Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Unicaja echa el ojo a Caja 3

Emilio Ruiz

El severo régimen al que se ha sometido -o le han sometido, más bien- el sistema bancario español ha producido un considerable adelgazamiento, que, no obstante, se considera insuficiente. Ha pasado, dicen los expertos, de la obesidad al sobrepeso, pero aún se encuentra lejos de lo que se denomina el "peso perfecto". Ahora mismo hay en España veintidós entidades financieras tras la reciente integración del Banco Popular y el Banco Pastor. Quince son cajas de ahorros. Hace apenas unos meses las cajas de ahorros eran 45. ¿Y cuál es el "peso perfecto" ese del que hablan los nutricionistas económicos? La cifra mágica es el quince, que por algo le llaman "la niña bonita".

De las 22 entidades financieras, cinco son las denominadas "grandes". Son Santander, BBVA, Bankia, Caixabank y Popular, todas ellas con unos activos superiores a los 150.000 milones de euros. De éstas dice Bruselas que tienen que recapitalizarse por 26.121 millones de euros. Después viene el grupo de las "medianas", integrado por ocho entidades: Sabadell, Unicaja con Caja España-Duero, Catalunya Caixa, Novacaixalicia, BBK Bank, Banca Cívica, CAM y Banco Mare Nostrum. Tienen unos activos de entre 70.000 y 150.000 millones de euros. Y finalmente está el grupo de las "pequeñas", con unos activos inferiores a 70.000 millones: Bankinter, Effibank, Ibercaja, Unnim, Banco de Valencia, Caja 3, March y las cajas de Ontinyent y PollenÇa. Es de estas nueve de las que se espera algún movimiento importante en los próximos días.

Unicaja, tras la absorción de las dos cajas castellano-leonesas, y antes Caja de Jaén, ha alcanzado un volumen aceptable para desenvolverse en el nuevo mundo financiero, cuya globalidad exige de entidades potentes y fuertemente implantadas. La caja andaluza, ya transformada en banco, no tiene implantación en todo el territorio nacional. Por eso es por lo que ha echado el ojo a Caja 3, la entidad que formaron el pasado año Caja Badajoz, Caja de la Inmaculada y Círculo de Burgos. El Banco de España también les obliga a éstas formar su propio banco al que traspasarían todos sus activos. Y es en este punto donde han surgido las tensiones. Caja Badajoz pide un mayor peso en el nuevo banco por considerarse más saneada que las otras dos cajas, y si no se atiende su petición, amenaza incluso con abandonar el grupo. El Banco de España ha recordado a la extremeña que no estamos ante un juego de niños y que una salida de Caja 3 le supone una sanción del 30 % de los recursos propios. Caja Badajoz replica al regulador que han surgido algunas cosas nuevas en las otras dos cajas que requieren de un replanteamiento de la unión. Parece ser que CAI y Círculo de Burgos han aflorado más morosidad de la inicialmente declarada, lo que requiere una dotación extra de 300 millones de euros. Las peticiones de Javier Chico, presidente de Caja Badajoz, no han caído en saco roto, y por lo pronto ya ha conseguido subir el 24 % que inicialmente tenía en el nuevo banco a alrededor del 35 %. Ahora reclama el control.

En medio de este ambiente y confusión, Braulio Medel, presidente de Unicaja, entra en escena y ofrece a Caja 3 un proceso de integración. Solventarían, de esa forma y en primer lugar, sus discrepancias internas, y en segundo lugar, estarían por fin en un proyecto con el tamaño adecuado. Caja 3 tiene 600 oficinas repartidas en 33 provincias y unos activos de 20.259 millones, que, sumados a los más de 70.000 de Unicaja-España-Duero y a otros que puedan venir de las pequeñitas Ontinyent y PollenÇa -que siguen solteras y sin novio-, darían lugar a una entidad implantada en casi todo el territorio nacional y con más que adecuado volumen de activos.

Almería, sello de identidad

Fran Murcia
Diario de Almería
 

Cabo de Gata
Rascacielos que se alzan a lo largo de un extenso paseo marítimo, restaurantes con comidas preparadas para un visitante internacional con una carta que presenta grandes tópicos españoles y destinos con una ordenación urbana que se repite en multitud de ciudades de veraneo que vista una, vista todas. La provincia de Almería, aunque cuenta con estos espacios, se distingue por ofrecer al turista rincones únicos, irrepetibles gracias a su orografía y a la virginidad de kilómetros de parajes naturales donde la mano del hombre no ha destrozado parte del litoral.

La provincia, tanto su interior como su costa, sorprende al visitante por sus diferencias. "Almería es una de las provincias de Europa con gran cantidad de contrastes. Cuenta con la idiosincrasia de que se puede disfrutar del sol de Cabo de Gata, y a una hora y media puedes estar esquiando, o en el único desierto de Europa", describe uno de los políticos que más disfruta de los encantos de los rincones de la provincia, Javier Aureliano García, diputado del Área de Presidencia, Hacienda, Turismo y Empleo de la Diputación Provincial de Almería.

Uno de los enclaves que supone uno de los sellos de identidad de Almería es el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar es el primer Parque Marítimo-Terrestre de Andalucía que es el de mayor relevancia ecológica de todo el Mar Mediterráneo Occidental europeo. Su origen es volcánico.

Cualquiera de sus calas puede servir al turista para evadirse de playas saturadas donde las sombrillas tapan la arena. El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar cuenta con una extensión de 38.000 hectáreas y una franja marina de una milla de anchura (12.000 hectáreas). "Es un turismo de calidad. Cabo de Gata dispone del mayor número de kilómetros de playas vírgenes en Europa", dice el diputado.

García señala que quiere aprovechar la gran cantidad de horas de sol con los que cuenta la provincia: "Nuestro objetivo es romper con la estacionalidad, poder disfrutar de estos espacios durante los meses de otoño, primavera e invierno. Gracias a nuestro clima se puede conseguir. Se puede disfrutar de muchas maneras: aventura, senderismo, bicicleta...". Esta joya natural almeriense cuenta con multitud de figuras de protección: Zona de Especial Protección para las Aves (1989); Humedal de Importancia Internacional (1989); Reserva de la Biosfera (1997); Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (2001) y Geoparque (2001).

El diputado destaca las bondades del Cabo de Gata: "Tiene playas paradisíacas, es una zona tranquila, con encanto, pueblos construidos en torno a una aldea pesquera, su gastronomía... es un factor diferenciador". García dice que quieren promocionar el Parque Natural con especialistas como los touroperadores que han visitado el Parque este fin de semana.

La comarca de Los Filabres es otro de los rincones con encanto que no cuenta con tanta promoción pero cada vez tiene más seguidores. "Los Filabres es la gran desconocida. Es una zona muy bonita en la que te puedes encontrar en medio del bosque, en un lugar nevado, paisajes fantásticos donde se pueden coger setas como Bacares, y llegar hasta el desierto de Tabernas", recorre mentalmente García.

Pero una de las zonas con más encanto es el Observatorio de Calar Alto en Gérgal. "Tenemos la intención de vender la comarca, además de vender el bosque, el suelo, queremos promocionar la luna, vender nuestros cielos que son los más limpios", dice el diputado.

Desde el Patronato Provincial de Turismo se va a trabajar por promocionar las singularidades de la provincia: "Queremos captar gente del norte de España porque pueden disfrutar de 3.500 horas de sol al año, para que gocen del buen tiempo en otoño. La media térmica es de 19ºC que en los países nórdicos es su verano, por eso, también vamos a trabajar fuera de nuestras fronteras en lugares como Finlandia, Suecia y Alemania".

Una de las iniciativas anticrisis que se quiere trabajar desde la INstitución Provincial es darse más a conocer en zonas cercanas. "Queremos contar con los visitantes de pueblos y provincias de alrededor", asegura García.

El diputado de Turismo asegura que va a trabajar en distintos apartados para mejorar las comunicaciones: "Los vuelos de los países que hemos mencionado queremos que sean más baratos por medio de compañías aéreas de bajo coste".

Gracias, Europa

David Uclés
Director del Instituto de Estudios de Fundación Cajamar
 
El 1 de enero de 1986 España pasaba a ser miembro de pleno derecho de la entonces CEE. Daban fruto al fin los esfuerzos de varios gobiernos (desde la época de la dictadura) para entrar en tan selecto club. Con España y Portugal el Mercado Común llegaba a contabilizar 12 países y se extendía desde el Atlántico hasta el Báltico, y por el Este hasta Grecia.
 
Desde entonces, nuestra historia económica no se puede desligar de la europea. En los últimos 25 años hemos asistido a las sucesivas ampliaciones, hemos construido el Mercado Único y, en última instancia, hemos formado parte de la Unión Monetaria. Es decir, del euro. Esta moneda, que tan mala fama está acumulando en los últimos meses, con ataques desde el Reino Unido y EEUU, ha sido para España una poderosa palanca de crecimiento económico.
 
La memoria humana es corta, pero más corta aún es la memoria en relación con la economía, y se nos olvidan los tipos de interés en España en 1985 o en 1995.
 
En este marco general, la trayectoria de Almería es ejemplar en términos de su relación con la UE. Gran parte de su desarrollo está vinculado al proceso de unión económica y monetaria. De hecho, el momento en el que más crecieron las exportaciones almerienses de hortalizas está relacionado con la firma del Acta Única y el final anticipado del leonino período transitorio al que nuestras frutas y hortalizas estaban sometidas en 1993. Pero es que nuestras principales fuentes de turistas extranjeros provenían y provienen de la Unión. Y una parte importante de nuestras infraestructuras (las mismas que permiten que salgan nuestros productos y lleguen nuestros turistas) han estado financiadas con dinero de Bruselas.
 
Si echamos la vista atrás, los activos generados por nuestra pertenencia a la UE y la creciente vinculación con los socios de la Eurozona son mucho mayores que los pasivos, a pesar incluso de la pérdida de soberanía que significa hoy no contar con la peseta y no poder, por tanto, realizar una devaluación competitiva. Hoy España es uno de los países más ricos del mundo y gran parte de esto es consecuencia directa del trabajo de los españoles, pero hay que reconocer que la ayuda de nuestros socios comerciales ha sido también decisiva.

El paro de Almería

Javier Menezo
Letrado del INEM
 
El carácter cíclico de la economía almeriense hace del tercer trimestre del año el momento en que el paro llega a su máximo nivel. No es necesario polemizar sobre qué estadística es más fiable, se basan en métodos distintos, pero todas apuntan a lo mismo: nuestro nivel de paro es elevadísimo, para la EPA 126.800, para el INEM 75.150.

La buena noticia es que a partir de aquí comienza a bajar, como se comprobará en unos días, con los datos de paro registrado de octubre. Estas rotundas cifras no deben tapar un dato esperanzador: la destrucción de empleo en Almería parece haber terminado y comienza a crearse nuevo empleo. La EPA recoge 3.300 ocupados más, aunque insuficientes para absorber un crecimiento de la población activa de 6.700. Tras una primera mitad del año en que el desánimo llevó a abandonar la búsqueda de empleo, la mejora de la hostelería ha reactivado la esperanza de encontrarlo, y aunque sólo la mitad lo ha logrado, y por tanto el paro ha subido, el dato es bueno.

Otra buena noticia: el paro femenino vuelve a bajar, lo hace en 900. Se confirma una tendencia que se puso de manifiesto desde que en 2008 empezó con fuerza el ajuste por la crisis. Cuando la construcción y la industria destruían masivamente ocupación masculina y disparaba la tasa de paro del cabeza de familia, las mujeres, hasta entonces inactivas, se apresuran a buscar una alternativa de renta regular. Eso ha salvado la economía de muchos hogares almerienses, aunque con sueldos más bajos, y lo seguirá haciendo mientras la construcción no dé señales de reactivación. Y esta es la parte mala: que no las da. Al finalizar 2007, el 24% de los trabajadores lo hacía en el sector de la construcción. Hoy son menos del 7%.

Y para acabar, una prudente previsión de futuro: en el cuarto trimestre bajará el paro, sobre todo en la agricultura, los trabajos hortofrutícolas, y entre las mujeres. Pero el problema principal se mantendrá: el paro no bajará de forma continuada mientras no se reactive la construcción, y parte de los trabajadores que estuvieron en ese sector pasen a emplearse en otras actividades. Para posibilitar ese trasvase son imprescindibles las políticas activas de empleo y la formación. De aquí la gravedad de la tentación de recortes en educación.

El resultado monetario se cuantifica inmediatamente, pero sería pan para hoy y hambre para mañana, porque a medio y largo plazo convertirían al paro en el problema de ésta y la siguiente generación.

El imperio sevillano y Almería

Pedro M. de la Cruz
Director de La Voz de Almería

Lo peor que le puede pasar a un territorio es que alguien decrete su muerte por indiferencia política, por irrelevancia económica o por inexistencia mediática. Hay provincias, ciudades, pueblos, que están en la geografía pero que, a la hora de tomar decisiones, no forman parte del paisaje colectivo. Sabemos que existen porque sus nombres aparecen en el mapa del tiempo o porque algunos de quienes lo habitan alguna vez clamaron por su existencia y reclamaron la atención de quienes les desdeñaban.

Hasta hace apenas unas décadas Almería sólo era objeto de atención en las páginas de sucesos. Hoy la historia ha cambiado y formamos parte de la actualidad; en la economía, porque somos la provincia más exportadora de Andalucía; en la investigación, porque ocupamos el liderazgo en energía solar e investigación astrofísica; en la producción agrícola intensiva, porque cultivamos un bosque de treinta mil hectáreas bajo plástico; en excelencia en gestión financiera, porque el ejemplo de Cajamar es un modelo de éxito valorado en toda España. Nunca nadie nos regaló -ni nos va a regalar- nada. Al contrario. Quien ha podido, siempre nos ha quitado. Granada nos colonizó con el conocimiento; Murcia se aprovechó de nuestra torpeza incipiente en los negocios; Málaga nos adelantó en turismo; Sevilla nos condenó al olvido. No es una queja. Es la constatación de que nunca contamos (casi) nada en los escenarios en los que se tomaron (casi) todas las decisiones.

Pero en la consideración de Almería como una provincia de segunda sería erróneo buscar sólo la responsabilidad en los demás. Los almerienses, con nuestra indolencia, con nuestra obsesión por el ayer y nuestro desdén por el mañana, hemos sido tan responsables como los demás. A partir de ahora lo seremos más si no somos capaces de ocupar los espacios que se van a abrir en el tiempo político, social y económico que se vislumbra. Ya no nos vale el síndrome de esquina como coartada. No tengo ninguna (¿ninguna?; no sé, quizá sea exagerado) esperanza en los políticos, pero sí confío en los almerienses y en su capacidad para mirar al mundo cara a cara.

No vienen tiempos fáciles para satisfacer las demandas pendientes, pero si hay alguna posibilidad de no quedar descolgados del tren del futuro es asumiendo que sólo la vertebración de la sociedad civil a través de sus organizaciones nos hará fuertes. Porque no nos engañemos: para los demás continuamos siendo una provincia del imperio. Para los grandes partidos porque ante las citas electorales de noviembre y marzo no provocamos un interés especial: ya saben el resultado. Para las organizaciones empresariales, sociales y económicas, porque sólo alcanzamos la consideración de franquiciados pero sin derecho a cocina, que es donde se cuecen las decisiones.

La ventaja de Almería es que el imperio se resquebraja y, en su proceso decadente, dejará espacios que serán ocupados por los más rápidos en la acción y los más audaces en la estrategia. La crisis nos ha igualado a todos y Almería no puede continuar mirando a Sevilla desde una posición de inferioridad. Ni en la política, ni en la economía; ni en las infraestructuras, ni en los servicios públicos, ni en nada. Es cierto que en los últimos años nos han conocido, que ya no somos una provincia de crónica negra de telediario. Pero ahora lo que es preciso, lo que resulta ineludible es que nos tomen en consideración. Y de que así suceda los responsables, los únicos responsables, seremos nosotros. Y en esta procesión que cada penitente aguante su vela.

El prestigio de la Marca Almería

Gabriel Amat
Presidente de la Diputación de Almería

Es la primera vez que un Presidente de la Diputación selecciona un cargo eventual a través de un anuncio público para que participe todo aquél que esté interesado. El puesto de gerente del Patronato es eventual y de libre designación, por lo que podría ser elegido a dedo. Sin embargo, considero que un organismo que vela por una de las principales fuentes de riqueza de la provincia debe tener el mejor de los representantes. Y el mejor es quien reúne más cualidades para ejercer una responsabilidad de la que depende la imagen de la Marca Almería dentro y fuera de nuestras fronteras. Con esta pretensión organizamos el anuncio a nivel nacional por el que han llegado al Patronato los 27 currículums que aspiran al cargo.

Asimismo, es la primera vez también que la Institución cuenta con la opinión de hoteleros, agencias de viajes y empresarios para llevar a cabo el proceso de selección del mejor currículum que englobe las características esenciales para una óptima dirección. El pasado miércoles, me reunía con referentes del sector turístico y empresarial de la provincia y con personal del Patronato, liderado por mi diputado de este área, Javier Aureliano García, para analizar la formación de los candidatos a la gerencia. Agradecidos todos los presentes por haber sido convocados por primera vez por la Institución para este menester, revisamos una a una las trayectorias profesionales de los posibles aspirantes a los que agradecemos su interés y participación.

La próxima reunión la hemos emplazado a la próxima semana en la que entrevistaremos personalmente a un pequeño grupo que reúne los mejores condicionantes para el puesto. Es mucha la ilusión que tenemos puesta en este proceso, ya que la labor que ha desempeñar el gerente del Patronato no sólo debe ir orientada a la promoción y difusión de nuestra excelencia turística, sino también y en primer lugar, a la recuperación de la imagen de la Marca Almería que tan deteriorada y perjudicada se ha visto en los últimos años.

Una de las primeras llamadas que tuve que hacer nada más aterrizar como Presidente de la Diputación fue al dueño de un restaurante en Düsseldorf para pedirle disculpas en nombre de la Institución por una deuda de 6.000 euros en una comida que había dejado el anterior equipo de Gobierno y que tuvimos que abonar para evitar un procedimiento judicial. Debemos trabajar para devolver a la provincia la imagen que merece para que vuelva a convertirse en el referente turístico que la hace singular. Por esa singularidad, cincuenta touroperadores de todo el mundo han elegido Almería como destino este fin de semana para conocer nuestra diversidad y ofrecérsela a sus clientes. Como dije en mi discurso de investidura, ése es uno de nuestros objetivos, centrarnos en el turismo como fuente de ingresos.

PP, 4; PSOE, 2

Juan Folío
La Opinión de Almería

El Partido Popular obtendrá cuatro diputados por dos del Partido Socialista Obrero Españaol según revela una encuesta de Sigma Dos que publica hoy el diario El Mundo. A nivel andaluz, el PP podría superar en 11,9 puntos al PSOE (49,3 % frente al 37,4 %). El PP ostentaría entre 33 y 35 diputados, entre ocho y diez más que en las elecciones de 2008, y el PSOE obtendría entre 24 y 26, entre diez o doce menos que en los pasados comicios. Por su parte, IU lograría un apoyo del 7,2%, lo que se traduciría en un escaño en el Congreso de los diputados.

EPP ganaría en todas las provincias andaluzas salvo en Sevilla, donde el PSOE ostentaría seis escaños, con un apoyo entre el 43 y 44%, frente a los cinco del PP, que contaría con el respaldo de entre el 41 y 42% de los votantes, y uno de IU, que estaría apoyado por entre el 7 y 8%. En Almería el PP aventajaría al PSOE en dos escaños, logrando cuatro y dos representantes, respectivamente, siendo respaldado el PP por entre el 62 % y 63 % de los votantes y el PSOE por el 28 %-29 %. En Cádiz, serían cinco escaños para los populares, con un 50-51 % de los votantes, y tres para los socialistas con un respaldo que supondría entre un 37 y 38 %. En Córdoba el sondeo da entre tres y cuatro escaños al PP, frente a los dos o tres que lograría el PSOE, lo que representaría un apoyo para el PP entre el 48-49 % y para el PSOE entre el 36-37 %.  En Granada, los votos repartirían cuatro escaños para el PP, con entre un 52 y 53 % de los votantes a favor, y otros tres para el PSOE, que representaría entre el 35 y 36 %.

En Huelva, serían tres escaños para el PP y dos para el PSOE, siendo el 46-47 % de los votos para los populares y entre el 41 y 42 % para los socialistas. En Jaén ambas formaciones políticas tendrían tres diputados, con un apoyo del 48-49 % para el PP y entre un 40-41 % para el PSOE. En Málaga el PP ostentaría entre seis y siete diputados y un 54-55 % de apoyo, frente a los tres o cuatro del PSOE, que tendría entre el 31-32 % de los votos.

Elecciones: la batalla se libra en Andalucía

Juan Folio
La Opinión de Almería

El 20-N está a la vuelta de la esquinas. Las cábalas, sondeos y prospecciones sobre los posibles resultados circulan de mesa en mesa. Según una encuesta de Gad3, el PSOE podría perder entre 5 y 8 escaños en Andalucía mientras que el PP puede ganar entre 5 y 7. El electorado socialista baja casi diez puntos –del 51,9 al 41,2 por ciento–, lo que se traduciría en una reducción sustancial de escaños, al pasar de los 36 actuales a una horquilla que iría entre los 28 y los 31. El gran beneficiado de este cambio de tendencia sería el PP, que en las elecciones de 2008 logró el 38,2 por ciento de los votos, sacando 25 escaños. Según la encuesta de GAD3, los populares podrían obtener un 44,6 por ciento el próximo 20 de noviembre, que traducido a escaños, podría estar entre 30 y 32, lo que supone entre 5 y 7 más que ahora.

El estudio se ha realizado entre el 5 y el 13 de octubre mediante 400 entrevistas telefónicas. La muestra se reparte entre 202 mujeres y 198 hombres.

Si estos datos se confirmaran, el Partido Popular podría ganar al PSOE en Andalucía, lo cual marcaría un hito histórico porque sería la primera vez que los populares sobrepasan a los socialistas en votos en esta autonomía. Izquierda Unida, por su parte, también podría rentabilizar la pérdida de voto socialista y lograr el suficiente porcentaje de votos como para tener escaño en el Parlamento nacional por Andalucía. En 2008 lograron el 5,1 por ciento de los votos y ahora podrían obtener el 6,4.

La participación prevista baja tres puntos respecto a la de hace cuatro años. Entonces votó 73 por ciento de los andaluces mientras que ahora se espera que lo hagan el 70 por ciento. El 81,4 por ciento de los encuestados se muestra convencido de que va a ganar el PP, mientras que sólo el 5,7 cree que lo hará el PSOE.

Carta desde los campamentos de refugiados saharauis en Argelia

Julia Navarro Sarabia
Miembro de la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui de Almería
Cooperante en los Campamentos de Refugiados Saharauis

No quiero que permanezcan en el oscurantismo las vivencias y sentimientos del grupo de cooperantes sanitarios, entre los que se encuentra mi marido, que actualmente están prestando ayuda humanitaria en los Campamentos de Refugiados Saharauis en Argelia. Lamento y condeno el secuestro de los tres cooperantes, a los que deseo su pronta liberación, sanos y salvos. Mi apoyo y solidaridad a sus familiares, amigos y compañeros. También me preocupan las repercusiones que los hechos están teniendo sobre la población saharaui, pudiéndose ver privados de la cooperación internacional, sustento indispensable para su supervivencia. Comparto con la gente de bien, comprometida con los demás por un mundo más justo y solidario, la carta que Diego Fernández, responsable del grupo de cooperantes, me envió con el expreso deseo de que sea publicada. Lo hago desde la serenidad que me da el saber que se encuentran entre amigos, en uno de los lugares en los que yo personalmente he vivido sintiéndome más segura que en mi propio país.

Carta de Diego Fernández sobre el secuestro de tres cooperantes

Madrugada del 25 de octubre de 2011.
Campamentos de Refugiados Saharauis en Tinduf (Argelia).

 
No puedo dormir. Han sucedido a nuestro alrededor hechos gravísimos e inéditos en este refugio. No dejo de elucubrar sobre tales eventos y sobre si me cabe, como responsable del grupo, alguna aportación al conflicto. He decidido que puede ser bueno para los secuestrados y para el resto de cooperantes aquí presentes que relate e intente difundir lo que he visto y oído. Tal decisión ha asentado mi insomnio y me ha llevado a redactar estas líneas.

En primer lugar, necesito transmitir, en nombre de todos los cooperantes sanitarios de nuestra Asociación, el más solidario mensaje de ánimo y confianza a las familias de los tres compañeros secuestrados. Los mensajes que hemos escuchado en persona de las autoridades del Frente Polisario y los responsables de España en la zona son convincentes en cuanto a su absoluta entrega a la localización y liberación de estos amigos.

En las tres reuniones celebradas hasta ahora por instituciones gubernamentales españolas con presencia en Argelia, el domingo, horas tras el atentado, por la AECI (Agencia Española de Cooperación Internacional), y dos, esta mañana y esta tarde, por el Cónsul de España en Orán Sr. José María Rodríguez, nos han pedido encarecidamente a todos los cooperantes que no propaguemos rumores. Tales rumores pueden tanto perjudicar a las familias de los secuestrados como obstruir las negociaciones para su liberación. Hemos aceptado como compromiso tal solicitud. Simultáneamente, la AECI nos ha comunicado que mantiene una cooperación estrecha con el Frente Polisario y con los países de la región y prometen que nos informarán con inmediatez de cualquier novedad relevante, una vez contrastada su veracidad.

El asunto principal que quiero tratar en este escrito, que esbocé mentalmente durante la reunión de esta tarde, es el de la seguridad, que, en estos dos días, se ha convertido en un tema de conversación permanente entre los cooperantes y la población refugiada. Recojo aquí opiniones emitidas por otros cooperantes, que comparto y hago mías propias.

Como breve contextualización, si es que cabe resumir en tres líneas 36 años de exilio en la hamada argelina, diré que los habitantes de los campamentos de Refugiados de la región de Tinduf, en el suroeste de Argelia. son los saharauis, supervivientes al intento de genocidio, que huyeron del territorio del Sáhara Español o Sáhara Occidental durante la invasión del mismo por parte de Marruecos (durante la Marcha Verde). Como es lógico, también habitan aquí sus descendientes que no han llegado a conocer su territorio de origen, que sigue en su mayor y mejor parte militarmente ocupado por este país.


Las Naciones Unidas están representadas y mantienen su presencia en los campamentos a través dos organismos. Uno es la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental), un organismo creado al inicio del conflicto aparentemente para llevar a efecto tal Referéndum en cumplimiento de la legalidad internacional. Esta Misión, que ha consumido ingentes cantidades de dinero para la confortable estancia en sus tiendas climatizadas de cientos de ociosos “cascos azules”, ha demostrado ser un fracaso en cuanto a la consecución del objetivo que la nominaba y debería haber sido su razón de ser.

En la reunión convocada por la AECI de las 11:00 del domingo día 23 de octubre acudieron dos representantes de la MINURSO. Cuando se les preguntó acerca de si su operativo tenía alguna responsabilidad sobre la seguridad de los refugiados y los cooperantes que les ayudan dijeron, risueños como estuvieron toda la reunión (en contraste con los rostros insomnes y compungidos de los cooperantes que habían presenciado el secuestro), que no era el momento de hablar de eso, y se marcharon. Hemos vuelto a o preguntar si la MINURSO puede colaborar para encontrar a los cooperantes secuestrados o mejorar la seguridad de los restantes y nos han dicho que no es su función, que no van a ayudar en esto ni siquiera en una situación de crisis como la actual, nunca antes acaecida aquí.

La otra institución de Naciones Unidas con presencia permanente en los Campamentos de Refugiados es ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados). Entre los mandatos de ACNUR está velar por la seguridad de los refugiados. Sin embargo, esta tarde pasada se nos han revuelto las entrañas a muchos de los presentes cuando se nos comunicó que las instrucciones recibidas por la delegación de ACNUR en la zona es la de que restrinjan su movilidad al máximo, manteniéndose en su base de la ciudad de Tinduf (fuera, por tanto, de los campamentos de refugiados). O sea que se queden quietos los que deben proteger a los refugiados. Daría risa, si no diera vergüenza.

Los Campamentos de Refugiados son unos de los lugares más seguros del mundo y un acto terrorista puede ocurrir en cualquier lugar por muchas medidas que se tomen, como por desgracia bien sabemos los españoles. Las autoridades locales históricamente han manifestado un enorme interés y voluntad, traducidos en actuaciones para velar por la seguridad de los cooperantes. Pero sus capacidades son limitadas, entre otros motivos por tener que defender con sus fuerzas de seguridad la inmensa línea del muro que separa el territorio bajo su control del territorio ocupado ilegalmente (así está calificado por Naciones Unidas) por Marruecos.

Entiendo que la seguridad de los cooperantes debe de recaer sobre las Naciones Unidas, y por tanto, que podríamos estar ante un caso de dejación de funciones. Es contradictorio e insostenible que las Naciones Unidas confíen la seguridad de los refugiados a “un país” que ni siquiera reconocen como nación. Entre los países que así niegan la evidente realidad del Sáhara Occidental está, aunque avergüence decirlo, la metrópoli que aun no ha cumplido el compromiso internacional de tutelar a su colonia en su transición hacia un estado independiente.

Por último, aunque hemos hablado mucho de ello en estos dos días, ignoramos si Naciones Unidas, a través de sus nutridos contingentes en la zona, convidados de piedra hasta ayer mismo según las fuentes oficiales, hubiese prestado sus flamantes todoterrenos, aviones, helicópteros, satélites que todo lo ven… para colaborar en la localización de los cooperantes capturados, si tales hubiesen sido de un país con más peso en dicha organización. In shal-lah (ojalá) aparezcan y estén pronto con los suyos.

Firmado:

Diego A. Fernández. Responsable en los CC.RR. saharauis de Tinduf (Argelia) de la Comisión médico-quirúrgica de AGARASD.

El PSOE gana la batalla del Ebro

Iván Gómez
Periodista
 
Una vez más, el trasvase del Ebro se ha colado en la campaña y ya van unas cuantas. Desde que José Luis Rodríguez Zapatero derogó, nada más llegar al Gobierno, el Plan Hidrológico Nacional (PHN) propuesto por José María Aznar, no ha habido una sola cita con las urnas en las que no apareciera el trasvase de recursos hídricos de las cuencas excedentarias hacia las deficitarias (Valencia, Murcia y Almería). La infraestructura millonaria que recorrería el litoral, a modo de corredor mediterráneo del agua, ha sido arma electoral en las dos últimas legislaturas y el Partido Popular la ha demandado al tiempo que criticaba al PSOE por su decisión de derogar el PHN de forma unilateral.
 
¿Lo prometido es deuda?
A pesar de que en las elecciones generales de 2008 el PP dudó sobre incluir la propuesta en su programa, por la pérdida de votantes en Cataluña y Aragón, finalmente sí hizo una mención que ahora su candidato y presidente, Mariano Rajoy, ha desechado. No quiere saber nada el Partido Popular del trasvase del Ebro y plantea la elaboración de un nuevo plan hidrológico "reactualizado" en función de la actual demanda de agua cuando lleguen a La Moncloa. Eso sí, han sido ocho años en los que tanto Rajoy como el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, y el líder de los populares almerienses, Gabriel Amat, han aprovechado todos y cada uno de los actos en la provincia para reivindicar un trasvase del Ebro del que ahora prescinden. De hecho, fue uno de los argumentos expuestos por el presidente del PP de Andalucía en la campaña de las municipales y en el seno de los populares de la provincia pocos olvidan una de las últimas visitas de Rajoy en la que afirmó que "no iba a parar hasta que el agua del Ebro llegue a Almería".
 
El presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha vuelto a insistir en que el programa electoral del PP en materia de agua "no difiere" del que había en el año 2008 porque mantiene la necesidad de transferir agua desde donde sobra hasta donde falta. Sin embargo, la declaración de Rajoy a El Periódico de Catalunya es clara y rotunda: "El trasvase del Ebro no figurará en nuestro programa electoral". El Partido Popular de Almería tendrá que asumir la derrota de una batalla, la del trasvase, que ya ha suscitado movimientos peligrosos para la provincia. El alcalde de Toledo pide a Rajo que tampoco se realice el trasvase del Tajo.

El programa AGUA, en manos de Acuamed, y las precipitaciones de los últimos años han borrado el fantasma de la sequía y a corto y medio plazo están cubiertas las demandas hídricas de la provincia, a pesar de que la mayoría de las actuaciones contempladas por el Gobierno de Zapatero siguen aún en fase de construcción.

Uno de cada tres andaluces, en paro

Benito Fernández
Periodista
 
Vamos cuesta abajo y sin frenos, de cráneo y sin casco mientras la Junta pone excusas, parches, esconde el bulto y dilapida millones de euros en pagar EREs falsos.  La cifra asusta, 1.232.900 parados o, como los llama eufemísticamente Griñán, "oferentes de empleo", un 31 por ciento de la población activa. Uno de cada tres andaluces está en estos momentos en paro y, lo que es peor, sin muchas esperanzas de encontrar trabajo en los próximos meses. En miles de hogares ya no entra ni un duro. Las peores estadísticas oficiales auguraban que para finales de 2011 Andalucía llegaría al 30% de desempleo. Error. Ya lo hemos superado y ésto tiene camino de seguir creciendo en progresión geométrica. Pero no 'passsa' nada. Aquí nadie dimite. Ni el consejero del ramo, Manuel Recio, que debería cambiar el nombre de su departamento por el de Consejería del Paro, ni el presidente de la Junta. José Antonio Griñán, más ocupado en repartir panfletos en las puerta de los colegios para denunciar los recortes del PP madrileño en la enseñanza. Aquí nadie parece tener culpa de este desastre que tiene sumido a la comunidad andaluza en la más pura inacción. La culpa, como siempre, es de la crisis internacional. Y está visto que esta crisis afecta sobre todo a Andalucía donde tenemos el triple de parados que en Cataluña o el Pais Vasco, eso sí, nuestro parados, según José Antonio Durán y Lérida, viven como Dios ya que se pasan el día tomando vinos y tapitas en el bar con el dinero del PER.

En el debate sobre el desempleo que ha tenido lugar en el Parlamento andaluz uno se quedaba a cuadros cuando oía al presidente hablar de la excelencia educacional, del interés de la Junta porque aquellos jóvenes que abandonaron sus estudios, vuelvan a ellos. Digo yo que será para que no cuenten en la estadística de los parados. Lo único cierto, tal y como denunciaron tanto el PP como IULV-CA, es que el Gobierno andaluz no ha puesto en marcha políticas que pongan freno al desempleo y no parece que los próximos Presupuestos lo vayan a hacer. Hace ahora casi dos años, a principios de 2010, Griñán firmó con empresarios y sindicatos (Santiago Herrero por la CEA, Francisco Carbonero por CC.OO. y Manuel Pastrana por UGT) con todo lujo de fotografías y alharacas publicitarias, el VII Acuerdo de Concertación Social dotado nada más y nada menos que con 19.000 millones de euros. Era, según el presidente de la Junta, la panacea para la creación de empleo, la fórmula ideal para iniciar el camino de la recuperación con el horizonte del 2013. "No estamos planteando en este acuerdo un nuevo modelo productivo, que no se cambia de la noche a la mañana ni es conveniente hacerlo, pero sí dar pasos para reorientarlo", aclaró la consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo.
 
Todos coincidieron en que con este acuerdo se cerró "el mejor instrumento del que hemos sido capaces de dotarnos para un momento difícil que impide hacer previsiones de futuro, incluso sobre creación de empleo". Ese "incluso sobre la creación de empleo" de la última frase de la consejera de Economía, era premonitorio. Pese a esos diecinueve mil millones, alguno de los cuales ya han ido a parar a las bolsas de la CEA y de los sindicatos para los llamados cursos de formación, no sólo no se ha creado empleo alguno, sino que se ha destruido a marchas forzadas y no acercamos a un récord histórico. Toda una condecoración para Pepe Griñán, quien ya tiene experiencia en este asunto ya que obtuvo unos resultados similares siendo ministro de Trabajo con Felipe González. Yo sé de uno que tiene que estar en Madrid haciendo la ola y dándole las gracias a Zapatero por haberle quitado de enmedio antes de tiempo. ¿Verdad, don Manuel?

La única verdad de todo este desastre es que son muchos los miles de andaluces que lo están pasando verdaderamente mal. Que hay que pedirle responsabilidades a unos políticos que no quieren, no pueden o no saben gestionar, que cada euro que la Junta dilapida en coches oficiales, en gastos superfluos y en propaganda es un insulto a cada uno de ese millón doscientos treinta y tres mil parados andaluces. Yo no sé si Griñán aguantará hasta las elecciones autonómicas de marzo, es posible. Lo que sí sé es que Andalucía necesita cuanto antes un cambio de régimen, alguien que intente al menos crear un clima de confianza, dar un nuevo impulso para recuperar una economía sumida en el profundo sueño del conformismo. De momento hablamos del paro. Mañana trataremos el siguiente revés a Andalucía, la reforma de la PAC que, de seguir por el camino iniciado, llevará a la ruina, y también al desempleo a miles de agricultores. Es la Ley de Murphy. Cualquier cosa que pueda ir mal, irá mal...por triplicado. El futuro nos lo pintan más negro aún si cabe.
(diariocritico.com)

Cubanización

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Los datos son  sangrantes: 126.000 almerienses, 1.232.900 andaluces y 4.978.300 españoles no tienen donde ir a trabajar. Por lo que respecta a Almería, la cifra supone el 35,57 % de la población activa, la tasa de desempleo más alta de Andalucía y de toda España.

Estos días hemos conmemorado el XXX aniversario del Estatuto de Autonomía. Será por eso por lo que en mi mente se han revuelto, confusas y sin ligazón alguna, tres reflexiones sobre el momento que vivimos.

La 1ª es ésta. Hace 30 años, cuando encolaba las paredes de mi pueblo para pegar carteles proclamando las bondades del autogobierno, jamás podía imaginarme que, tres décadas después, aquellos yermos campos iban a verse surcados por las vías de un tren que dicen que circulará a 300 kilómetros por hora. Pero tampoco podía imaginarme que uno de cada tres andaluces con ganas de trabajar iba a estar en el paro.

La 2ª. Empiezo a pensar que son unos iluminados quienes creen que, en estas circunstancias, flexibilizar el acceso al empleo es una agresión a los parados. Situaciones excepcionales requieren respuestas excepcionales. Prejuicios políticos trasnochados prefieren practicar la caridad del subsidio de los 426 euros antes que tomar decisiones valientes y atrevidas.   

Y la 3ª. Posiblemente estaré alumbrado por la sinrazón, como casi siempre, pero creo que unos presupuestos que incrementan el gasto corriente y reducen drásticamente la inversión productiva, y así un año y otro, conducen a Andalucía hacia la cubanización social y económica. ¿Fuerte, verdad? Pues es lo que pienso, maldita sea.

Un nuevo protagonismo del Mediterráneo

David Uclés
Director del Instituto de Estudios de Fundación Cajamar

Cuando a partir del siglo XV los marineros portugueses y españoles comenzaron a explorar las rutas del Atlántico y el Índico, no sólo llevaron sus reales estandartes al otro lado del mundo en la búsqueda de oro y especias, también lograron cambiar el eje de gravitación comercial y político del planeta, o al menos de Europa. Desde siempre, la civilización y el comercio se habían movido por las orillas del Mare Nostrum.

Y, aunque el fortalecimiento de la Europa del Norte ya había desviado una parte del protagonismo al Báltico, el viejo Mediterráneo quedó de pronto fuera de juego. Los grandes flujos comerciales ya no lo atravesaban, ni las grandes batallas se dirimían en sus aguas. En España, los grandes puertos mediterráneos cedían protagonismo ante los galeones que atravesaban el Atlántico con sus cargamentos de plata con destino a Sevilla o Cádiz. Las Canarias se convertían en lugar de paso obligado para la preparación de los viajes y la milenaria Ruta de la Seda quedaba relegada para siempre.

La independencia sucesiva de las colonias americanas de sus metrópolis europeas dejó definitivamente claro que el centro del poder económico y militar se alejaba hacia el Oeste. La emergencia de EEUU como potencia planetaria y el papel de Japón en el pacífico ahondaron esta tendencia.

Tan sólo volvió el mar de los romanos a ganar protagonismo a finales del siglo XX, cuando la población del continente africano comenzó a desplazarse hacia Europa, y los vecinos del Norte caímos en la cuenta de la gran bomba demográfica que se fraguaba en nuestra frontera Sur. Entonces comenzamos los europeos a fijar capitales en la orilla de enfrente, propiciando el acercamiento comercial entre la UE y el Norte de África. Finalmente, la explosión de China e India ha permitido que las mercancías vuelvan a circular por el Mediterráneo, buscando acortar las distancias a través del Canal de Suez.

Dentro de este marco estratégico es en el que nos encontramos. Ciertamente es sutil, y lo es porque la competencia del corredor del Noroeste va a ser creciente en virtud del deshielo acaecido a causa del cambio climático, lo que va a permitir un sustancial ahorro en costes y tiempos de navegación.

Volvemos a estar en medio de los flujos comerciales, pasan por nuestra orilla y Almería se encuentra en un lugar geográfico relevante por primera vez en muchos siglos. De ahí la importancia del corredor Mediterráneo, de ahí la relevancia de estar incluido en ese gran circuito que debe atravesar Europa desde el Estrecho de Gibraltar hasta Rusia.

Evidentemente, estar en el corredor es una condición necesaria, pero no suficiente. El eje es una palanca con suficiente capacidad como para impulsar nuestro crecimiento, pero toda palanca necesita un punto de apoyo y la aplicación de una fuerza para que funcione. Almería tendrá la palanca, pero necesitará mucho más si no quiere dedicarse a mirar como pasan los trenes por su territorio. El punto de apoyo debiera ser el puerto. La vinculación de esta infraestructura con el ferrocarril permitiría ampliar nuestro hinterland de forma significativa. Pero también se precisa, como hemos explicado, la aplicación de una fuerza sobre la palanca; y esa fuerza no puede ser otra más que la propia capacidad productiva de la provincia. Es decir, el desarrollo no se logra tan sólo porque un ferrocarril pase por un territorio. Si el tren no tiene necesidad de pararse en él, entonces la riqueza se circunscribirá a la construcción del mismo y al mantenimiento posterior de la infraestructura. La agricultura y su capacidad exportadora son hoy el componente principal de la “fuerza” almeriense. Pero posiblemente necesitemos un poco más de músculo, el conjunto de la estructura económica almeriense debe estar ya repensándose en términos de las nuevas posibilidades que se abrirán de cara al futuro. Ya casi tenemos el tren pasando por delante, ahora hay que lograr que pare aquí.

En este sentido, la elección del tramo interior, el que sigue a grandes trazos la trayectoria de la A92, va a condicionar en gran medida el potencial. Porque van a quedar fuera algunos puntos geográficos con estructuras productivas complementarias de la almeriense (potente agricultura y turismo en todo el litoral entre Málaga y Almería) y que hubieran podido acrecentar nuestra fuerza aplicada a la palanca. Ciertamente, los costes son menores por esa trayectoria, pero la naturaleza mediterránea del eje queda un tanto descafeinada. En cualquier caso, la superación del planteamiento radial en torno a las infraestructuras que supone este corredor, pondrá a Almería en medio del camino y no, como hasta ahora, como estación término.

Almería, campeona del paro

Manuel León
Redactor-Jefe de La Voz de Almería

Lo nunca visto: Almería, tierra de promisión, se sitúa como la provincia española con la mayor tasa de paro de España, un 35,5%. Sólo se le aproxima en este ránking ‘tenebroso’ Ceuta (33%) y Huelva (32%). Así de crudas vinieron ayer las cifras de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre del año (julio a septiembre) para la provincia, que en los últimos tres meses aumentó en 3.400 nuevos desempleados hasta sumar 126.800 personas sin trabajo. Esto supone que cada día que amanece en Almería hay 26 parados más, de ellos cuatro son autónomos que se han dado de baja. Una buena noticia, al menos para este último colectivo, es que, a partir de noviembre, podrían empezar a recibir prestaciones por cese de actividad tras la entrada en vigor de la nueva normativa.

Con respecto a la misma fecha de 2010, el paro provincial ha aumentado en 26.700 personas. No hay apenas un grano de azúcar que dulcifique tanto amargor estadístico. Si acaso, que la tasa de actividad almeriense ha aumentado un 1,5% pasando de las 226.000 personas ocupadas en junio a las 229.500 actuales. La tasa de actividad almeriense es del 63%, lo que hace que sea la más alta de Andalucía. Eso demuestra que una de las características más definidas del mercado laboral almeriense es el alto porcentaje de la población activa (el 98%) que está dispuesta a trabajar y que demanda empleo.

El tercer trimestre es, habitualmente, un buen periodo para la creación de empleo, por el aumento de la demanda en el sector turístico. Sin embargo, tampoco ha servido para evitar que en el mercado laboral almeriense se sigan encendiendo las alarmas rojas.

El ‘santuario’ agrícola

Tan sólo la agricultura está manteniendo unos niveles aceptables de ocupación tras el inicio de la temporada, evitando que el drama del paro sea aún mayor en la provincia. La realidad, desvelada por la Encuesta de Población Activa (EPA), es que la destrucción de puestos de trabajo ha sido tan intensa en la provincia y en el resto de España que este ha sido el peor verano para el empleo en lo que va de crisis (2008). Los nuevos datos laborales evidencian la deriva en la que ha entrado la economía almeriense -al igual que el resto de provincias españolas en mayor o menor medida-, con una ahogamiento financiero cada vez más pronunciado por la falta de crédito.

Los datos de la Encuesta inciden de nuevo en que Almería carece de un modelo productivo que complemente el pulmón que supone la producción y el manipulado de productos hortofrutícolas: No hay más cera que la que arde. Y lo que es peor: para final de año no se barruntan tampoco vientos favorables ni visos de recuperación. La construcción ha vuelto ha evidenciar su retroceso como el sector que más destruyó empleo en el último trimestre. 30.000 familias sin ingresos Este reguero de cifras y porcentaje negativos se vuelve aún más sombrío si se tiene en cuenta que en torno a 30.000 familias almerienses no reciben más prestación que los 426 euros de ayuda temporal. A nivel nacional, España se aproxima a los cinco millones de parados con una tasa del 21% y Andalucía suma 1,4 millones, con una tasa de paro del 30% en septiembre.

Levantarse por la mañana, tomar café y prepararse para no hacer nada


No son los almerienses del mañana: son los del hoy crudo. Los representantes de una nómina compuesta por 126.800 capataces del no hacer nada, porque no pueden hacer nada, más allá de aguardar la loteria de un empleo de cualquier cosa mientras consumen cigarrillos en algún bar de la provincia; mientras se dan una vuelta por los pocos tajos que quedan por la ciudad; mientras hacen equilibrismos para vivir -ellos y sus familias con 426 euros de la ayuda familiar. Como Juanjo Barranco, un peón de albañil que ganaba con creces un sueldo poniendo ladrillo visto hasta hace poco más de dos años en que la empresa para la que trabajaba le dijo que ya no fuese más a la obra. Tiene Juan José 52 años y es un abuelo prematuro de barba rala. Vive de la pequeña paga y de las pocas horas que echa su mujer limpiando casas y con eso dar también alguna ayuda a su hija y a su yerno, también en paro, y con una hija. Vive en Piedras Redondas y clama por hacer algo. Lo que sea con tal de no seguir los lunes al sol. Recuerda Juanjo los buenos tiempos del ladrillo, cuando había jornales a espuertas, trabajando a destajando, ingresando más 2.000 euros en la cuenta todos los meses. Y como él, Juan Antonio, Manuel o Francisco, también empleados de la construcción, encofradores, alicatadores, a los que se les acabó la prestación por desempleo y viven de la ayuda familiar, como el único islote en el que se mantienen rodeados de los bocados de tiburón que da la miseria absoluta: la falta total de ingresos que ha llevado a muchos a poner dos cartones en la Plaza del Educador o en los soportales del Edificio Remasa.

Juanjo es un espolón más de los 126.800 almerienses golpeados por la impotencia de levantarse por la mañana, tomar café, y disponerse a pasar un día con su noche sin hacer nada. Tan sólo vagabundear, merodear por las calles en busca de algún trabajo, en busca de una tabla de salvación que se antoja aún lejana.

Peinando sombras

Juan A. Segura Vizcaíno
Diputado andaluz por el PSOE
 
Hay personas que se plantean la política como un espectáculo, políticos que son capaces de vender su integridad por un puñado de votos. Hoy dicen una cosa aquí y mañana, allí, la contraria. Observen el caso del algunos dirigentes del Partido Popular: con igual desparpajo se plantaron en distintas provincias de Andalucía reclamando el Corredor Ferroviario de Alta Velocidad que más convenía en cada caso: en Cádiz, el Corredor Central; en Almería, el Corredor Mediterráneo; en Córdoba, otra vez el Central y así hasta el infinito de ese universo finito que es Andalucía y sus ocho provincias, en sus idas y venidas por la tierra patria.

Pero es que además, se han permitido la osadía de engañar a los ciudadanos, primero negando la mayor -que las obras para el AVE del Mediterráneo estuvieren en marcha, cuando ya venían de Sorbas para abajo- y más tarde sembrando la duda sobre si el Gobierno del PSOE habría solicitado la inclusión de esta infraestructura dentro de la Red Transeuropea de Transportes como actuación prioritaria. Olvidan que fue el PSOE de Almería el que lo solicitó a la, por entonces, ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

Por suerte aquella ministra y aquel Gobierno hicieron bien su trabajo y expusieron ante la Unión Europea razones de peso para conseguir lo que desde hace algunos días venimos celebrando: que Almería se convertirá en el corazón de Europa, impulsando, vía ferrocarril, el transporte de mercancías y pasajeros, con un plus de inversión por parte de Bruselas.

No todos pueden decir lo mismo; en 2003, cuando se configuró el actual mapa de la Red Transeuropea, el Partido Popular dejó el Corredor Mediterráneo de lado y apostó por el Corredor Central. Más aún, dirigentes del Partido Popular llegaron a cuestionar la posibilidad de que el AVE pudiera transportar mercancías por su trazado, erigiéndose en experto en motricidad para asegurar que las vías no soportarían el peso.

El trazado elegido -que recorre la costa desde Francia hasta Almería y luego atraviesa Andalucía por el interior hasta Sevilla- beneficiará especialmente a la provincia de Almería, ya que no sólo se avanzará en la conexión de nuestra provincia con el levante español, sino que también supondrá un impulso para la conexión de alta velocidad con Granada y Sevilla.

La consecución de esta infraestructura devuelve el significado a la palabra "política" y demuestra que es mucho más que ir cambiando el argumento dependiendo del auditorio, como el músico de la cabra que toca pasodobles o boleros dependiendo del respetable.

Las reservas indias del PSOE

Luis Barbero
Periodista

Tras las elecciones del 22 de mayo, el poder autonómico del PSOE se ha reducido tanto que el mapa político de España es una gran mancha azul en el que los socialistas cuentan solo con dos reservas indias: una en el norte (el País Vasco) y otra en el sur (Andalucía). Dos comunidades muy distantes y muy distintas (por población, extensión, sociología o estructura económica), pero en las que están ocurriendo algunos de los acontecimientos más interesantes de esta precampaña.

El anuncio de ETA del cese definitivo de la violencia abre un escenario lleno de esperanza, pero también de incertidumbres, cuya gestión corresponde a múltiples actores y que, probablemente, durará años. Todavía es pronto para conocer la incidencia que va a tener el fin del terror en la campaña y en los resultados electorales en Euskadi, pero lo que es indudable es que los socialistas vascos, dirigidos por el lehendakari Patxi López, jugarán un papel central.

En Andalucía, sin tanta repercusión, obviamente, se está librando una batalla de calado entre PSOE y PP que trasciende el ámbito autonómico. Por primera vez desde 1996, las elecciones generales y andaluzas no van a coincidir, con disgusto de la dirección federal del PSOE. El motivo es que, tras 30 años de gobierno y con todas las encuestas en contra, los socialistas andaluces han decidido jugarse todo a una carta.

José Antonio Griñán quiere evitar pasar a la historia como el primer presidente socialista que pierde unas elecciones en Andalucía con uno de los grandes debates políticos del momento: los recortes. Su campaña para las elecciones autonómicas de marzo de 2012 se basará en contrastar las decisiones de su Gobierno con las que toman las comunidades del PP y, sobre todo, con las (previsibles) medidas traumáticas que adopte Mariano Rajoy nada más llegar (si llega) al poder. El primer paso se ha reflejado en el Presupuesto andaluz del próximo año, que sortea el tijeretazo y contempla un crecimiento del 1,1% gracias a una subida de impuestos y a que apurará al máximo el límite de endeudamiento.

Lo más significativo es que el presupuesto de Educación, uno de los campos donde se va a dilucidar la batalla electoral el 20-N, sube un 2,5%. El PP sabe que este es el ámbito de confrontación que ha elegido el PSOE, de ahí las declaraciones de Ana Mato acerca de que los niños andaluces estudian en el suelo, un exceso que se le ha vuelto en contra (el caso se refería a una actividad de cuentacuentos para niños de educación infantil en un colegio de Málaga).

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, también es consciente de que este es un escenario del que puede sacar tajada, de ahí que ya hable de “receta andaluza” o “receta madrileña y valenciana” para afrontar las restricciones en las cuentas públicas.

Generacional y orgánicamente, hay otro elemento interesante en la lectura interna de lo que ocurre en el PSOE en el País Vasco y Andalucía. Patxi López (52 años) se perfila como uno de los activos de futuro del PSOE, un asunto que, ineludiblemente, los socialistas tendrán que abordar en no mucho tiempo. Griñán, no. Griñán (65 años) es de la generación que hizo la transición, que está de salida y que se declara felipista convencido (nunca tuvo especial sintonía con Zapatero).

El zapaterismo es prácticamente historia en el PSOE y en Andalucía ni siquiera se ha notado su huella porque los éxitos electorales del pasado le permitieron obviar la revolución que supuso la llegada del todavía secretario general. Es decir, en Andalucía va a haber poszapaterismo, sin haber habido zapaterismo.
Griñán gestiona la herencia institucional y orgánica que dejó Manuel Chaves, en algunos casos complicada (veáse el caso de los ERE fraudulentos), y es consciente de que el PSOE andaluz solo continuará siendo una opción real de futuro si hace cambios profundos. Su problema es el tiempo.

60 de los 350 diputados que están en juego en el Congreso el próximo 20-N se disputan en Andalucía. El PP intenta conquistar el último gran bastión socialista, un territorio que no solo es un granero de votos, sino que es la esencia de lo que ha sido el PSOE en los últimos 30 años (Felipe González, Alfonso Guerra o Manuel Chaves son algunos de los personajes claves de esta formación desde la llegada de la democracia). El PSOE se juega mucho más que un descalabro electoral: un símbolo de lo que ha significado el poder socialista en España.
(El País)

Los datos de la Encuesta de Población Activa

Juan Folío
La Opinión de Almería
 
Llegaron, como cada trimestre, los datos de la Encuesta de Población Activa. Había curiosidad por conocer la evolución de los mismos, tanto a nivel provincial como andaluz y nacional. Los datos básicos a nivel provincial son éstos: Almería tiene en el tercer trimestre de 2011 un total 229.500 trabajadores en activo, 126.800 en paro, un tasa de actividad del 63.35 y una tasa de paro del 35.57, siendo esta última la más alta de toda España. El trimestre anterior tenía 123.400 parados, y su tasa de paro era también un poco inferior, 35,29%, y el primero del año presentó 118.300 parados y una tasa de desempleo de 32.04%. Eso demuestra un incremento constante tanto del número de parados como de la tasa, algo que también se produce en cifras interanuales, ya que en el mismo periodo de 2010 eran 100.100 parados y una tasa de 27,49, y en 2009 hubo 112.200 parados y la tasa era de 30,64, y en 2008 había 74.400 y la tasa estaba en 21,74. Es decir, que en tres años el número de personas sin trabajo en Almería ha hecho algo más que multiplicarse por dos. En términos interanuales, el número de activos aumenta en 13.100 personas, cifra superior a la del crecimiento de la población.

La tasa de actividad permanece prácticamente inalterada respecto del segundo trimestre, situándose en el 60,11%. La femenina desciende 21 centésimas hasta el 52,93%, mientras que la de los varones aumenta 20 centésimas hasta el 67,64%.

La distancia entre las tasas de actividad de españoles y extranjeros es de casi 18 puntos a favor de estos últimos, circunstancia explicada fundamentalmente por la diferente estructura por edades de unos y otros.

Ocupación

El número de ocupados desciende en 146.800 personas en el tercer trimestre de 2011 y se sitúa en 18.156.300. El descenso del empleo afecta más a las mujeres (114.000 ocupadas menos) que a los varones (32.800 menos). El número de ocupados extranjeros baja en 62.200 y el de españoles lo hace en 84.600. Por edades, la ocupación crece entre los jóvenes menores de 25 años. Por el contrario, las personas de 25 y más registran descensos de ocupación este trimestre. El número de ocupados desciende ligeramente en la Industria (1.400 menos). En los demás sectores los descensos son más acusados. En la Construcción hay 59.500 ocupados menos este trimestre, en los Servicios 52.300 y en la Agricultura 33.500.

El número de asalariados disminuye en 113.100. Los que disponen de contrato indefinido descienden en 160.600, mientras que los temporales aumentan en 47.600. La tasa de temporalidad se sitúa en el 26,03%, medio punto más que en el trimestre precedente. El empleo a tiempo parcial disminuye este trimestre en 189.500 personas, mientras que los ocupados a tiempo completo se incrementan en 42.700. El porcentaje de personas que trabaja a tiempo parcial baja 93 centésimas hasta el 13,21%. La variación interanual de la ocupación es del –2,11%, más de un punto inferior a la registrada en trimestre precedente. El empleo se ha reducido en 390.500 personas en un año, de las cuales 277.000 son asalariadas y 116.400 trabajadores por cuenta propia. La disminución interanual de empleo entre los hombres (342.100 ocupados menos) es muy superior a la de las mujeres (48.400).

Desempleo y tasa de paro
El paro aumenta en 144.700 personas este trimestre y se sitúa en 4.978.300. En los últimos 12 meses la cifra total de desempleados se ha incrementado en 403.600. La tasa de paro sube seis décimas respecto al segundo trimestre del año, hasta el 21,52%. El incremento del desempleo se refleja en mayor medida en las mujeres (78.800 paradas más) que en los varones (65.800 más). La tasa de paro masculina aumenta 46 centésimas hasta el 21,04%, mientras que la femenina sube 83 y se sitúa en el 22,10%. A pesar de que la diferencia entre ambas tasas se ha acentuado en este trimestre, se mantiene la composición del paro observada desde el año 2008, con relativamente poca distancia entre las tasas masculina y femenina y mayor número de hombres en paro que mujeres.

Por nacionalidad, el aumento del desempleo se concentra en los españoles (129.600 parados más, frente a 15.000 extranjeros). La tasa de paro de la población extranjera es del 32,72%, más de 13 puntos superior a la de las personas de nacionalidad española.

El desempleo baja en la Industria (23.400 parados menos). En cambio, aumenta en los Servicios (45.900 más), en la Construcción (26.000) y en la Agricultura (7.400). El paro también aumenta entre las personas que perdieron su empleo hace más de un año (en 40.700) y entre quienes buscan su primer empleo (en 48.000).

Movilidad en relación con la actividad

El porcentaje de personas ocupadas que en el trimestre anterior eran inactivas es ahora de 2,71, mayor que el contabilizado en el segundo trimestre. La proporción de parados que estaban ocupados hace tres meses aumenta 1,84 puntos. El porcentaje de parados del tercer trimestre del año que ya lo estaban hace tres meses desciende 3,14 puntos, hasta el 63,41%. El porcentaje de parados que eran inactivos hace tres meses sube en 1,31 puntos.

Hogares

El número de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro experimenta en el tercer trimestre de 2011 un aumento de 57.700 y se sitúa en 1.425.200. Paralelamente, el número de hogares en los que todos sus activos están ocupados desciende en 102.700, hasta 9.058.300. En comparativa interanual, el número de hogares con todos sus activos en paro crece en 132.900 y el de los que tienen todos sus activos ocupados disminuye en 201.700.

De cuando Líjar y Francia firmaron la paz

Pedro Mena Enciso
Profesor de Historia

Nos detenemos hoy en un pueblecito encantador y casi desconocido por muchos: hablaremos de Líjar, uno de los enclaves más pequeños de la Sierra de Los Filabres, pueblo de origen antiguo que en el mes de Octubre cobra inusitado interés por un hecho histórico verdaderamente original y sorprendente. Porque resulta curioso y hasta asombroso pensar que este pequeño municipio de la provincia llegó a declarar la guerra a la todopoderosa Francia. Y, ustedes como yo, nos preguntamos: ¿cómo y por qué pudo suceder semejante hecho histórico? Desde luego, los escasos habitantes del pueblo, con su Alcalde a la cabeza, sí que demostraron un patriotismo apasionado, fuera de toda duda. El detonante va unido al recibimiento frío y distante del que hicieron gala los franceses durante la visita del Rey Alfonso XII (un monarca muy querido por el pueblo) a París. Los españoles se sintieron agraviados e incluso atacaron con piedras la embajada francesa en Madrid y, aunque los franceses se disculparían posteriormente, sin embargo los ciudadanos de Líjar no aceptaron excusa alguna y se sintieron despreciados. Así, vemos que el 14 de Octubre de 1883 Lijar declara la guerra a Francia. Como pueden imaginar fue algo simbólico, que tenía su origen en el sentimiento por una España que el fogoso Alcalde y sus convecinos ven que está siendo ninguneada en la persona de un Rey al que consideran el representante legítimo del país. A continuación, merece la pena reproducir algunos párrafos textuales del Acta declarando  la guerra:

Plaza de Líjar

En la villa de Líjar a 14 de octubre de 1883… se hizo saber al Ayuntamiento, que al pasar por París, el Rey D. Alfonso de regreso de su viaje el día 29 de septiembre último, fue insultado, apedreado y cobardemente ofendido por turbas miserables, pertenecientes a la Nación Francesa. Que el más insignificante Pueblo de de los Filabres, debe de protestar en contra de semejante atentado, y hacer presente, recordar y publicar, que solamente una mujer vieja y achacosa, pero hija de España, degolló por si sola treinta franceses que se albergaron, cuando la invasión del año ocho en su casa. Que este ejemplo solo, es muy bastante para que sepan los habitantes del Territorio Francés, que el pueblo de Líjar… está dispuesto a declararle guerra a toda la Francia, computando por cada diez mil franceses un habitante de esta villa. Pues es necesario que sepa el Territorio Francés, que España ostenta en su escudo, la insignia de más valor que puede ostentar la primera nación del Mundo. Tiene nada menos que un León. Cuenta la Historia Española,  un Sagunto, un San Marcial, Bailén, Zaragoza, Otumba, Lepanto y un Pavía, que ninguna Historia de las que se conocen hasta el día puede presentar ejemplos tan terribles. Que un Carlos I de España, supo hacer prisionero a un Rey Francés, y cuando lo guardaba en Castilla, con cuantas consideraciones se albergan únicamente en pechos Españoles, supo el solo atravesar, la Francia aterrorizando con su figura el Mundo. Que también hubo un Felipe II, que en su reinado supo abarcar de uno a otro confín de la Tierra y que ahora… hay todavía vergüenza y valor para hacer desaparecer del mapa de los Continentes a la Cobarde Nación Francesa. El Ayuntamiento, acuerda unánimemente declararle Guerra a la Nación Francesa, dirigiendo comunicado directamente al Presidente de la República Francesa, anunciando previamente al Gobierno de España esta Resolución…”.

Así pues, no hubo batallas, sólo palabras que perduraron 100 años en el tiempo para, por fin, llegar a “fumarse la pipa de la paz”, un 30 de Octubre de 1983:

“En la villa de Líjar, provincia de Almería, siendo las doce horas del día 30 de Octubre de 1983. Se acuerda firmar la Paz entre Líjar y Francia, tras cien años de guerra incruenta,... Y para dejar constancia firman de una parte los representantes del Estado Francés, y de la otra el Ayuntamiento de Líjar, firmando como testigos autoridades civiles y militares de la provincia y toda la población de Líjar…”.

Y, como muestra de ello, una placa conmemorativa del acto al que acudieron autoridades de ambos paises: “SIENDO REY DE ESPAÑA D. JUAN CARLOS I. PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE FRANCIA FRANCOISE MITTERAND Y ALCALDE DE LÍJAR DIEGO SÁNCHEZ CORTES SE FIRMO LA PAZ EL DIA 30 DE OCTUBRE DE 1983 DESPUÉS DE 100 AÑOS DE GUERRA INCRUENTA”.

Así pues, queridos lectores, aunque hubo que esperar un siglo para poner fin a las hostilidades, el bravo gesto de esta población de poco más de 500 habitantes resultó más bien simbólico y hasta simpático para todos. ¡Viva Líjar!

Andalucía, la que divierte

Juan José Téllez
Escritor y Periodista

Lo cantaba, desgarrado, Pepe Suero: “Andalucía, la que divierte”. Sigue haciéndolo aún. Hay que ver a esos niños de Ana Mato, tirados por el suelo en los colegios andaluces. Igualito que los alegres escolares de Madrid en donde faltan profes pero a los chicos se les beca el uniforme de los colegios concertados. Un toque de clase. Esos puñeteros alumnos meridionales hablan tan rápido, dice Artur Mas, que no se les entiende. Luego el honorable medio se disculpa con que es broma: como el mal chiste que ayer gastó Gregorio Peces Barba en Cádiz sobre el hecho de que España hubiera decidido quedarse con Portugal en vez de con Cataluña en 1640, allá por los tiempos de Felipe IV; lo que motivó que un grupo de abogados catalanes se levantasen más indignados que Magdalena Alvarez cuando Montserrat Nebrera se metió con el habla andaluza.

Malhaya de esos jornaleros del sur que se tocan los cataplines en el bareto con cargo al PER, mientras los mineros asturianos en la misma situación quizá estudien las obras completas de Jovellanos. Cuánto tienen que aprender unos y otros de esos esforzados payeses que preparan con grandes sacrificios el milagro del fuet o de los divulgadores científicos catalanes que van casa por casa anunciando la buena nueva del doble horneado del pan de molde. Andalucía, la que divierte pero no puede divertirse: la de los ERE fraudulentos que no tiene para comprarse un traje como Francisco Camps. Estamos todo el día de feria y eso perjudica sin duda el crecimiento económico y el flujo del crédito. Estamos poniendo en riesgo la buena imagen del Estado español y hace falta crear una legión de malanges para meternos en cintura. Cualquier día, el Ecofin exigirá que la Junta limite los compases por bulerías y la inflación etílica de la manzanilla. O el bueno de Durán i Lleida recomendará a la Organización Mundial de la Salud que el mismo psicólogo que, a su juicio, debiera atender a los gays, podría hacer una iguala para que nos curase a los andaluces del mal de nuestra idiosincrasia.

Pamplinas de los viajeros románticos, antiflamenquismos de Eugenio Noel, pesebres de Sánchez Dragó y Vidal-Quadras, que le llamó cretino a Blas Infante aunque el hombre tuvo la cortesía de visitarnos luego para disculparse. Menos mal que en marzo vendrá gente seria a gobernarnos y a cambiarnos el sombrero calañés por un bombín con organillo. Así que está bien que saquemos pecho y reprobaciones institucionales, pero no estaría de más el albur de plantearnos qué cabría hacer en el futuro para evitar que la realidad imite a ese estereotipo que tanto nos caricaturiza y tanto nos enoja. Ni Jauja ni Villamiseria. Andalucía es la que divierte, pero es la que curra, la que vive y la que sobrevive. Reprobemos a quienes nos usan como muñecos viruteros para ganar un round en el próximo combate electoral. Pero que no nos repruebe la historia. Es posible que nuestros recursos educativos sean mejores que los de Madrid, pero tenemos derecho a exigir más. Está muy bien eso del subsidio pero, ¿no se trataría de ir buscándole a nuestros baldíos otras alternativas que complementen al turismo rural? La mejor defensa es no dejar resquicio alguno –real o imaginario– para que se diviertan a nuestra costa.
(El Correo de Andalucía)

Almería tenebrosa

Kayros
Periodista

El Area de Turismo del Ayuntamiento de Almería ha programado para la festividad de Halloween y Todos los Santos una serie de visitas guiadas a los sitios más tenebrosos de la ciudad que tengan alguna relación con los muertos vivientes. La nota publicada cita edificios emblemáticos como los Refugios de Langle, el Mercado Central, los Aljibes Árabes, la casa de Juan Lirola, la casa de Emilio y el antiguo Casino Cultural. Si ustedes saben de algún lugar siniestro donde haya un cadáver sin enterrar o se oigan por las noches psicofonías terroríficas evocadoras del otro mundo, ya saben donde tienen que informar. Una llamada al Area de Turismo y contribuirán a acrecentar el mapa del terror indígena. Ya puestos a celebrar la cosa americana para diversión de los contribuyentes no hay que andarse con remilgos.

Yo creo, sin embargo, que hoy por hoy, lo más tenebroso que tenemos son los impuestos. A las contribuciones municipales siempre se les ha rodeado de misterio como si fueran excrescencias de ultratumba, pero ahora que estamos en vísperas de elecciones, es insoportable lo que están haciendo con nosotros los muertos vivientes. Para empezar nunca nos enteramos de los manejos eufemísticos del IBI; unas veces nos lo suben porque se había quedado encallado años atrás y otras lo bajan para que podamos respirar en medio de la crisis asfixiante. En realidad todo son palabras porque, al margen de las razones ocultas, lo que el contribuyente nota en su bolsillo es que hay que pagar más.

Los ayuntamientos del PP nos han metido en un jardín de delicias que consiste en que no nos subirán los impuestos pero aumentan el precio de todo lo demás. Suben la basura, suben el agua y suben hasta los bodas de amor que son seguramente lo más indicado para olvidarse del ayuntamiento. Por muy loco enamorado que estés, en El Ejido no se te ocurra casarte en el Castillo Guardias Viejas que te puede costar la broma heráldica 600 euros. Asi que déjate de tenebrosidades que este ayuntamiento con fama de rico se ha quedado como una era después de pasar por ella el trillo de la muerte. Ni Halloween ni leches. Una visita al cementerio y una vela a las ánimas del purgatorio.