Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El alter ego del alcalde de Almería

Joaquín Jiménez 
Portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Almería 
 
Los nueve años de gobierno municipal en el Ayuntamiento comienzan a pasarle factura al PP de Almería. El ego del alcalde de la ciudad está siendo cuestionado estos días tanto por los empleados públicos, ante la negativa del primer edil a consensuar las medidas de ajuste económicas, como por los ciudadanos perplejos por el caso del complejo deportivo municipal de Las Almadrabillas, cuya gestión es privada. Imaginen cómo han debido encajar la noticia los pequeños y medianos empresarios de esta ciudad, muchos de los cuales han sufrido en primera persona los efectos de una Administración Municipal implacable con el ciudadano en lo que respecta a requisitos legales antes de la apertura de cualquier establecimiento, como es natural. Y qué podrían pensar estos empresarios si supieran que las empresas que han construido el centro se van a beneficiar de una exención fiscal de 140.000 euros de la tasa por obras y de 50.000 por la licencia de primera ocupación durante los dos primeros años de funcionamiento, para posteriormente ir fraccionando estos pagos a razón de 20.000 euros al año. Cuántos pequeños empresarios hubieran querido condiciones similares a la hora de abrir su negocio. Hablamos de un espacio de 16.000 metros cuadrados, de titularidad municipal, y una inversión de 6,6 millones, donde se ubica un gigantesco gimnasio con piscina, así como otros establecimientos privados, entre los que se cuentan una peluquería, una guardería, una cafetería, una tienda de ropa deportiva y otros tantos que ya se están empezando a instalar y que en breve abrirán sus puertas. Como mínimo el Ayuntamiento debería proporcionar seguridad jurídica a estas empresas, aunque fuera con una licencia provisional para la apertura de sus negocios.

Ahora resulta que el Ego Center
no tiene licencia municipal de apertura
Como ocurría en las tragedias clásicas, para levantar este coloso fue necesario tomar una dolorosa decisión: dilapidar la cuantiosa inversión realizada por la Junta de Andalucía apenas unos años antes en la construcción de dos piscinas olímpicas como parte de la infraestructura deportiva necesaria para la celebración de los Juegos Mediterráneos. Dos piscinas de estreno, una inversión sin amortizar, que el equipo de Gobierno del PP pasó por la trituradora para dar lugar a este nuevo espacio ofrecido en explotación a una concesionaria privada. Y luego está el asunto de las licencias. No queremos imaginar qué puede haber tan grave como para que ningún técnico municipal haya querido validar una construcción levantada sobre suelo público e inaugurada oficialmente por el alcalde de la ciudad en un acto de máxima relevancia. Recordemos que el centro, que lleva ya funcionando más de tres meses, dispone de un aforo de 1.069 plazas y que hasta la fecha cuenta con más de 7.000 personas matriculadas. Esto no puede seguir por más tiempo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario