Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La prensa rosa se hace eco de la relación entre el torero Enrique Ponce y la joven almeriense Ana Soria


Tania Artajo
@opinionalmeria

⏩ La presunta relación sentimental entre el torero Enrique Ponce (49 años) y la joven almeriense Ana Soria (21 años) se ha convertido en el tema estrella de la prensa rosa durante este verano. Uno de los diarios digitales más importantes de nuestro país, El Español, que dirige Pedro J. Ramírez, publica un amplio reportaje sobre el tema en su suplemento Jaleos, firmado por Jesús Carmona.


"El pasado miércoles -escribe Carmona- una revista del corazón desvelaba la que es, sin duda, la noticia del año, la separación de una de las parejas más sólidas del panorama nacional: Enrique Ponce (49 años) y Paloma Cuevas (48) ponen fin a 24 años de estable matrimonio. Hace dos años su férreo amor comenzó a resquebrajarse con una supuesta crisis sentimental que, a la vista de los acontecimientos actuales, no han podido superar. Se ha informado que la ruptura ha sido de mutuo acuerdo y que Enrique y Paloma mantienen buena relación por las dos hijas que tienen en común. Les queda el cariño y el respeto
Se ha hablado de que Enrique y esta joven de 22 años, llamada Ana Soria, protagonizan una relación sólida desde hace año y medio
Hasta ahí, todo correcto dentro de la coyuntura. Sin embargo, a las pocas horas de ver la luz la noticia, esta comenzaba a tomar, en algunos medios de comunicación, otro cariz menos cordial; se señalaba a una tercera persona en discordia que habría dinamitado el matrimonio. En concreto, el nombre de una mujer, que el torero estaría conociendo. Se ha hablado de que Enrique y esta joven de 22 años, llamada Ana Soria, protagonizan una relación sólida desde hace año y medio, coincidiendo con el inicio de aquella supuesta crisis sentimental entre Ponce y Cuevas, y siendo el detonante de la ruptura. No obstante, esa no es del todo la información que maneja Jaleos. 

Existen importantes matices en lo que se ha contado e inexactitudes, como ha podido conocer este medio. Enrique Ponce y Ana Soria, una joven almeriense y amante de la tauromaquia, sí se conocen y sí existe una "gran ilusión", pero no existe ninguna relación formal ni sólidaTampoco es cierto que se conozcan tan profundamente desde hace año y medio; a este periódico llega la información de que se conocieron de forma superficial en 2018 durante una fiesta en Mojácar, pero que no fue hasta hace casi un año cuando su relación se hizo más profunda. Su primer contacto fue vía redes sociales.

El padre de esta joven, un conocido abogado de Almería -profesión que comparte con su mujer-, es un ferviente seguidor del mundo del toro, pasión que le transmitió a su hija desde bien pequeña. Enrique Ponce es alguien admirado en la casa de los Soria, como se desliza a este medio. No ha habido cartel en Almería en el que apareciera el diestro que no estuviera allí algún Soria, sobre todo el patriarca. Así, Ana comenzó a seguir al torero por redes sociales, a comentarle cosas relacionadas con el toro, intercambiaron mensajes privados y se vieron en persona aprovechando un festejo taurino.
La familia de Ana no puede estar más feliz. "Son personas muy discretas y conocidas en Almería. No les gusta el escándalo ni verse en estas cosas, pero lógicamente están felices y encantados y conocen a Enrique", informa una persona allegada
"Se conocieron, se cayeron muy bien y hasta hoy", se informa. No hay etiquetas en lo que tienen, se ven cuando pueden y se lo pasan bien a solas y entre amigos. La familia de Ana no puede estar más feliz. "Son personas muy discretas y conocidas en Almería. No les gusta el escándalo ni verse en estas cosas, pero lógicamente están felices y encantados y conocen a Enrique", informa una persona allegada. Están incómodos por toda la exposición mediática y hasta Ana Soria ha tenido que privatizar sus redes sociales. Son demasiados los mensajes privados, el agobio. 

Ella no quiere ser un personaje público, ni actriz, ni modelo, como se ha dicho. Hizo algún pinito siendo más joven, pero nada profesional. Estudia Derecho en Granada y así seguirá. Nada cambiará para ella: "Es una gran estudiante y lo que le gusta es eso. Se han dicho en 24 horas muchas mentiras". Pese a lo desagradable de verse en boca de todos, la familia Soria está tranquila y dispuesta a seguir con su vida normal como hasta ahora. No les preocupa nada más allá de la felicidad de Ana. Se ha comentado que una expareja de ella va a hablar para Sálvame, pero "no preocupa en absoluto". 

Se confirma a este medio que Ana, Enrique Ponce y amigos de la joven han visitado en alguna ocasión, entre otros lugares turístico, el pueblo de Mojácar y su costa, donde veranean cada año los Soria. Allí, se hospedan, como viene siendo costumbre, en una de las urbanizaciones más 'chic' de la zona, Marina de la TorreCuando visita el sur, el torero siempre intenta pasar inadvertido y mostrarse de perfil bajo para no ser reconocido

Siempre que se ven, la discreción es la máxima y hace unos días ambos compartáin una animada comida en esa zona costera junto a los padres de Ana. En definitiva, se hace ver que son "dos personas que se están conociendo". Las iniciales de Ana Soria aterrizaron en los medios de comunicación este pasado jueves. La periodista Beatriz Cortázar afirmaba que existe una tercera persona y que Enrique Ponce se habría vuelto "loco de amor" por ella.

Hasta aquí lo que dice Jesús Carmona, en Jaleos. Pero quien ha ido más allá ha sido el programa Sálvame, de Telecinco, que ha ofrecido una imagen en exclusiva de la pareja en Mojácar. En la web de Telecinco se dice: "Enrique Ponce y Paloma Cuevas ponen fin a 24 años de matrimonio y aunque al principio se hablaba de separación por un desgaste de la relación, lo cierto es que en apenas 24 horas se empezó a hablar de la existencia de una tercera persona.
Según ha podido saber ‘Sálvame’, el torero y su supuesta nueva ‘ilusión’ habrían pasado el fin de semana en Mojácar en casa de unos amigos de la familia de la joven, habría ido a distintos lugares de ocio y no habrían accedido a hacerse fotos pero…
Pronto le pusimos cara y nombre: la presunta nueva ‘ilusión’ del torero sería Ana Soria, una almeriense de 21 años de edad que estudia para trabajar como modelo y actriz. Según ha podido saber ‘Sálvame’, el torero y su supuesta nueva ‘ilusión’ habrían pasado el fin de semana en Mojácar en casa de unos amigos de la familia de la joven, habría ido a distintos lugares de ocio y no habrían accedido a hacerse fotos pero…

Lydia Lozano ha tenido acceso a una imagen en la que vemos al torero junto a Ana. Se trata de la primera imagen de los dos juntos y parece que es un selfie hecho por ella misma, una imagen en la que los dos miran a cámara. Según la colaboradora, en el local había más gente y tiene más material pero esta foto es la que podría haber ocupado la portada. Además, no ha querido entrar en detalles ni decir si estaban o no acompañados".

Chelo García Cortés, otra colaboradora del programa de Telecinco, ha hablado con con Paloma Cuevas: "No entiende la que se está montando", le ha diccho. La colaboradora de 'Sálvame', tras la llamada de Paloma Cuevas, apunta que la relación con el torero es "tranquila" y que no entiende "la que se está montando" porque ellos ya había hablado de la "separación". Además, comparten una única preocupación: su entorno familiar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario