negocios comunes. 

Otro problema que tiene Amat en esta ocasión: el panorama político actual no es el que él controla. Es decir, hace unos años levantaba el teléfono y se sentaba con la otra persona que controlaba ese otro 50 % del panorama político. Ahora las reglas de juego son distintas, y los actores principales, tantos que, ni teniendo el 100 % de la prensa de papel sometida a la dictadura de la publicidad institucional, puede evitar que miles de personas se enteren de todo, y lo que es peor, se enteran al mismo tiempo aquí que en Sevilla, Madrid o Bruselas. 

Así, a la pregunta de ¿realmente puede afectar a Amat el caso Auditorio? La respuesta es sí. Y como cayó Juan Enciso, caerá Amat. Y puede que ninguno de los dos, al final, sean condenados por nada, pero ambos tienen un denominador común: la denuncia es de Izquierda Unida y esas suelen llegar hasta el final. 

La crisis ha provocado, entre otras cosas, que la judicatura despierte de ese sueño dorado en el que ha estado demasiado tiempo. Ahora, como habrá menos causas, por la tasas que hay que pagar, podrán dedicar más tiempo a todos esos inexplicables casos en los que una obra de millones y millones de euros termina costando el doble o más. Y, de paso, podrán mirar de frente los casos de corrupción

No hay comentarios:

Publicar un comentario