Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Almería se viene también de vacío de Cádiz (2-1)


Carlos Miralles
La Voz

⏩ Nada sostiene al Almería. El equipo se queda sin mensaje, no gana, la crisis aumenta y el ascenso directo empieza a ser una utopía. La visita al Ramón de Carranza estaba marcada en rojo en el calendario para revertir la situación, ya que llegaban los hombres de Guti con cinco jornadas a sus espaldas sin alegrías. Y la tarde comenzó bien, con gol de José Corpas a los once minutos. Se vio un Almería eléctrico, jugando a pocos toques, y en una recuperación, Valentín Vada busca a Darwin Núñez, el uruguayo cede a Vada, al que le sale un pase sin querer a Corpas, que supera al segundo intento a Cifuentes. El punto y final de la crisis estaba más cerca.

El empate del Huesca ante el Extremadura favoreció al Almería, que hoy puede verse superado por el Girona

Ni Cádiz ni Almería atraviesan su mejor momento y se notó en el inicio del encuentro. Sin embargo, después del 0-1 el conjunto rojiblanco dio un paso atrás y no lo desaprovechó Alberto Perea para meter un centro desde la izquierda que remataba Nikola Maras a la red en la disputa con Choco Lozano. Los problemas defensivos volvieron a aparecer y la efectividad amarilla, también. 

Cervera tiró de veteranía, de experiencia, para dinamitar el partido con los cambios después del descanso. Se guardó una bala en el banquillo, Salvi Sánchez, que resultó ser fundamental. El extremo dejó atrás en carrera a Iván Martos, apura hasta línea de fondo, centra raso y Álex Fernández, desde el suelo, mete el balón en la portería. Era el golpe de efecto que aupaba al Cádiz hacia la victoria, a asegurar el liderato, a oler la Primera División; y hunde en su mala dinámica al equipo de Guti.

Tuvo opción de réplica Jonathan Silva, que en boca de gol mandó la pelota al larguero un minuto después del 2-1 local. La mejoría en cuanto a juego e imagen fue evidente, pero a falta de doce jornadas y con dos puntos de dieciocho, no es suficiente para acabar con la crisis rojiblanca. El ascenso directo se empieza a alejar y cambian las prioridades: ganar es más importante que hablar de recuperar la segunda plaza o del objetivo final de la temporada.

Partidos como el de Carranza marcan mucho y mientras la fiesta del Cádiz tiene tintes de Primera, en el vestuario visitante tratan de dar con soluciones. Fiel a su estilo, a los argumentos que lo han llevado a lo más alto de la tabla, el Cádiz se lleva un partido con máxima efectividad. Los puntos se quedan en Carranza y las sensaciones, que de poco valen ahora, se vuelven para Almería.

El tiempo se acaba y cada vez hay más incógnitas en el ambiente. La mejoría no terminará de ser real hasta que el Almería vuelva a celebrar una victoria en Liga. La caída libre de resultados en el Almería sigue preocupando. Dos puntos de dieciocho acumula el equipo rojiblanco en un tramo decisivo de la competición. Desde el pasado 19 de enero, en Almendralejo, no celebra una victoria la plantilla. Fue ante el Extremadura, coincidiendo con el último liderato. A partir de ese día se inició una dinámica tan negativa que complica el ascenso directo. Elche, Numancia, Racing, Huesca, Fuenlabrada y Cádiz dejan sin margen de error al Almería en la búsqueda del objetivo final. El sábado llega el Deportivo y el triunfo se hace imprescindible.

Cádiz: Cifuentes; Carcelén, Fali, Cala, Espino, Ramos, Bodiger (Sergio, m.65), Álex Fernández, Iván Alejo (Salvi, m.53), Perea; Choco Lozano (Álvaro Giménez, m.74).

Almería: Fernando; Balliu, Costas, Maras, Iván Martos (Francis, m.73); De la Hoz, Aguza (Muñoz, m.62); Corpas, Appiah (Jonathan, m.53), Valentín Vada; y Darwin Núñez.

Goles: 0-1, min 11: José Corpas. 1-1, min 16: Nikola Maras, en propia puerta. 2-1. min 59: Álex Fernández.

Árbitro: Isidro Díaz de Mera (Comité Castellano-manchego). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Fali y Alberto Perea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario