Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Agricultura almeriense: no es oro todo lo que reluce

Andrés Góngora
Coag Almería

Llevamos meses leyendo y escuchando los bondadosos datos económicos del sector hortícola almeriense. Delegación de Agricultura, Subdelegación de Gobierno e incluso los propios presidentes de las grandes comercializadoras alardean de la magnífica campaña de los agricultores de Almería, pero son unos datos parciales, irreales y en algunos casos maquillados.

Invernaderos experimentales
¿Alguien habla del nivel de endeudamiento de los agricultores con las cajas de ahorro y los bancos para construir un invernadero, las refinanciaciones de deudas que se han llevado a cabo, el gasto que supone una campaña agrícola, el arrastre que tenemos de un año para otro los productores o las fincas que son embargadas y subastadas?

Es inhumano que por acaparar portadas nos dediquemos a tirar por el suelo el trabajo de los agricultores porque con qué cara hablamos sólo de beneficios sin tener en cuenta costes y endeudamiento.

Nosotros, desde Coag Almería, no tenemos acceso a ellos, pero quienes dan los datos sí o ¿es que no se tienen, no se buscan o no interesa sacarlos? La actitud que están teniendo los agentes que rodean al sector hace muy complicado que la Administración escuche importantes peticiones que estamos haciendo como la necesaria Rebaja Fiscal para los agricultores almerienses por las pérdidas de la campaña pasada por las inclemencias meteorológicas y otras adversidades.

Los productores de esta provincia no queremos lo que nos ahorremos en la Renta para irnos de vacaciones al Caribe o destinarlo a paraísos fiscales. Los agricultores de Almería utilizamos nuestros ahorros para hacer frente a las deudas y revertimos en la economía almeriense al invertirlos en mejorar nuestras instalaciones, modernizarlas y todas esas cosas que siempre nos piden que hagamos para continuar siendo “competitivos” pero para lo que nadie nos echa una mano; bueno sí… al cuello.

Hagan el favor de ser prudentes porque están jugando con el pan de mucha gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario