Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El virus frena un año económico que apuntaba a ser ‘de dulce’


Manuel León
Periodista

⏩ Almería, como el resto de la economía global, perderá fuelle en 2020, tras una de las crisis económicas más depredadoras de la historia. Sin embargo, tiene motivos para consolarse si mira a su alrededor. El Producto Interior Bruto (PIB) almeriense caerá el 7,8% -en el peor de los escenarios el 10,4%- frente a la previsión para Andalucía que es del -8,4% y de España de hasta el -9,4%, según datos facilitados ayer en el Informe de Previsiones Económicas que elabora Unicaja.


La mayor incidencia del agro en el PIB almeriense en términos porcentuales (16%) con relación al resto de PIB de la región hace aventurar que el descalabro será -está siendo- mayúsculo en Almería, pero unos peldaños por debajo que el resto de producciones provinciales andaluzas de bienes y servicios. 
Si Almería parece que será la menos damnificada gracias a que ha mantenido intacta su actividad bajo plásticoMálaga será la más perjudicada 
Si Almería parece que será la menos damnificada gracias a que ha mantenido intacta su actividad bajo plásticoMálaga será la más perjudicada con una caída de su riqueza del 9,3% en el mejor de los casos, según la estimación del informe de la entidad financiera. Se puede entender, desde el punto de vista de que la provincia malagueña es la que más depende del sector turístico, una actividad que ha desaparecido en los dos últimos meses y que ya ha dejado herida de muerte también la temporada alta.

Granada y Sevilla, entre otras, tendrán descensos más moderados de PIB, con el 8% y 8,2% menos respectivamente. La clave, en cualquier caso, para que no se acentúe la pérdida de riqueza económica, estará en cómo se materialice la desescalada en los próximos meses y que no haya repuntes de contagios sanitarios que obligarían a cerrar de nuevo la economía en muchos segmentos de negocio. 
El Producto Interior Bruto en la provincia de Almería alcanzó en 2019 los 16.155 millones de euros, el 9,4% de la producción regional
El Producto Interior Bruto en la provincia de Almería alcanzó en 2019 los 16.155 millones de euros, el 9,4% de la producción regional, mostrando un crecimiento anual del 2,2%, en términos reales, según la información de la Contabilidad Anual que elabora el IECA. Almería es la quinta economía andaluza en PIB tras Sevilla, Málaga, Granada y Cádiz, aunque es la segunda en renta per cápita tras Sevilla,

Este aumento refleja un menor dinamismo de la economía provincial con relación al ejercicio anterior (2,7%), motivado por el descenso de la actividad turística, así como por el peor comportamiento de la demanda interna. No obstante, el aumento del PIB en Almería se ha cimentado en una evolución favorable del empleo y en el buen tono de las exportaciones y el sector inmobiliario.
La Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2020 sitúa el número de ocupados en 284.500 personas, lo que supone un descenso del 0,5% en términos interanuales (-1.500 ocupados)
En lo que concierne al mercado de trabajo, la Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2020 sitúa el número de ocupados en 284.500 personas, lo que supone un descenso del 0,5% en términos interanuales (-1.500 ocupados). Conviene reseñar que estos datos no recogen en su totalidad los efectos del estado de alarma sobre las cifras de empleo, dado que estos son apreciables en las entrevistas realizadas a partir de la semana 11 y la información se expresa como media de las 13 semanas del trimestre. No obstante, se produce un descenso de la ocupación en la provincia del 0,8% con relación al cuarto trimestre de 2019, lo que representa una caída de 2.400 ocupados. Esta metodología considera  como ocupados a los afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTES).

La declaración del estado de alarma ha ocasionado el cierre de la actividad hotelera, por lo que el Instituto Nacional de Estadística no ha facilitado los datos del mes de marzo para el ámbito provincial, al no alcanzarse el estándar mínimo de calidad para su difusión. No obstante, los datos disponibles para el periodo enero-febrero permitían apreciar una mejor trayectoria de la demanda hotelera con relación a 2019, con un incremento interanual del número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros (13,1%) y también de las pernoctaciones (6,3%). A partir de ahora, se abren muchos interrogantes en una actividad que supone para Almería en torno al 10% de su PIB, la segunda tras la actividad agraria y toda su industria auxiliar.

Los hoteles han empezado a diseñar su hoja de ruta con aperturas parciales y controladas de cara a los próximos meses de verano, pero las limitaciones de vuelos del mercado exterior hacen difícil aventurar una recuperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario