Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Conchita, la autora de "Si tú la quieres", el último éxito de David Bisbal


Carmen K. Salmerón
Periodista

⏩ En ocasiones bien pareciera que la vida tiene un plan y sin duda, jamás pide permiso. Todo iba bien en el embarazo de Conchita hasta que en el sexto mes se produce una disfunción orgánica, una preeclampsia severa: “fue muy difícil. Al principio me costaba mucho hablar de ello. Aunque una de cada 12 embarazadas sufre una preeclampsia, es como un tabú. Consiste en un rechazo de tu sistema inmunológico hacia el bebé. En mi caso fue en el sexto mes. Tenía la tensión altísima, me afectó a los riñones, no podía hacer pis… y tienen que sacar al bebé. Fue al séptimo mes”. 

Conchita

Durante dos meses el bebé estuvo ingresado en neonatos, sin poder recibir visitas, ni ser tocado, ni mantener contacto alguno con elementos externos; un bocado de la realidad, un anticipo de los tiempos vigentes. “Fue una aventura horrible. Querer abrazar a tu bebé y no poder es horrible, es como ahora, querer abrazar a la gente que quieres, a los amigos y no poder hacerlo es bastante horrible”. 

“El viaje”, segundo single del largo que será “La orilla” es un canto hermoso sembrado de dudas y ternura hacia el nuevo ser que aparece en un mundo de carácter siempre incierto. “Mi vida cambió totalmente con la maternidad. Todo empezó a ser como muy urgente con la enfermedad y luego el bebé en neonatos. Tus prioridades cambian, son de otra manera. Casi todo pasa a un segundo plano. Él es el protagonista y es una lección de vida. Se te van los egos. La relación que se crea con el bebé, ese vínculo es muy bonito. Te sientes más acompañada. Es como estar enamorada todos los días de tu vida. Pero también es muy sacrificado”. 

La letra de “El viaje” parece hecha ahora, en estos tiempos de coronavirus y convulsión social, donde lo único cierto es el momento presente y que el viaje más largo no será más allá de la farmacia de la esquina o de la tienda de al lado, por el momento. “Ese miedo existe. No sabes cómo lo vas a hacer con el niño, cuántas veces te equivocarás y eso qué supondrá... no sabes si has hecho bien 'en traele a este mundo de locos' -como dice la canción-. Durante dos meses no vio nada del mundo ni el mundo tampoco le pudo ver a él. Acabo de colgar el teléfono con mi amiga Cristina. Justamente acaba de ser madre. Es muy duro que ni tu madre ni tu padre puedan abrazar a tu bebé ni abrazarte a ti, cuando lo que más necesitas es tu familia y sus abrazos”.

Tiempos de asepsia física y asepsia emocional que transforman vertiginosamente los hábitos, hacia otra realidad de la que tan solo conocemos su carácter, como tantas veces, incierto. “Las revisiones del bebé las hacemos por teléfono. Los médicos solo atienden por teléfono salvo que sea una súper urgencia y tengas que ir al hospital. Va a ser increíble cuando el bebé de mi amiga, cuando estos bebés puedan conocer a sus respectivas familias y puedan abrazarse y darse besos. De verdad que el amor es la base de todo. Cuando nacemos somos folios en blanco. Súper moldeables. Es lo bonito. Inculcar valores es increíble. Y mucho amor. El amor tiene un poder bestial”.

Conchita, con su bebé (Loa)

Su último trabajo discográfico debiera haber visto la luz esta primavera de virus, amor y encierros, razones que le han obligado a esperar momentos menos 'curvilíneos'. “Con todo esto que está pasando voy a tardar más de lo previsto, será en otoño. Hemos empezado ya con la promo, a hacer vídeos... No sabemos qué va a pasar con todo esto, estamos como tanteando, intentando buscar otras fórmulas. Sabemos que no va a ser sencillo, que los artistas que están arriba lo tendrán más fácil, los jóvenes lo tendrán más complicado. Seguirán los grandes patrocinadores patrocinando a la gente más conocida. Muchos negocios cerrarán. Lo veo a mi alrededor, hay mucha incertidumbre. Esto que está pasando es muy gordo. Para mucha gente que vive al día será complicado. Todos tendremos que echar una mano, desarrollar la empatía. Los abrazos ayudarán mucho. Todo es un sinsentido. Por eso es necesario vivir el día, vivir cada momento. Con disfrutar por poder salir a pasear, disfrutar en una terrazita tomando algo con los amigos, poder saltar por las calles o por el monte, ver un atardecer es más que suficiente. Tenemos una suerte increíble. No todo es consumir. Después de 2 meses encerrados no compramos nada superfluo y no pasa nada. Lo que realmente es importante y se echa de menos son los abrazos”.

Parece que Conchita confía en un cambio en la esencia del ser humano... “El humano es un horror: no cuida el planeta, somos muy egocétricos, muy 'yoistas', pero confío y deseo que la gente desarrolle más empatía”.

“Pablo Cebrián (famoso productor y marido de Conchita) y yo hacemos canciones, tanto para nosotros como para otros artistas. Compuse una letra para Tadeo Jones, “Todo es posible”. La cantó David Bisbal. Creo que fue así como nos conocimos. También le grabamos temas en Arcadia Music (el sello de Paco Cebrián). Le enseñamos varias: 'El tren', 'El beso y el puente', etcétera... El caso es que a una de ellas le subió una octaba y le puso estribillo: “Si tú la quieres”. El vídeo me encanta, ¡es tan positivo!, la letra adquiere otra dimensión, más emotiva -tampoco la escribí en los momentos que estamos viviendo-. Bisbal es un amor. Súper atento. Siempre tiene un abrazo. Te pregunta mucho cómo estás, y sabes que lo hace de verdad. Es tan simpático, con esa sonrisa tan bonita y la risa contagiosa. David es un amigo y un amor”.

Pero Conchita no solo conoce Almería a través de los ojos de Bisbal, sino también por ella misma. “Nos encanta Almería. Venimos al Cabo de Gata desde hace años. También he estado actuando en conciertos, pero así no tienes tiempo de disfrutar sus paisajes tan chulos, sus colores, sus tapas tan ricas. El parque es una maravilla. Lo valoramos muchísimo y seguiremos disfrutando de él”.

Almería también le profesa un buen amor a Conchita. El profesor de Literatura, Artes Escénicas y Expresión Corporal, Adrián Zapata, famoso por sus impresionantes creaciones performativas, en diferentes espectáculos usó canciones de Conchita. Inolvidable fue el colofón final de “Oxígeno 18”, una reflexión contra la violencia de género, junto a los profesores Luis Serrano, Alberto Asencio, con alumnado del IES Celia Viñas y la logística vital de la AMPA.

La canción “Voy a estar bien” (perteneciente al álbum “Incendios”, 2016), Consiguió levantar a las 200 personas que abarrotaban el teatro, en una catarsis colectiva. “¡Qué guay! Es súper bonito. Me habría encantado ver el espectáculo. Las canciones están para eso. ¡Un abrazo fuerte para los tres profesores, el resto del equipo del instituto y especialmente a Adrián! ¡Espero estar en la próxima!”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario