Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Una nueva década dorada

Iván Gómez

Jefe de Local de Diario de Almería
Hace ahora medio siglo, la playas de la provincia, su desierto y otros espacios tan singulares como los decorados del spaguetti western eran plató de producciones tan relevantes para la historia del séptimo arte como Cleopatra, El Cid, la trilogía del dólar de Sergio Leone o Patton. Era la década dorada del cine en una provincia que mostraba sus escenarios al mundo. “Sin Almería, no habría Omar Sharif”, reconocía el actor de Lawrence de Arabia el pasado año al cumplirse el cincuenta aniversario de la obra de David Lean. Almería era tierra de cine y lo siguió siendo años después con un incesante goteo de películas como Cónan el Bárbaro, Nunca digas nunca jamás del agente 007 o Indiana Jones, entre otras. En los alojamientos hoteleros de aquella época dormían actores tan reconocidos por la industria cinematográfica de Hollywood como Lauren Bacall, Anthony Quinn, Jack Nicholson, Clint Eastwood, Sean Connery, Richard Burton o Sofía Loren. La provincia era una de las capitales del rodaje internacional, pero no logró retener las producciones ni mucho menos rentabilizar, desde un punto de vista turístico, su enorme legado y potencial.
Ridley-Scott_EDIIMA20130731_0577_15
Con el objetivo de reconducir el nulo aprovechamiento de la trayectoria cinematográfica de la provincia se constituyó en mayo del año 2000 la Almería Film Commission, pero en sólo unos meses dejó de estar operativa pese a las continuas reivindicaciones del sector representado, entre otros gremios, por la Asociación de Empresas Cinematográficas de Almería, hoy Cinegenia. Sin embargo, el rodaje de Exodus por Ridley Scott permitirá a Almería reencontrarse con la senda que nunca debió perder. Al menos es la intención de la Andalucía Film Commission, la más antigua de España, que cumple quince años de su creación con el objetivo de relanzar a Almería como tierra de cine. El presidente, también de la Spain Film Commission, Carlos Rosado, se ha reunido en estos días con representantes de la Diputación Provincial para que se impliquen en la búsqueda y aplicación de una estrategia que permita darle continuidad a la llegada de una superproducción como Exodus. “Almería no puede perder la oportunidad de volver a situarse en el mapa del cine internacional, pero hace falta una estructura, una estrategia e inversiones para que no sea flor de un día”. Carlos Rosado pretende que la institución provincial constituya la Almería Film Commission, al tiempo que anima al conjunto de los ayuntamientos a sumarse a la red de ciudades del cine que en la actualidad integran 140 de toda Andalucía, seis de la provincia (la capital, Adra, Berja, Níjar, Serón y Tabernas. De hecho, asegura que en Almería hay buenos localizadores, extras de producción que se han tenido que marcha fuera porque no se ha creado un entorno favorable y sostenible. “Almería no tiene que ser sólo tierra de figurantes, sino de profesionales de la industria del cine, porque los hay, pero es necesaria una estrategia para que lleguen más rodajes como Exodus”.

1375267360_0
La Andalucía Film Commission echa en falta una guía potente con los profesionales que integre a la provincia dentro del circuito nacional, pero espera que todo cambie a raíz de la película que en otoño rodará Ridley Scott en localizaciones de Macael, Sierra Alhamilla, desierto de Tabernas y el parque natural de Cabo de Gata. “Exodus debe ser la palanca que permita relanzar a la provincia como una de las capitales europeas del cine”, argumenta Rosado, quien hace hincapié en los efectos que generará desde el punto de vista turístico.  Es más, ya están trabajando en la creación de un mapa a través de los escenarios de la superproducción de la 20th Century Fox, que estará integrado en ‘La Gran Ruta del Cine por Andalucía’ y servirá para captar visitantes de forma paralela al estreno. Y es que el séptimo arte siempre ha estado ligado al turismo, sobre todo cuando se trata de películas como el Reino de los cielos, que fue rodada por Ridley Scott en Andalucía, Huesca y Segovia, que llegan a un público de más de 25 millones de personas. En ese rodaje, también fruto del trabajo de la negociación de la Andalucía Film Commission, se invirtieron 12,6 millones de euros y permitió crear 503 empleos directos. Otro de los ejemplos del impacto de los rodajes en España sobre el turismo es el de la película india Sólo se vive una vez, que ha tenido como primera consecuencia la visita de 40.000 hindúes a sus escenarios y serán 150.000 en los próximos años según estima la Spain Film Commission. Exodus será, sin duda, todo un revulsivo de visitas para la provincia, tal y como se analizará en octubre en la conferencia internacional que se celebra en Madrid sobre el turismo cinematográfico. “Sabemos que millones de personas verán esta película y es su mejor folleto virtual, llegará a más gente y tiene un recorrido larguísimo”. Además, según Carlos Rosado, hay más identificación del espectador con la localización de una película que cualquier campaña publicitaria. “La gente quiere ir a los sitios donde se han rodado las películas que han visto. Hay muchísimos ejemplos, en Londres uno de cada cuatro visitantes reconoce que ha ido porque lo ha visto en el cine”.

Cincuenta años de la trilogía del dólar
bueno-feo-malo
Precisamente el próximo año llegará una cita ineludible para poner en valor turísticamente a la provincia. Se cumplirán nada menos que cincuenta años del rodaje de la trilogía del dólar. Para la Andalucía Film Commission es fundamental implicar a la Diputación, al resto de administraciones y también al sector privado para ofrecer un recorrido por los escenarios del spaghetti western de Sergio Leone que encumbraron a un Clint Eastwood entonces en segunda fila, por no hablar de las bandas sonoras de la mano de Ennio Morricone. Una ocasión especial para los amantes del género y, en definitiva, para el pasado del cine almeriense, pero requiere un trabajo conjunto de las instituciones. “Hay que invertir siendo conscientes de que el retorno será importante y prolongado en el tiempo”, añade. De hecho, por qué no contar con un Clint Eastwood que aún recuerda las nueve horas y media que se tardaba desde Madrid a Almería por carreteras provinciales en la década de los sesenta. Pero eso será a partir del próximo año. Antes, la Andalucía Film Commission quiere que la provincia rentabilice al máximo el rodaje de Ridley Scott. Cada año en España llegan en torno a cinco o seis producciones internacionales, pero la de Exodus, según vaticina Rosado, será trascendental. Abrirá un nuevo tiempo para Almería, una nueva década dorada del cine.

Síndrome de la esquina
pelicularidleyscott
Sir Ridley Scott parece no tener miedo al síndrome de la esquina, esa característica tan almeriense enraizada en la idiosincrasia de una provincia que creció aislada, sin conexiones con el resto del país y de dificultoso enlace con la capital andaluza. Del director británico, con películas de culto para los amantes del séptimo arte como Alien el octavo pasajero o Blade Runner, no ha salido ni una sóla crítica ni reprobación por el estado de las comunicaciones que tanto preocupan a los de casa y precisamente ha valorado a la hora de decantarse por Almería la idoneidad de su situación y servicios. A diferencia de lo que le ofrecían otros países exóticos, como Marruecos, que competían por hacerse con este rodaje con paisajes que podrían encajar a la perfección con la historia bíblica de Moisés, la provincia tenía en cuestión de minutos toda una infraestructura de hoteles, un hospital de referencia como Torrecárdenas, un Aeropuerto y una rápida conexión por autovía. Una serie de elementos a tener en cuenta con los que complementar los singulares paisajes marítimos y volcánicos del parque natural de Cabo de Gata o los bad-lands del desierto de Tabernas. Y es que sobran razones para que Almería vuelva a ser tierra de cine cincuenta años después de su época dorada. La provincia debe poner en valor su legado cinematográfico, películas con las que han crecido generaciones de personas por todo el mundo como el propio Ridley Scott, quien se ha reencontrado en esta provincia con lugares que permanecían en su retina como buen amante del cine. Tal y como adelanté el jueves, el director británico también está en la capital, alojado en un hotel del casco histórico. Se ha desplazado a la provincia para conocer in situ cómo está desarrollándose la construcción de decorados y escenarios de Sierra Alhamilla, la comarca del mármol y el desierto de Tabernas. Ha pasado las noches del martes, miércoles y jueves en la capital y en estos días ha estado visitando los trabajos que se están ultimando en las localizaciones que conocía de la primera toma de contacto que mantuvo a finales de mayo cuando se desplazó en un helicóptero junto a su equipo más directo compuesto por su productor ejecutivo, el director de arte y el location manager. Almería estará presente en más de la mitad del metraje de esta superproducción de la 20th Century Fox y también tendrá un papel determinante en la figuración, cuyos procesos de selección han movilizado a miles de personas en los últimos días. La fiebre por el cine no debe ser pasajera, Almería aspira a volver a ser tierra de grandes rodajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario