Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Almería tenebrosa

Kayros
Periodista

El Area de Turismo del Ayuntamiento de Almería ha programado para la festividad de Halloween y Todos los Santos una serie de visitas guiadas a los sitios más tenebrosos de la ciudad que tengan alguna relación con los muertos vivientes. La nota publicada cita edificios emblemáticos como los Refugios de Langle, el Mercado Central, los Aljibes Árabes, la casa de Juan Lirola, la casa de Emilio y el antiguo Casino Cultural. Si ustedes saben de algún lugar siniestro donde haya un cadáver sin enterrar o se oigan por las noches psicofonías terroríficas evocadoras del otro mundo, ya saben donde tienen que informar. Una llamada al Area de Turismo y contribuirán a acrecentar el mapa del terror indígena. Ya puestos a celebrar la cosa americana para diversión de los contribuyentes no hay que andarse con remilgos.

Yo creo, sin embargo, que hoy por hoy, lo más tenebroso que tenemos son los impuestos. A las contribuciones municipales siempre se les ha rodeado de misterio como si fueran excrescencias de ultratumba, pero ahora que estamos en vísperas de elecciones, es insoportable lo que están haciendo con nosotros los muertos vivientes. Para empezar nunca nos enteramos de los manejos eufemísticos del IBI; unas veces nos lo suben porque se había quedado encallado años atrás y otras lo bajan para que podamos respirar en medio de la crisis asfixiante. En realidad todo son palabras porque, al margen de las razones ocultas, lo que el contribuyente nota en su bolsillo es que hay que pagar más.

Los ayuntamientos del PP nos han metido en un jardín de delicias que consiste en que no nos subirán los impuestos pero aumentan el precio de todo lo demás. Suben la basura, suben el agua y suben hasta los bodas de amor que son seguramente lo más indicado para olvidarse del ayuntamiento. Por muy loco enamorado que estés, en El Ejido no se te ocurra casarte en el Castillo Guardias Viejas que te puede costar la broma heráldica 600 euros. Asi que déjate de tenebrosidades que este ayuntamiento con fama de rico se ha quedado como una era después de pasar por ella el trillo de la muerte. Ni Halloween ni leches. Una visita al cementerio y una vela a las ánimas del purgatorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario