Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Faltan medios, pero tenemos soluciones


Esperanza Pérez Felices
Alcaldesa de Níjar

⏩Hace días di, como alcaldesa, las órdenes precisas para que el incumplimiento del uso de las mascarillas fuese sancionado por agentes de la Policía Local con la correspondiente denuncia. Pues vale, la medida está ahí, vamos a reforzar el dispositivo y todo aquello que está en nuestras manos, al alcance de nuestros medios, se hará. Pero no es suficiente.


Tenemos soluciones, somos la primera línea de acción en esta nueva oleada de rebrotes, pero no tenemos lo medios precisos para poder actuar. En cierta medida me siento como los médicos cuando alertaban, al principio de la pandemia de la Covid19, de la falta de equipos de protección, mascarillas, geles hidroalcohólicos y material, en definitiva, para poder trabajar.

Nos pasa lo mismo. Necesitamos mascarillas, Epis, productos desinfectantes para que los equipos de limpieza higienicen sobre lo ya limpiado y convertir ese costoso proceso en algo estándar hasta que pase la tormenta. Pero para que se hagan una idea, según la regla de gasto heredada del anterior ministro de Economía no debería invertir ni un céntimo más en la defensa del municipio frente a la Covid, porque correría el riesgo de tener que articular un plan de viabilidad con ajustes adicionales. Una locura.

Necesitamos test para la población, calmar la necesidad de información precisa, sin fallos, y un plan de acción que demuestre a la gente que tener un infectado en casa, en nuestro entorno, no es un drama ni motivo de estigmatización, sino que simplemente es algo cotidiano en esta nueva normalidad tras la Covid. Y si alguien creyó que esa nueva normalidad sencillamente suponía llevar mascarilla de vez en cuando y evitar que te pillasen en reuniones demasiado grandes, obviamente se equivocó.

Tenemos tantas necesidades materiales que lo sencillo, pero también lo desleal institucionalmente, sería reclamarle al presidente de la Junta de Andalucía día si y día también, que se ponga las pilas para atender lo que el pueblo necesita. Pero no. Esta alcaldesa no lo hará porque entiendo lo duro que tuvo que ser gestionar un mando único nacional soportando las críticas, las presiones y demandas mientras moría la gente en los hospitales, como para repetir esa escena ahora que lo aires soplan hacia el lado contrario.

De la primera parte de la crisis hubo un movimiento que institucionalmente funcionó a las mil maravillas y fue el contacto directo entre presidente del Gobierno de España y los de las Comunidades Autónomas. Hoy yo reclamo la misma medida entre el presidente de la Junta de Andalucía y los ayuntamientos que agrupamos grandes poblaciones, porque tenemos las soluciones, pero nos faltan los medios que ellos como administración superior sí tienen a su disposición.

Es la hora de repetir lo aprendido, lo que sabemos que funciona y, entre todos, idear lo que aún falta para garantizar la seguridad, el bienestar y la propia credibilidad en las instituciones de una población que está más asustada que nunca.

Y un apunte en este sentido, destinado a aquellos que quieren hacer un uso político de los rebrotes. A partir de hoy seguiremos, perseguiremos cualquier información falsa y maliciosa que señale a los territorios bajo nuestra jurisdicción con la clara intención de perjudicar la imagen de nuestro modelo económico. Declaramos la guerra a los rebrotes de la Covid19, sí, pero también a cualquier intento de bulo de destrucción masiva de la confianza, venga de donde venga ya sea utilizando redes sociales o mensajes de teléfono. Esa barra libre se acabó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario